¬ŅY ahora c√≥mo ser√°?









¬ŅQu√© va a ser? El triunfo de la liberaci√≥n patranolog√≠a

¬ŅC√≥mo se llamaba el ni√Īo asesinado hace unos d√≠as por la polic√≠a angole√Īa en un mercado de pescado en Benguela? Ten√≠a 14 a√Īos de edad. Y los otros 21 dispararon en Rocha Pinto porque no llevaba m√°scara, ¬Ņc√≥mo se llamaba? Fue desafortunado que no fueran afroamericanos durante la administraci√≥n Trump. ¬ŅY qu√© hay de esa mujer que fue golpeada por las fuerzas de seguridad en Guinea-Bissau porque no sali√≥ del balc√≥n? ¬°Incluso si la agresi√≥n pudiera enmarcarse en una perspectiva de los abusos del colonialismo heteropatriarcal blanco!

Solo la geograf√≠a ha cambiado en la mistificaci√≥n de la supuesta lucha contra el racismo y el colonialismo porque la mistificaci√≥n contin√ļa: hace 45 a√Īos se grit√≥ que √Āfrica iba a ser para los africanos y se garantiz√≥ que las naciones libres florecieron en todo el continente. Todo lo que no encajaba en la red de liberaci√≥n era el racismo. Hablando de lo que fue quiz√°s la mayor masacre de portugueses, el 7 de septiembre de 1974 en Mozambique. Fue racismo. ¬ŅDenunciar el tiroteo de los comandos negros de las fuerzas armadas portuguesas en Guinea? Estaba jugando el juego racista. ¬ŅAdvertir sobre las consecuencias en la vida de las personas, ya sean negras, blancas o mulatas, de la persecuci√≥n que se estaba haciendo en Angola a los comerciantes? Fue racismo. Y el racismo obviamente era decir que solo hab√≠a tiran√≠a y cleptocracia en los movimientos que Europa y Estados Unidos dec√≠an de la liberaci√≥n. (La URSS y China tambi√©n, obviamente).

Cuando la utop√≠a de la liberaci√≥n de √Āfrica termin√≥ en una sucesi√≥n de reg√≠menes grotescos, las periferias urbanas de varias ciudades europeas se llenaron de personas que hu√≠an de la miseria y las guerras. Pero los cr√≠menes del colonialismo y los fracasos del colonialismo continuaron siendo denunciados. ¬ŅY los lanzamientos que nunca fueron? ¬ŅCu√°ndo hace balance esta tragedia? Los africanos arriesgan sus vidas huyendo de su continente ¬Ņpor qu√©?

La capa de silencio que cayó sobre las consecuencias de estas llamadas liberaciones permitió la proliferación de esta patranología, que es la reducción de la esclavitud a un fenómeno de esclavos negros esclavizantes. También permitió que la esclavitud sobreviviera en geografías donde no se podía culpar a los blancos, como es el caso en Mauritania.

Pero no solo, los argumentos de victimizaci√≥n est√°n all√≠ nuevamente como si no tuvieran lastre. Las consecuencias habituales: pobreza y exclusi√≥n para quienes caen en la red de libertadores. Sillas, presidencias de fundaciones y centros de investigaci√≥n para libertadores. En Europa y Estados Unidos, por supuesto. Los afrodescendientes est√°n siendo carne de ca√Ī√≥n para los libertadores del siglo XXI al igual que los africanos para los libertadores del siglo XX.





¬ŅQu√© va a ser? Todo ser√° aceptado si se presenta como una lucha contra el mal.

¬ŅQu√© har√≠a HBO si tuviera en su cat√°logo una pel√≠cula sobre Do√Īa Ana Joaquina, una mulata de Luanda (1788-1859), un rico hombre de negocios, due√Īo de tierras y barcos y uno de los m√°s grandes traficantes de esclavos de su tiempo? … Pregunto qu√© libros , pinturas, estatuas, tapices, pel√≠culas … ¬Ņescapar√°n del tamiz de pensar que el pasado deber√≠a ser igual al presente? Discutir el racismo en ‚ÄúY todo lo que tom√≥ el viento‚ÄĚ o el esc√°ndalo del padre Ant√≥nio Vieira es una trampa porque significa aceptar participar en un sentido contrario: el pasado es solo eso, el pasado.

¬ŅNo dijeron que deber√≠amos luchar contra la censura? ¬ŅNo est√°n los d√≠as del l√°piz azul sin nombre detr√°s de nosotros? Ahora, ahora, todo esto fue en los d√≠as en que la censura era censura y no una lucha contra el discurso de odio. Ahora la censura se llama combatir el discurso del odio y no hay escasez de personas que est√©n dispuestas a ser censores, dicen activistas, en nombre de esa lucha (hay m√°s combates para otros censores). Empresas, universidades, artistas … tienen prisa por querer practicarlo. Incluso compiten para ver cu√°l trabaja m√°s duro. Lo que lleva su celo m√°s all√°: mientras abarrotan su discurso con referencias a lo que ha sido prohibido en el pasado, ellos mismos est√°n prohibiendo las conferencias y justificando la eliminaci√≥n de libros de las bibliotecas.

Nos enga√Īaron, ¬Ņno? Nos prometieron un futuro diferente del pasado y, despu√©s de todo, todo lo que aborrecemos en el pasado regresa sin verg√ľenza de lo que es. HBO justifica con las palabras de una sala de redacci√≥n de la escuela primaria que elimin√≥ de su cat√°logo ¬ęY todo lo que tom√≥ el viento¬Ľ: ¬ęEs una pel√≠cula de √©poca que retrata prejuicios √©tnicos y raciales que, desafortunadamente, eran comunes en la sociedad estadounidense. Representaciones racistas que no eran correctas en ese momento y contin√ļan hoy. HBO Max cree que mantener el t√≠tulo sin una explicaci√≥n o queja ser√≠a irresponsable. Estas representaciones son contrarias a los valores de WarnerMedia y, por esta raz√≥n, cuando HBO Max vuelve a incluir la pel√≠cula en su cat√°logo, ser√° a trav√©s de una explicaci√≥n de su contexto hist√≥rico y denuncia de ellas, as√≠ como mostrar c√≥mo fueron creadas originalmente, ya hacerlo de otra manera ser√≠a asumir que estos prejuicios nunca existieron.¬ę

Estos monstruos gritones, ignorantes, con una apenada superioridad moral, no tienen el derecho de imponerse como tutores de lo que vemos, o√≠mos y estudiamos. Mucho menos destruir y hacer cumplir su derecho privado. ¬ŅHay alguien ofendido? Entiendo perfectamente. Encuentro mucho de lo que ves y oyes ah√≠ fuera insoportablemente malo y tonto. Pero nada me da derecho a exigir una prohibici√≥n.

¬ŅQu√© va a ser? Las castas privilegiadas del r√©gimen luchar√°n para demostrar cu√°l es el m√°s responsable.

En Lisboa, un edificio ocupado pas√≥ en segundos para apoyar a los necesitados. ¬ŅPor qu√©? Porque quien lo ocup√≥ est√° en el lado derecho del poder dentro del Ayuntamiento de Lisboa (CML) y las salas de redacci√≥n. En otras palabras, BE. Nadie descubri√≥ por qu√©, en 2016, dej√≥ la CML para apoyar en esa misma √°rea de Arroios, un centro de apoyo para personas sin hogar administrado por la Iglesia. (En ese momento, CML declar√≥: ¬ęExiste una metodolog√≠a de trabajo del centro parroquial que no es coherente con el programa municipal para apoyar a las personas sin hogar en el Ayuntamiento de Lisboa y, aparentemente, no puede resolverse¬ę. ¬°Aparentemente, esa reuni√≥n folcl√≥rica que ahora ocupaba el edificio ya tiene una metodolog√≠a acorde con el programa municipal!) Mucho menos alguien tuvo la curiosidad de investigar c√≥mo los ocupantes ilegales aplicaban las innumerables reglas que gobernaban a todos y cada uno de los que pusieron sus hombros en la tarea de ensamblar. un centro de apoyo para personas sin hogar fuera del activismo de extrema izquierda: ¬Ņexist√≠a el proceso individual ¬ęactualizado permanentemente¬Ľ para cada usuario? ¬ŅSe public√≥ la licencia de funcionamiento en un lugar visible? ¬ŅQu√© pasa con las ¬ęcondiciones de admisi√≥n, criterios y procedimientos¬Ľ? Huelga decir que esto no es tan importante porque es extremadamente importante: si la administraci√≥n de dicho centro no fuera de esa tropa de Fandanga, ser√≠a suficiente hablar sobre ilegalidades, situaciones de riesgo y la amenaza de multas.

Pero si esto es lo que sucedi√≥, esto es lo que suceder√°: tendremos m√°s ocupaciones. Por ahora, los intentos de desalojo ser√°n penalizados: muy convenientemente se se√Īala a los guardias de seguridad que desalojaron el edificio como capaces de ejercer funciones que est√°n prohibidas. En la pr√≥xima ocupaci√≥n casi no habr√° vacaciones. En los primeros d√≠as, dir√°n que un centro antirracista operar√° en el edificio ocupado; una asociaci√≥n cultural; un centro de apoyo a v√≠ctimas … Ni siquiera entonces. BE demuestra su superioridad a la ley en Almirante Reis. CGTP en Alameda. El PCP en la fiesta. Mientras tanto, a la polic√≠a se le ordena incautar albahaca de papel en los balcones de los barrios populares. Para el pr√≥ximo a√Īo, la albahaca puede ser obligatoria. No importa: normalizar lo absurdo nos ha dado forma para aceptar abusos de poder.

¬ŅQu√© va a ser? Exigir seguridad es un crimen para quienes viven fuera de la burbuja de castas.

12 de junio. Amadora El hombre ataca y deja inconsciente a PSP que defendi√≥ a la mujer y al beb√©. El agresor entr√≥ en la habitaci√≥n de la ex pareja a trav√©s de la ventana, donde tambi√©n estaba presente su hija, una beb√© de 20 d√≠as. Multa. El conductor del autob√ļs de la compa√Ī√≠a Vimeca fue apu√Īalado este viernes, mientras intentaba evitar que los pasajeros ingresen sin pagar en una parada de Lisboa. Un comerciante fue brutalmente golpeado por un cliente, quien le pidi√≥ que usara una m√°scara protectora contra Covid-19 para ingresar al establecimiento que posee, en Campo Pequeno, en Lisboa.

En la ciudadela, ese mundo donde la casta se pone la máscara para ir en bicicleta o en automóvil a los espectáculos que alaban al régimen, pronto dirán que esta noticia es populista. Estos episodios son de interés solo si en alguno de ellos se detectan signos de violencia policial. O incluso pruebas más serias de que las víctimas reaccionaron.

Los gobiernos, como los franceses, env√≠an a la polic√≠a para acusar a los manifestantes cuando se sienten directamente amenazados. Recuerdo que este amado por los euros por venir, es decir, el presidente Macron, tuvo que ser retirado de un teatro en medio de una exhibici√≥n de fuerza que en otro contexto y con otros protagonistas habr√≠a motivado una cadena de noticias ( ¬ŅEst√°s viendo los t√≠tulos con Trump?) En Espa√Īa, Pablo Iglesias, el que aborrec√≠a a los polic√≠as y defend√≠a las reuniones en la puerta de los gobernantes de derecha, ahora tiene su casa custodiada por docenas de medidas de seguridad efectivas y extremadamente duras. Pero seguro en su ciudadela de burbujas, todo parece excesivo para garantizar la seguridad de aquellos que tienen que usar el transporte p√ļblico, vivir en los suburbios o tener un peque√Īo negocio y no pueden pagar un guardia de seguridad (en muchos casos , guardias de seguridad y polic√≠as ya se est√°n acumulando en Portugal en el llamado gratificado). Hablar de nuestra seguridad es un derecho que dejamos que se retire. Podr√≠a haber sido de otra manera, pero preferimos el enga√Īo a la verdad y el tacticismo al coraje.

Occidente es ahora una ciudad grotesca y abierta cuyos gobernantes se han retirado a sus ciudadelas mientras env√≠an a su gente a la penitencia ante las turbas a las que les queda: cubra esta estatua. No digas la palabra descubrimientos. No veo esa pel√≠cula. No leas ese libro … Paga impuestos, especialmente paga impuestos. Directo e indirecto. Adem√°s, las tarifas que eran solo para los ricos y siempre terminan siendo pagadas por los pobres.

Hace unos meses, estos gobernadores otorgaron el estatus de especialista en econom√≠a, clima y relaciones internacionales a una ni√Īa que solo conoc√≠a los micr√≥fonos de los periodistas y la asignaci√≥n de sus padres. Luego llegaron las advertencias de los cient√≠ficos de que se avecinaba una epidemia y los mismos gobernantes que anteriormente confiaban en un adolescente para decirnos c√≥mo deber√≠amos gobernarnos a nosotros mismos y salvar al mundo del apocalipsis, dijeron que no ser√≠a nada. Luego dijeron que ser√≠a el fin del mundo si no hac√≠amos lo que dec√≠an, un d√≠a diciendo una cosa y la otra el otro d√≠a. Ahora hacen inventarios de estatuas para esconder.

Est√°bamos equivocados, est√°bamos equivocados y est√°bamos equivocados.

Nos prometieron libertad y terminamos siendo observados m√°s que nunca.
Nos prometieron igualdad y terminamos divididos en variedades de uva.
Nos prometieron paz y terminamos viviendo en guerra con nosotros mismos.

Terminamos rodeados.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *