Vida y muerte del frente amplio





La izquierda brasile√Īa sufre de una ilusi√≥n portuguesa. Muchos creen que el famoso artilugio portugu√©s, la alianza entre socialistas, bloqueadores y comunistas, ser√≠a, en su encarnaci√≥n tropical, una asociaci√≥n entre PT, PC do B y PSOL.





Pero el genio del primer ministro Antonio Costa, jefe y creador del proyecto, está en su capacidad de movilizar a estos partidos de la izquierda para ocupar el centro de la junta política.

Con el vergonzoso apoyo de sus aliados, captur√≥ las banderas conservadoras del rigor fiscal y la seguridad p√ļblica. La semana pasada, Costa, en otro gesto de ruptura, aprovech√≥ la falta de confianza para declarar su apoyo a la reelecci√≥n de Marcelo Rebelo de Sousa, el presidente de centro derecha.

Mosc√ļ, Estambul, Budapest, las capitales pol√≠ticas y financieras est√°n a la vanguardia de la lucha contra el populismo por parte de sus respectivos jefes de gobierno. En todas estas ciudades, los progresistas fueron m√°s all√° de la experiencia portuguesa, reuniendo a partidos de todas partes.

En Budapest, la izquierda llega al extremo de abogar por el enfoque con facciones de la extrema derecha frente a Victor √ďrban. Todo vale en nombre de la lucha contra el autoritarismo.

Mientras tanto, en São Paulo y Río de Janeiro, la intransigencia del parisino Ciro Gomes, la reticencia de Lula a reconocer el colapso de la hegemonía del PT y las micro peleas del PSOL hicieron que el amplio frente fuera inviable. Un debilucho indigno del momento histórico.

Siguiendo el ejemplo del resto del mundo, las capitales estatales deberían servir como un bastión de resistencia contra el gobierno de Bolsonaro y un laboratorio para una nueva plataforma política. En cambio, los líderes proporcionaron una muestra de egocentrismo similar a la de la segunda vuelta presidencial de 2018.





Pero hay novedades. El sábado (16) los miembros de los directorios regionales del PT en la ciudad de São Paulo indicaron postularse para el alcalde Jilmar Tatto, un candidato sin dimensión nacional y atractivo más allá de los militantes. Un fiasco anunciado que dará fuerza a los comandantes del noreste del PT, ansiosos por tomar las riendas del partido en las negociaciones nacionales para 2022.

Entonces la conversación será diferente. Transformado por la pandemia, el Consorcio del Nordeste está creando las condiciones para la aparición de un artilugio a lo largo de las líneas de los portugueses. Basta con mirar la asociación productiva entre Rui Costa y ACM Neto y, además del petismo, las conversaciones exploratorias entre Flávio Dino y Luciano Huck.

Atormentado por sus recientes derrotas, el campo progresivo tarda en transformarse. Pero no se desespere: la formación de una alianza transversal que incorpore lo mejor del Petismo está mucho más avanzada que el actual estancamiento.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *