¿Y si Cristina vuelve?





En primer lugar, una ponderación fundamental: faltan seis meses para la elección argentina y, hasta la presentación de las candidaturas, en junio, ni siquiera sabremos si la ex presidenta Cristina Kirchner disputará. Tiene suelo todavía y el camino es incierto.





Pero en las últimas semanas, el escenario Cristina 2019 ganó una fuerza inesperada. Investigaciones recientes la colocan al frente del presidente Mauricio Macri tanto en el primero como en la segunda vuelta.

Cristina era antes considerada como una candidata de "piso alto y techo bajo": tenía un electorado cautivo y numeroso, pero el mayor rechazo entre presidenciables. En una segunda vuelta, sería poco competitiva.

La novedad es el creciente rechazo a Macri, alimentada por la recesión, la devaluación cambiaria, proyecciones de la mayor inflación anual desde 1991 y el retorno a la alquimia de precios tabulados (aunque a una escala reducida).

Su aprobación, que ya estuvo en la casa del 70%, fue a parar en el 30%. Y el 65% de los argentinos dicen que las políticas macristas los dejaron más pobres.

"En la disputa entre los menos peores, claramente ganamos", dice Juan Durán Barba, el estratega de campaña de Macri.

Tal vez. Pero los fantasmas del escenario Cristina ya están sueltos en el noticiero. El más visible de ellos es la expectativa de un default: esta semana, el riesgo país alcanzó niveles de 2014, cuando quedaba claro que los "fondos buitres" vencerían la disputa judicial en EEUU. Hay otros, como las ocho acusaciones de corrupción contra Cristina.





En Brasil, la resurrección kirchnerista impondría un choque en dos temas clave. El primero es el futuro del Mercosur y de la política comercial brasileña. Cuando, tras la elección de octubre, Paulo Guedes dijo que Argentina y Mercosur "no eran prioridades", Macri se asustó. Pero el temor pasó con su visita a Brasilia, en enero. El presidente argentino volvió a casa con garantías de que Brasil apostaría por una modernización profunda del Mercosur.

La estrategia brasileña tiene dos focos: reducir el arancel externo común (TEC) y cerrar las negociaciones con la Unión Europea, la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC) y Canadá.

Los brasileños propusieron un corte lineal de tarifas a comenzar por insumos y bienes de capital. Argentinos pidieron una negociación por sector y calma hasta la elección.

Un escenario Cristina, con un giro proteccionista, enterraría el diálogo y haría que Brasil dejara de lado el Mercosur para actuar solo. Sería un cambio estructural en nuestras relaciones exteriores.

El segundo tema es Venezuela.

Ferrenamente chavista, el kirchnerismo aflojaba el cerco regional al régimen de Nicolás Maduro. De las tres mayores economías latinoamericanas, dos -Argentina y México- rechazaban la idea de que Juan Guaidó es el legítimo presidente en Caracas.

Los sectores del gobierno brasileño que alardean el mito del Foro de São Paulo verían al nuevo gobierno argentino como enemigo.

Ayer, Bolsonaro dijo que la victoria de la oposición argentina creará "una nueva Venezuela". Macristas se molestaron.

El presidente hará dos viajes a Argentina en los próximos tres meses -la primera, en junio, será recibido en la Casa Rosada. Su imagen es muy negativa entre argentinos. Si se convierte en tema de campaña, quedará otro pepino a Macri.

Las opiniones anteriores no reflejan la posición institucional del Consejo de las Américas.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *