Ya no hay excusa





Estaba en Par√≠s en un almuerzo en compa√Ī√≠a de amigos. Tom√© una foto a mi plato para hacer una referencia a la gastronom√≠a francesa y comparti√≥ en el Instagram. Cagado. En el plato estaba un filete y no era peque√Īo. Primero recib√≠ un mensaje de una sola palabra: "verg√ľenza". Despu√©s, una m√°s larga: "tal vez sea aceptable comer carne de vez en cuando pero promover que lo haces teniendo en cuenta que trabajas en social bueno y sabiendo que te siguen ya no es tan normal". Se sigui√≥ la tercera, cuarta y m√°s unas cuantas que me advert√≠an para mi deber en aprovechar el hecho de que algunos me oir o leer y comunicar lo que es correcto y no lo contrario.





Mi primera reacción fue de "está todo loco", en una de ahora es todo o nada, negro o blanco y no hay nada a medio camino. Sin embargo, el modo defensivo, en cambio, tiene razón en estas reacciones. Por lo tanto no sirve de compensación, pero vamos a escribir sobre esto.

Vivimos en una época en que nuestro impacto negativo en el mundo está a pocas décadas del punto de no retorno. Ya no es tanto sobre como será el mundo para nuestros nietos ni siquiera hijos, es sobre el mundo en apenas unas pocas décadas.

De acuerdo con el informe lanzado el 8 de octubre por el Intergubernamental Panel sobre Cambio Clim√°tico (IPCC), ya no basta limitar el aumento de la temperatura a 2 ¬ļC por encima del nivel preindustrial. Si permitimos que la temperatura global aumente 1,5 ¬ļC por encima del nivel a la que estaba en la era preindustrial o tambi√©n llamada "era natural" entra en un momento de no retorno a la salvaci√≥n de la Tierra, estamos ya en camino del l√≠mite que puede alcanzarse en los l√≠mites durante los pr√≥ximos 12 a√Īos.

Las consecuencias del aumento de 1 ¬ļC ya se perciben, con temperaturas extremas, nueve de los diez a√Īos m√°s c√°lidos de toda la historia se produjeron despu√©s de 2004, el aumento del nivel medio de las aguas del mar ha alcanzado una tasa de entre 10 y 20 mil√≠metros por el doble de la velocidad de los 80 a√Īos anteriores, la disminuci√≥n del hielo en el √Ārtico, este a√Īo vio un m√≠nimo de 1.63 millones de km2, los cient√≠ficos de la NASA Claire Parkinson y Nick DiGirolamo calculan que el hielo marino del √Ārtico perdi√≥ 54 mil km2 desde los a√Īos 70.

Esta información es alarmante y no es una novedad. Desde 1970, poco se ha alterado:

  • la huella humana super√≥ la capacidad de la tierra y ahora se necesitar√≠an 1.6 planetas para proveer recursos de forma sostenible;
  • el √≠ndice de biodiversidad descendi√≥ un 50%, el planeta perdi√≥ la mitad de las especies de animales salvajes en los √ļltimos 40 a√Īos, mientras que la poblaci√≥n de otras especies sigue disminuyendo;
  • la emisi√≥n de gases de efecto invernadero casi se ha duplicado causando el calentamiento global;
  • el mundo perdi√≥ m√°s del 48% de sus bosques tropicales y subtropicales.

La cuestión en este caso es que a diferencia de los eventos geológicos de extinción masiva, esta extinción es causada sólo por un fenómeno Рel ser humano.





Entonces, ¬Ņy yo? ¬ŅY t√ļ? ¬ŅCu√°l es nuestra responsabilidad en esta conversaci√≥n? Comentamos que estamos estropeando el planeta, que el hombre es el peor veneno que la Tierra tiene y que no podemos continuar as√≠. Pero, ¬Ņhasta qu√© punto estamos preparados para comprometer nuestra comodidad para contribuir a un futuro existente? ¬ŅHasta qu√© punto somos capaces de poner el bien mayor delante de nuestro ego√≠smo y comodidad en nuestro d√≠a a d√≠a?

Una de las dificultades es tener la informaci√≥n correcta – existen diversos estudios y art√≠culos que defienden diferentes cosas, por lo que la desinformaci√≥n es tambi√©n un problema. Es m√°s f√°cil cerrar los ojos si los estudios no muestran un camino √ļnico a seguir.

Bueno, para quedar claro, estos cambios están a mi alcance, y, por lo tanto, probablemente al tuyo también.

  • Tener cuidado con la alimentaci√≥n – seg√ļn el INE los portugueses comen un promedio de 108 kg de carne al a√Īo, lo que significa que cada uno de nosotros tiene un impacto de 3,9 toneladas de CO2 en el planeta. Pero cuidar la alimentaci√≥n no significa simplemente retirar la carne, significa percibir el impacto de las plantaciones de soja y de palma que destruyen ecosistemas y bosques. Significa que consumir productos locales y de √©poca debe ser una prioridad y elecci√≥n diaria.
  • No desperdiciar – por un lado, el consumo excesivo de calor√≠as. Hoy el ser humano consume m√°s de lo que necesita, lo que significa que se est√°n utilizando recursos naturales para producir esa comida.
  • Viajar de forma sostenible – Un viaje Lisboa-Londres produce 0:50 de toneladas de CO2, la cantidad de viajes que tenemos que hacer un a√Īo? ¬ŅCu√°l es la mejor forma de viajar, podemos ir en tren? ¬ŅConseguimos comprometer nuestro tiempo para salvar el ambiente, para salvar el planeta?
  • Utilizar el transporte p√ļblico o compartir el coche – en Portugal todav√≠a no hemos decidido dar el paso de veh√≠culo propio para el transporte p√ļblico, a menudo para ganar otros 30 minutos en un d√≠a o tener un mayor control de nuestro d√≠a a d√≠a. ¬ŅPodremos compartir el coche y esperar media hora por un colega?

Y si a nuestras resoluciones de 2018 oa las que hicimos al regreso de las √ļltimas vacaciones juntamos algunas acciones que pueden ayudar a salvar el mundo? Este es uno de los mayores desaf√≠os de hoy. ¬ŅMe siento reclutado, y t√ļ?

Hugo Ni√Īo Aguiar es cofundador y presidente ejecutivo del www.speak.social, cofundador y presidente de la Asociaci√≥n Hacer Avanzar. Fue reconocido por el INSEAD como uno de los j√≥venes empresarios sociales con mayor potencial UNAOC Portugal y uno de los m√°s prometedores en la regi√≥n Euro-Med.

El Observador se asocia a los Global Shapers Lisbon, comunidad del Foro Económico Mundial a semanal discutir un tema relevante de la política nacional vistos a través de los ojos de uno de los jóvenes líderes de la sociedad portuguesa. A lo largo de los próximos meses, compartirán con los lectores la visión para el futuro del país, sobre la base de las respectivas áreas de especialidad. El artículo representa, por lo tanto, la opinión personal del autor enmarcada en los valores de la Comunidad de los Global Shapers, aunque de forma no vinculante.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *