Ya es hora de que los medios desmantelen el circo en torno a Trump y se desintoxiquen





Imag√≠nense al alcoh√≥lico que, de camino a la cl√≠nica de rehabilitaci√≥n donde se va a alojar, decide detenerse en un bar y pasar una semana tomando los √ļltimos borrachos. Es una se√Īal preocupante, nadie lo duda.





Siguiendo parte de la cobertura de esta aterradora transici√≥n de poder, pregunto si la prensa pol√≠tica estadounidense no es el drogadicto que se detuvo en el bar. Los periodistas experimentados contin√ļan cubriendo o destacando cualquier mentira o fantas√≠a escatol√≥gica de Donald Trump en la red social.

Y no importa si el entorno de lun√°ticos y aduladores que refuerzan los enga√Īos de poder del presidente no va a convencer al ej√©rcito estadounidense de apoyar un golpe para anular el resultado de las elecciones. O si el vicepresidente Mike Pence no es un suicida intentar darle la vuelta a las tornas el 6 de enero, cuando presida la sesi√≥n del Congreso para confirmar el resultado de las votaciones en el Colegio Electoral, haciendo oficial la elecci√≥n de Joe Biden.

En la tradición del periodismo que quiere calificar como objetivo, es deber de la prensa permanecer en servicio permanente con el Jefe del Ejecutivo. Incluso en la inmediatez y democratización que traen los medios digitales, toda la información que publican los periodistas es fruto de la deliberación y la edición.

En este nefasto final de la peor presidencia en la historia moderna de Estados Unidos, es una se√Īal preocupante observar c√≥mo Trump fue y sigue siendo tratado por los medios de comunicaci√≥n como un presidente similar a sus predecesores, como si cada tweet absurdo tuviera una consecuencia hist√≥rica.

Hizo que el conteo electoral saboteara una campa√Īa de marketing para cimentar lo que espera sea una post-presidencia en el centro de atenci√≥n permanente.

Trump trajo altos índices de audiencia y nuevos suscriptores a la prensa estadounidense, intoxicado por su ubicuidad, hipnotizado por la generación en curso de escándalos y violaciones del decoro en el cargo.





Como resumi√≥ c√≠nicamente el ex presidente de CBS, Les Moonves, antes de las elecciones de 2016, ¬ęPuede que Trump no sea bueno para el pa√≠s, pero es diab√≥licamente bueno para CBS¬Ľ. O, como la comediante Michelle Woolf le dispar√≥ a una audiencia de corresponsales pol√≠ticos en 2018: ¬ęAyudaste a crear este monstruo, ahora te beneficias de √©l¬Ľ.

En los √ļltimos cuatro a√Īos, un n√ļmero r√©cord de reporteros pol√≠ticos se han unido a los editores de libros para revelar el detr√°s de escena de la era Trump. El ejemplo m√°s infame es el de Bob Woodward, quien grab√≥ a Trump admitiendo la gravedad de la pandemia el 7 de febrero y ocult√≥ informaci√≥n que podr√≠a salvar vidas hasta que public√≥ su bestseller ¬ęRabia¬Ľ en septiembre.

Si todo periodismo es un servicio p√ļblico, la cobertura pol√≠tica se asocia especialmente con la protecci√≥n de la democracia. Tambi√©n es un √°rea m√°s contaminada por la protecci√≥n de fuentes an√≥nimas. ¬ŅHasta qu√© punto es leg√≠timo el ofrecimiento de protecci√≥n si hay delitos o una ruptura institucional aberrante en curso y la fuente tambi√©n es c√≥mplice?

Woodward protegi√≥ a los ayudantes que le hab√≠an arruinado a√Īos de fechor√≠as en la Casa Blanca. Su compa√Īero de fama en la cobertura del esc√°ndalo de Watergate, Carl Bernstein, public√≥ en noviembre la lista de 21 senadores republicanos que continuaron apoyando a Trump, pero admitieron de forma an√≥nima que su reelecci√≥n ser√≠a un peligro para el pa√≠s.

Si hubieran sido honestos con los votantes, habr√≠an aprobado el juicio pol√≠tico el 5 de febrero, y ¬Ņcu√°ntas de las 340.000 muertes en Estados Unidos durante la pandemia se habr√≠an evitado? Ya es hora de desmantelar el circo alrededor del poder moribundo y unirse a un programa de desintoxicaci√≥n.

ENLACE ACTUAL: ¬ŅTe gust√≥ esta columna? El suscriptor puede liberar cinco accesos gratuitos desde cualquier enlace por d√≠a. Simplemente haga clic en la F azul a continuaci√≥n.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *