Vota a Marcelo, ¬Ņpara qu√©?









El convicto. Este es Marcelo los lunes. Quien, dicen, en su segundo mandato, como ya no necesita ser reelegido, mostrar√° sus convicciones. No es menos importante imponerse en el PS. El problema de Marcelo, el convicto, o ¬ęMarcelo das Mondays¬Ľ es que las convicciones de Marcelo no se conocen o se han conocido precisamente porque pueden ser una cosa o su opuesto. En cuanto al segundo elemento de Marcelo, O Convicto, imponi√©ndose en el PS y la forma en que est√° capturando al Estado, es dominio del puro misterio (o fe) asumir que en un segundo per√≠odo Marcelo har√° lo que nunca antes hab√≠a hecho. , especialmente cuando, para ser elegido, ahora necesita el apoyo de los socialistas. ¬ŅApoyar√° el PS la reelecci√≥n de Marcelo para que pueda establecer l√≠mites?

Lo que está en juego, por lo tanto, no es la posibilidad de que Marcelo afirme sus convicciones, admitiendo que las tiene, antes que nadie, especialmente si ese es el PS. Lo que Marcelo, el convicto, ahora quiere es que el electorado que lo puso en Belém y que despreciaba como si le causara urticaria durante su mandato, lo apoye para que él, Marcelo, no se debilite en manos de los socialistas.

El h√°bil. Este es Marcelo los martes. Un ser muy inteligente y altamente calificado que siempre est√° metiendo a alguien en su bolsillo (el lenguaje pol√≠tico en Portugal es cada vez m√°s una conversaci√≥n de ni√Īos: son los bazukas, la puesta en el bolsillo, lo super esto y lo super …)

En este poner y sacar de los bolsillos, Marcelo el hábil António Costa está en su bolsillo (lo contrario también es cierto) y se supone que los demás, deslumbrados por la ilusión de todo esto, apoyan a Marcelo porque es un maestro en el arte de poner a los políticos en su bolsillo. Te has visto votando por peores razones pero nunca tan tonto.

Además de las consecuencias que esta prestidigitación frívola ha tenido en la vida del país, Marcelo sobreestima su capacidad hasta el punto de perder la noción de ridículo y riesgo, ya que incluso ahora se vio a sí mismo con sus sucesivas declaraciones en el caso de Novo Banco-Mário Centeno o el 1 de mayo celebraciones. La desventaja de tanta habilidad es que Marcelo nunca se considera responsable de nada.

Popular. Este es Marcelo los mi√©rcoles. Y es el lado m√°s siniestro del actual presidente porque la popularidad de Marcelo ya no es un medio para convertirse en un fin. Pero resulta que, al tratar de ser popular a toda costa, Marcelo perdi√≥ votos entre quienes lo eligieron en 2016 y no se sabe cu√°ntos gan√≥ entre la izquierda. Marcelo, Popular, ahora cuenta con el apoyo del PS. ¬ŅPero seguramente ese apoyo vale cu√°ntos votos? Los partidos no votan. Aquellos que leyeron los peri√≥dicos esta semana podr√≠an incluso creer que s√≠, que Ant√≥nio Costa ya estaba depositando los votos de los votantes socialistas en cualquier urna colocada para ese fin en AutoEuropa. Pero debemos preguntarnos: ¬Ņcu√°ntos socialistas abandonar√°n su hogar para votar por Marcelo Rebelo de Sousa? Recuerdo que el electorado socialista no ha tenido un candidato presidencial para ganar desde 2006, a√Īo en que, bajo la candidatura de Cavaco Silva, el PS se dividi√≥ entre M√°rio Soares y Manuel Alegre. Obviamente el PS perdi√≥. Como perdi√≥ en 2011. Y en 2016. En 2021, votar por Marcelo puede ser visto por los l√≠deres socialistas como un voto √ļtil, ¬°y realmente lo es! – pero para que miles de socialistas hagan cola el pr√≥ximo enero con el objetivo de votar a Marcelo, se necesita m√°s, mucho m√°s que la voluntad de quienes gobiernan el PS.





La √ļltima fortaleza. Este es Marcelo los jueves. El hombre que asegura que el PS no controla todo y a todos. La imagen de Marcelo, √öltima Fortaleza puede ser tentador pero es sobre todo un espejismo peligroso. Marcelo no solo no fue un basti√≥n para la hegemon√≠a del PS, sino que contribuy√≥ activamente a la irrelevancia de la derecha. Primero, porque trata mal la comparaci√≥n con otros l√≠deres del PSD, como son los casos de Cavaco Silva o Passos Coelho. Entonces, porque da por sentado que los votantes de derecha no son responsables. De ah√≠ la importancia de una candidatura a la derecha, una candidatura que aprovecha la oportunidad brindada por los candidatos presidenciales para romper la fortaleza que Marcelo realmente construy√≥ y que no es lo que contiene a la izquierda, sino la que acorralaba a la derecha en una especie de barbecho. espera el momento correcto en el que nunca es, el l√≠der correcto que nunca tiene y la brillante estrategia que nunca brilla para afirmarse como una alternativa.

La transversal. Este es Marcelo los viernes. Para que Marcelo pueda movilizar los votos socialistas y recuperar los votos de aquellos que ahora dicen que lamentan haberlo elegido, necesita candidatos extremistas a su izquierda y su derecha. En ese sentido, el fantasma de Andr√© Ventura es √ļtil para √©l. Una candidatura con un discurso radical en la izquierda tambi√©n carece de poder afirmar esta transversalidad. Marcelo el transversal, necesita radicales para que ocurra su transversalidad.

… Y la semana termina aqu√≠ no porque no haya Marcelo los s√°bados y otro los domingos, sino porque deben reservarse dos d√≠as para reflexionar sobre lo siguiente y en este orden: ¬Ņc√≥mo Marcelo termin√≥ imponiendo su candidatura en 2016? ¬ŅC√≥mo se puede evitar que vuelva a ocurrir un fen√≥meno similar en 2026? No, no me equivoqu√©, las presidenciales que deben prepararse son las de 2026. Y eso comienza a tratarse en 2021.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *