¬ŅY de la crisis del PS? ¬ŅNo se habla?





En la semana en que dos dirigentes del PS son detenidos por corrupci√≥n, un ex secretario de Estado del PS es condenado por corrupci√≥n y se sabe que un ex l√≠der del PS escondi√≥ un ruinoso pr√©stamo de 350 millones de euros a Joe Berardo, ¬Ņdecide discutir qu√©? La "crisis" del centro-derecha, mi querido lector, la "crisis" del centro-derecha.





No hay manera de observar esto sin sentir una profunda verg√ľenza – como ciudadano, principalmente. Que la derecha enfrenta grandes desaf√≠os no es novedad para nadie. Que Marcelo Rebelo de Sousa no resiste a hacer an√°lisis pol√≠tico tampoco. Pero el modo como la plaza p√ļblica se dej√≥ llevar por ese c√≥smico t√≥pico que es ¬ęla crisis del centro-derecha¬Ľ dice mucho sobre la inversi√≥n de prioridades que vive el pa√≠s.

En democracia, hay vencedores y derrotados – es as√≠. Si le quieren llamar ¬ęcrisis¬Ľ, est√©n a gusto. Pero un partido que en una semana banaliz√≥ la corrupci√≥n en el desempe√Īo de funciones y normaliz√≥ la mentira como t√°ctica parlamentaria no est√° tambi√©n -y m√°s gravemente- en "crisis"?

En una sociedad debidamente escrutada, y con un pingo de dignidad, no era posible el partido de gobierno andar a venderse como fuerza pol√≠tica anticorrupci√≥n en un d√≠a para rechazar comentar los casos de corrupci√≥n que asolan su poder local dos d√≠as despu√©s. Ya era un tanto abusivo a los nuevos portavoces de la √©tica en la pol√≠tica ser los antiguos defensores de Jos√© S√≥crates-siendo uno de ellos hasta lleg√≥ a la presidenta de la Asamblea de la Rep√ļblica-, pero en el pa√≠s en que el esclarecimiento sobre casos de nepotismo es pronunciado por Carlos C√©sar, de hecho, no hay l√≠mites para el abuso. Esta semana, eso fue lo que se vio.

El PS tiene que decidir si quiere ser un partido verdaderamente activo contra la corrupción o un partido cuyo silencio no significará más que complacencia ante su propia identidad. Como ciudadanos, insisto, no podemos dejar que quien ejerza poder permanezca en ese limbo moral Рentre decir que está en contra pero practicar a favor. Como ciudadanos, más que análisis políticos a la derecha oa la izquierda, tenemos el deber de exigir más de nuestros representantes políticos. Sin autarcas en prisión domiciliaria, sin eurodiputados con rasgos de lobyismo, sin la conveniencia de la mudanza ocasional.

De lo contrario, permaneceremos en este estado de indignidad colectiva y de impunidad de algunos. Y esos son algunos que nos gobiernan. Sobre su crisis, sin embargo, no se hicieron portadas de periódico.





Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *