Volando sobre el nido de un cuco (3): Portugal a raíz de la crisis de Covid-19









Un d√≠a, llegando en junio / julio de 2020, la fase final de la crisis actual (¬Ņser√°? …), ser√° importante pensar y planificar el futuro como Sociedad y Pa√≠s, para que el cambio en los comportamientos y los modelos sociales que se avecinen tengan un impacto en un Reavivamiento nacional (pol√≠tico-econ√≥mico) que impondr√° con fuerza una nueva forma de hacer pol√≠tica: nuevos l√≠deres y nuevas metas.

Debido a la inserci√≥n y el compromiso del pa√≠s con la Uni√≥n Europea y la OTAN, tendremos que, desde el principio, decidir que nuestro plan de recuperaci√≥n / evoluci√≥n econ√≥mica / social, se integre en lo que seguramente surgir√° en el eje democr√°tico Europa / Am√©rica: un segundo ¬ęPlan Marshall¬Ľ.

Por esta raz√≥n, no podremos tener una pol√≠tica interna para los zigzags, al gusto de Costing Gadgets de oportunismo y navegaci√≥n abierta, en la ola de circunstancias favorables. Este es el momento en que, en el viaje de Bartolomeu Dias, los barcos tuvieron que alejarse de la costa africana y avanzar, seg√ļn el plan, a trav√©s del Atl√°ntico desconocido, y luego, con vientos y corrientes a favor, finalmente llegando y pasando en el sur de √Āfrica, Cabo das Tormentas, que fue, despu√©s, el de Buena Esperanza para los portugueses, en ese momento como en los tiempos de hoy y de ma√Īana.

Aquí, en el distrito, los pájaros cantores y los situacionistas modernos dirán: la crisis es grave y nunca se ha visto, pero la resolveremos sin recortes (!), Que son prerrogativa de la Troika y del gobierno de derecha que nos sacó de la bancarrota. (!), como si esto fuera posible (?), con una fórmula de más de lo mismo, lea, es deseable un segundo artilugio. Vamos por partes:

La crisis es ciertamente grave a escala nacional (PIB con una ca√≠da de m√°s del 10% y desempleo y quiebras en un crecimiento acelerado), en un pa√≠s con una deuda muy superior al 130% del PIB, pero que, hace dos meses, era del 120% y fue del 60% en 2006 (PS / S√≥crates). Es grave a escala europea, en una Uni√≥n Europea que es dif√≠cil de tratar, con diferentes problemas pol√≠ticos y econ√≥micos, pero que tendr√° que inventar / integrar un vasto plan que pasar√° por acuerdos comerciales, industriales y de transformaci√≥n social y econ√≥mico-financiera, exigidos por los pueblos a sus l√≠deres (algunos a√ļn por nacer pol√≠ticamente). Es grave a escala mundial, porque pone en tela de juicio la globalizaci√≥n, las pol√≠ticas de los diferentes bloques y el futuro y el bienestar de la humanidad y el planeta y, por esa misma raz√≥n, conducir√° a un reposicionamiento de estos bloques, tambi√©n all√≠ por la fuerza de los respectivos pueblos

Hist√≥ricamente, ¬Ņc√≥mo respondi√≥ Portugal a otras crisis graves?





Como país con nueve siglos de historia, hemos tenido crisis mucho más graves, que enfrentamos y resolvimos solos:

  • El resultado del terremoto / tsunami / incendios de 1755 de 1755, que destruy√≥ gran parte de Lisboa (en ese momento, la octava ciudad m√°s grande e importante del mundo), que diezm√≥ a m√°s de 10,000 personas, dejando un rastro de heridos y destrucci√≥n. brutal e incomparable escala urbana a escala humana. ¬°Perdimos el 75% del PIB! Esta calamidad, asumida por el conocimiento cient√≠fico iluminista de la √©poca como causa natural, y no de ning√ļn castigo divino, fue conocida y comentada por figuras como Voltaire y Rousseau, cuestion√°ndose filos√≥ficamente hasta la justicia o la ausencia de Dios.
  • el resultado de la Primera Guerra Mundial (cuya mala gesti√≥n europea en Versalles pronto cre√≥ el huevo de serpiente que generar√≠a la Segunda Guerra Mundial), donde Portugal estuvo presente en los escenarios de Europa y √Āfrica, con costos c√≠clicos en vidas humanas y en el hoyo de Tesoro P√ļblico, todo lo cual fue expuesto por la Peste Neum√≥nica, supuestamente espa√Īola, que diezm√≥ alrededor del 10% de la poblaci√≥n portuguesa en ese momento (600,000 almas de 6 millones), ¬°e insert√≥ en la anarqu√≠a e incompetencia completas de la 1¬™ Rep√ļblica!

Ahora, esta crisis en la que todavía vivimos no será la crisis final para todos, pero tendrá que ser decisiva en la forma en que nuestros políticos y las fuerzas sociales y económicas la aborden.

Si salimos de la crisis del terremoto en el siglo XVIII, fue porque ten√≠amos un Marqu√©s de Pombal que, en su pragm√°tico, a veces tir√°nico, absolutismo de la Ilustraci√≥n, sab√≠a c√≥mo establecer objetivos y perseguirlos: enterrar a los muertos, salvar a los vivos, reconstruir Lisboa, fin de esclavos y nuevos cristianos, sumisi√≥n de la inquisici√≥n y los nobles al poder pol√≠tico, estimulando la educaci√≥n y la modernizaci√≥n / reestructuraci√≥n de la agricultura, el comercio, la industria y la educaci√≥n. Un equilibrio muy positivo, a pesar de la dureza y la violencia del da√Īo colateral: T√°voras y jesuitas.

Si, despu√©s, dejamos la miseria de los a√Īos veinte del siglo pasado, fue porque delineamos ciertos objetivos financieros (como en los √ļltimos a√Īos posteriores a la Troika) y el desarrollo territorial con una mayor producci√≥n agr√≠cola, en un liderazgo dictatorial corporativo autocr√°tico (que puso fin a la democracia enferma luego), basado en la base social de la Iglesia, contra los comunistas y masones, que aument√≥ la poblaci√≥n en 40 a√Īos (1920/1960) en un 35%. Sin embargo, este ¬ęNuevo Estado¬Ľ gener√≥ un fuerte legado para el pa√≠s, encarnado en la castraci√≥n de las libertades y la capacidad de iniciativa individual y en el retraso del desarrollo econ√≥mico y social, en relaci√≥n con la Europa democr√°tica de posguerra, particularmente notoria desde desde el momento en que, por razones obvias para los l√≠deres ind√≠genas de esa √©poca, no quer√≠amos unirnos / seguir el plan Marshall para la reconstrucci√≥n de Europa.

Recordemos que Portugal fue grandioso en la escala de las Naciones y determinante en la evoluci√≥n hist√≥rica de la Humanidad, cuando hab√≠a en D Jo√£o II un hombre que so√Īaba con los Descubrimientos y guiaba una pol√≠tica para lograr un objetivo: para una naci√≥n m√°s grande. Fue seguido por D. Manuel I, Gama, Cabral, Albuquerque, Vieira y muchos otros que pensaron / crearon un imperio y comenzaron la globalizaci√≥n.

Aquí, en el verano de 2020, tendremos, por lo tanto, una Europa y un Eje Atlántico que tendrán que comenzar con un nuevo y enorme programa de recuperación económica, sin simpatizar con países que no pueden o no quieren hacer, o poner obstáculos a su ejecución Por esta razón, no puede haber espacio para la política interna en cada Estado, lo que nos lleva a lanzar un desafío que nos permite crear paz interna y bienestar social, de modo que, de una manera perseverante, digna y competitiva, Portugal pueda afirmarse en el concierto de Europa, como pueblo libre para vivir y celebrar la vida, a nuestra manera y ritmo latinos.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *