YouTube no hizo nada para moderar los "malos videos" en su plataforma









Lo mejor de YouTube? Innegablemente es la posibilidad de que cualquier persona pueda compartir un vídeo con todo el mundo. El peor de YouTube? Se acaba de ser, al mismo tiempo, la posibilidad de que cualquier persona pueda compartir un vídeo con todo el mundo. Hay serios problemas estructurales en la plataforma de vídeos de Google.

YouTube es un antro de contenido dudoso o promotor de tesis falsas como la Tierra Plana, por ejemplo. Y parece que nada se hace para moderar estos malos videos.

YouTube plataforma de vídeo de vídeo de Google

Lo mismo pod√≠a decirse de las campa√Īas de antiviral, as√≠ como de las m√°s ex√≥ticas teor√≠as de la conspiraci√≥n. Sin embargo, la plataforma de v√≠deos dice que ya es consciente de esta infeliz ocurrencia, afirmando que ya est√° buscando soluciones al problema. Desgraciadamente, en ese tiempo, estos contenidos siguen creciendo.

YouTube es la plataforma de vídeos de Google

Hasta aquí todo bien. Siendo YouTube una plataforma abierta, es normal que sean sometidos contenidos de carácter reprochable. Esto es muy eficaz que sean los filtros ya implementados. Por cierto, no es lo que está aquí en cuestión, sino la actitud de la empresa de Google frente a esta sintomática. O mejor, la falta de acción.

En este momento, la poblaci√≥n ya se ha dado cuenta de que YouTube no es una fuente fidedigna de informaci√≥n. No podemos considerar, por desgracia, una enciclopedia l√ļdica, pues no merece esa credibilidad. ¬ŅLo peor de todo? La culpa no es (s√≥lo) de los creadores de contenido, pero s√≠ y por encima de todo, de la gesti√≥n de esta empresa.





YouTube plataforma de vídeo de vídeo de Google

Antes de que el lector se pueda sentir ofendido por semejantes afirmaciones, evocamos el reciente informe de la agencia Bloomberg. La pieza es extensa, pero se resume a dos puntos ya una motivación Рel beneficio.

Se da clics y promueve el compromiso, por qué restringir el vídeo?

En primer lugar, YouTube sab√≠a, desde hace varios a√Īos, que la plataforma de v√≠deos estaba siendo explorada para difundir contenido t√≥xico o reprobable. Sin embargo, fingi√≥ desconocer este hecho hasta que no puede continuar neg√°ndole o haciendo de cuenta que nada sucedi√≥. La "gota de agua" fueron las campa√Īas antiviacin.

El segundo punto es también su motivación, los clics, el lucro, la interacción o Рengranaje Рla viga maestra de cualquier red social. En síntesis, siempre y cuando la comunidad siga viendo los vídeos, dejando like, comentar, interactuar y compartir, porque no esperar más un poco antes de actuar?

YouTube plataforma de vídeo de vídeo de Google

El caso sigue siendo peor, con la reciente proliferaci√≥n de videos a "explicar" que los tiroteos masivos o masacres no son m√°s que los engullos. Mentiras perpetradas por actores, o que las vacunas causan autismo, sin olvidar la, todav√≠a prominente, teor√≠a de la tierra plana. Pero no tard√≥ hasta que Susan Wojcicki se llamara a intervenir en p√ļblico ya dar declaraciones a la comunidad.

La jefatura de YouTube ha ignorado este flagelo

Perfectamente consciente del uso de la plataforma para difundir contenido moralmente reprobable, la jefatura de la plataforma de vídeos de Google ha cerrado los ojos a todo esto. Por otra parte, al mantener los vídeos en las recomendaciones de YouTube, la plataforma se aseguró de que éstos continuaban generando compromiso.

El equipo liderado por Susan Wojcicki desvalorizó la situación siempre que sea posible. Al mismo tiempo, es cierto que dentro de la empresa existen varias iniciativas para combatir esta situación, sin embargo, están lejos de ser una prioridad. YouTube se llama "Project Bean" o "Boil the Ocean" en una referencia a la dimensión de la tarea.

YouTube plataforma de vídeo de vídeo de Google

De acuerdo con la fuente, desde 2017 se han presentado proyectos de ese género. Sin embargo, la prioridad era mantener a los creadores de contenidos satisfechos, sobre todo en una fase en que éstos expresaron el descontento ante la reducción acentuada en la remuneración y amenazaban con cambiar de plataforma.

Contenidos moralmente reprobables, promovidos por el algoritmo de YouTube

El caso se agrav√≥ despu√©s de 2017. A√Īo en que YouTube perdi√≥ grandes socios e inversores. En vista de esto, la plataforma de v√≠deos de Google tuvo que crear nuevas formas de compensaci√≥n a sus creadores. As√≠, pas√≥ a pagar, no s√≥lo por las vistas, sino principalmente por la interacci√≥n de un v√≠deo o compromiso.

Cuanto más interacción tenía un vídeo, más tracción ganaba dentro de la plataforma Рsistema actualmente en vigor Рal ser promovido por el algoritmo de YouTube y por poderosos motores de inteligencia artificial. Ahora bien, esto ha venido a crear una nueva forma de beneficiarse de la plataforma Рhacerse popular, de todos modos.

YouTube plataforma de vídeo de vídeo de Google

La forma más fácil (y eficaz)? Apelar al sensacionalismo, descartando cualquier obstáculo moral y no tardó hasta tener los primeros casos de "mala viralidad". Sin embargo, la misma fórmula, sigue siendo utilizada por canales dedicados a las teorías de la conspiración del más variado género y temática. Al mismo tiempo, YouTube lo sabía, pero prefirió no actuar, preocupado por las posibles complicaciones al sistema de remuneración.

Sólo en 2017 es que la plataforma de videos comenzó a actuar

Sobre todo ante canales que publicaban contenido altamente reprobable, no quitando completamente, sino cortando sus fuentes de sustento. Esto es, al impedir que los vídeos generaran provechos para los responsables del canal en cuestión y al descartar tales canales de su algoritmo.

Sin embargo, en ese momento algunos de estos canales ya hab√≠an crecido demasiado y, con varios millones de suscriptores, contin√ļan hasta hoy divulgando sus contenidos en la plataforma. Aunque las bases de remuneraci√≥n han sido cortadas, los responsables se escudan en el principio de la libertad de expresi√≥n.

YouTube plataforma de vídeo de vídeo de Google

A su favor, la plataforma de v√≠deos de Google destin√≥ varios millones de d√≥lares al combate de este flagelo. En verdad, en los √ļltimos a√Īos YouTube contrat√≥ a cientos de colaboradores, s√≥lo para este prop√≥sito. Para ver, revisar y atender las denuncias e intentar aplacar el impacto de canales promotores de "mal contenido".

La curaduría humana, la solución?

De acuerdo con un antiguo moderador de contenido, en 2017 la plataforma no ten√≠a ning√ļn protocolo de gesti√≥n de este tipo de contenidos. En otras palabras, la empresa no sab√≠a qu√© hacer ante canales y v√≠deos que divulgaban todo tipo de improperios. Aqu√≠ sobre todo en idiomas distintos del ingl√©s.

Actualmente la plataforma de v√≠deos de Google es m√°s agresiva en la moderaci√≥n de los contenidos. Por cierto, a veces acaba por se√Īalar err√≥neamente un v√≠deo inocuo. Sus algoritmos, sensibles a varias se√Īales de alerta, est√°n aterrorizando a algunos creadores de contenido y la plataforma lo sabe. La soluci√≥n pasa por pedir una revisi√≥n humana – apelar a un moderador de contenido.

Al mismo tiempo, implementa también mecanismos de verificación de la información. Sin olvidar los cuestionarios aleatorios para determinar la satisfacción de los usuarios. Medidas que tardan en surtir el efecto pretendido, pero que son un punto de partida.

¬ŅCu√°l es su grado (0 – 10) de satisfacci√≥n actual con YouTube?

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *