Viaje en la locomotora del CDS. "Esta L√≠nea del Oeste est√° p√©sima, a√ļn as√≠ que ella vino a ver"





El CDS viajó en los trenes de norte a sur. Oyó quejas, criticó al Gobierno y anunció que va a llamar al ministro al Parlamento. Uno de los centristas hasta fue atrapado por las supresiones de la CP.





En la estaci√≥n de Caldas da Rainha los pasajeros no necesitan andar a los codos para encontrar espacio para sentarse en los bancos existentes a lo largo de la estaci√≥n. Son suficientes para la cantidad de personas que esperan entrar en el pr√≥ximo tren. La gran mayor√≠a se presenta con una vestimenta similar: camisetas largas y frescas, pantalones cortos – algunos de ba√Īo -, zapatillas, gafas de sol y un sombrero aqu√≠ y all√°. Estamos en el pico del verano, en una de las zonas costeras m√°s concurridas del pa√≠s, pero la afluencia es mucho menor que la que se suele observar en otras l√≠neas ferroviarias. El estado degradado del edificio o del tren que llega puntual – a las 11h51 – pueden ser uno de los motivos para el aun pariente poco √©xito de este medio de transporte en esta ciudad.

En medio de los pasajeros veranantes, surge Asunci√≥n Cristas seguida de una peque√Īa comitiva que va distribuyendo panfletos. Es m√°s una acci√≥n de pre-campa√Īa del CDS en los trenes de la CP. Al mismo tiempo que la l√≠der centrista se prepara para iniciar un viaje de tres horas a Coimbra B, con derecho a transbordo por el medio, varios dirigentes del partido entran tambi√©n en otros carruajes en diferentes puntos del pa√≠s. Todos juntos, quieren poner a prueba la eficiencia del servicio de transporte ferroviario p√ļblico. En el fondo, van a verificar si las sucesivas quejas que les han llegado se adecuan a la realidad o no. En los papeles que van siendo distribuidos por el personal "La inversi√≥n p√ļblica m√°s baja de siempre", "peor ejecuci√≥n" o "desperdicio de fondos comunitarios" son algunas de las frases m√°s gritantes del asentamiento, volantes.

Ignorando las miradas indiscretas y los tel√©fonos m√≥viles que t√≠midamente se elevan entre los pasajeros ya sentados, Asunci√≥n Cristas va agitando con relajaci√≥n mientras busca un lugar para acomodarse. Se sienta detr√°s de una pasajera que viaja sola para unos segundos despu√©s de hablar con ella. Las quejas no traen novedades: degradaci√≥n de los trenes, retrasos, supresi√≥n de viajes y falta de comodidad. la el tren lleg√≥ puntual pero a√ļn no arranc√≥. Mientras contin√ļa parado en la estaci√≥n, Cristas oye pacientemente las quejas de la se√Īora. Descontra√≠da, codo apoyado en el recto del asiento delantero, parece seguir atentamente lo que la habitual pasajera de la l√≠nea del Oeste tiene para contarle.

Los pasajeros se sorprenden cuando ven la líder de los democristianos a caminar por los pasillos. Los gestos resueltos y las sonrisas tantas veces ensayados son suficientes para establecer la empatía necesaria con aquellas personas que no están acostumbrados a ver a políticos de primera línea por estas paradas.





La locomotora a√ļn no arranc√≥ pero los planes que la l√≠der del CDS tra√≠a son para llevar adelante. "Vamos a distribuir ya unos papeles?", Sugiere al asesor. Despu√©s de conferir en sordina, se colocan de folletos y se levantan para comenzar una caminata de carruaje en carruaje para distribuir los "papeles". Ninguno de los vagones est√° muy lleno, en los m√°s concurridos la ocupaci√≥n no debe llegar a la mitad.

Los pasajeros se sorprenden cuando ven la l√≠der de los democristianos a caminar por los pasillos. Los gestos resueltos y las sonrisas tantas veces ensayados son suficientes para establecer la empat√≠a necesaria con las personas que no est√°n acostumbrados a ver a pol√≠ticos de primera l√≠nea por estas paradas. "Aqu√≠ tiene un papel del CDS. "Caminamos en los trenes de todo el pa√≠s para denunciar la falta de inversi√≥n de este Gobierno", repet√≠a a la l√≠der centrista cada vez que extend√≠a el brazo para entregarlo volantes t√≠pico de campa√Īa. Quince minutos despu√©s de lo previsto, el tren deja el muelle.

Crestas viajado entre Caldas da Rainha y Coimbra para denunciar el estado de la v√≠a f√©rrea en Portugal (KIMMY SIM√ēES / Observador)

"Eso es sobre qu√©?", ‚Äč‚ÄčCuestiona una pasajera que no acept√≥ el folleto pero que no pudo ocultar la curiosidad. Su amiga, que no lo rechaz√≥, le responde: "es sobre los problemas del ferrocarril". La pasajera inicialmente desinteresada da seguimiento a la conversaci√≥n. En respuesta, la chica que acept√≥ el papel desvaloriza: "est√° haciendo su trabajo". Un encogido de hombros de parte la parte encierra all√≠ la conversaci√≥n. Seguimos viaje.

Es s√≥lo a mitad del recorrido que asunci√≥n Cristas hacia la imagen que se encuentra por encima de todas las puertas. A la distancia no parece haber nada malo: el dise√Īo de una l√≠nea recta, que corresponde al ferrocarril, interrumpida con varios c√≠rculos, que representan las estaciones y los √°caros del trayecto. Pero una mirada m√°s atenta permite detectar un error. Este grafismo se refiere a la l√≠nea del Algarve y no al Oeste. Es decir, los trenes que circulan en aquellos carriles destinos vinieron prestados del Algarve. "En vez de salir en S√£o Martinho do Porto para ir a la playa todav√≠a vamos a salir en Montegordo o en Cacela ", bromea la l√≠der centrista.

Se despidieron y mientras se dirig√≠an a la puerta, una de las se√Īoras solt√≥ un inocente "gracias, sra. Ministro". Asunci√≥n Cristas no habr√° o√≠do, a juzgar por la ausencia de reacci√≥n, pero la compa√Īera de viaje s√≠, que mientras miraba por encima del hombro para confirmar que el agradecimiento hab√≠a pasado desapercibido iba haciendo a su amiga la actualizaci√≥n del CV de la sucesora de Paulo Portas.

La campa√Īa en el interior del tren no contin√ļa mucho tiempo. La m√°quina no es larga y los pasajeros no son muchos. La mayor√≠a deja el tren 12 minutos despu√©s de la partida en San Mart√≠n de Oporto, para ir a la playa. En ese corto espacio de tiempo, Cristas mantiene un di√°logo con dos se√Īoras que se preocupan de frenar la caminata de la presidenta del CDS. Despu√©s de un primer intercambio de frases imperecederas, comenzada entre abrazos y besos, una de las pasajeras coloca el dedo en la herida:

– "Esta es una l√≠nea que es muy importante … No puede estar as√≠. Por encima de las playas de San Mart√≠n son muy buenas "
Р"Y ahora tienen menos trenes de lo que tenían, no es?" Рpreguntó Cristas.
– "S√≠, estamos sujetos a eso …"
– "Todav√≠a el otro d√≠a fall√≥ un convoy y tuvo que ir una camioneta a buscarnos" – interrumpe la amiga, que denunciaba alguna voluntad de hablar desde el principio. ""√Čramos cien personas en un autob√ļs, muchas tuvieron que ir de pie"
– "Y es una l√≠nea que atrae a muchos turistas" – continu√≥, imperturbable, la primera – "A causa de √ďbidos y de las playas".
– "El otro d√≠a …" – nueva interrupci√≥n – "mi hermana se vuelve hacia m√≠ y me dice as√≠: 'mira all√≠, he estado aqu√≠ pensando, y cuando el Partido Socialista est√° en el poder empeora aqu√≠ el servicio de los convoyes '. Y realmente es verdad.
Р¡Pues! "Ellos hablan mucho, hablan mucho, pero hacen poco", responde la líder del CDS, que hasta entonces siguió la conversación entre las dos pasajeras como si de un juego de tenis se tratase.
Р"Mi hermana me dijo esto y de hecho tiene mucho que ver con la política!"
– "¬°Pues tiene!" – afirma Cristas – "Tiene mucho que ver con prioridades. Esta l√≠nea tiene un potencial incre√≠ble, pero si no tiene horarios, si no tiene regularidad de trenes, si tienen que volver en autob√ļs en lugar de tren … "
– "S√≠, s√≠ … iba todo de pie, hubo una se√Īora que hasta tuvo que ir sola de taxi …" – cuenta la primera.

El di√°logo no se extendi√≥ porque las pasajeras hab√≠an llegado a su destino. Se despidieron y mientras se dirig√≠an a la puerta, una de las se√Īoras solt√≥ un inocente "gracias, sra. Ministro ". Asunci√≥n Cristas no habr√° o√≠do, a juzgar por la ausencia de reacci√≥n, pero la compa√Īera de viaje s√≠, que mientras miraba por encima del hombro para confirmar que el agradecimiento hab√≠a pasado desapercibido iba haciendo a su amiga la actualizaci√≥n del CV de la sucesora de Paulo Portas.

Se sigui√≥ una hora de viaje tranquila. Asunci√≥n Cristas aprovech√≥ para poner las noticias al d√≠a, leyendo todos los diarios nacionales. Fue s√≥lo cuando se dio el transbordo que la campa√Īa del CDS volvi√≥ a ganar nuevo √°nimo.

La gran parte de los pasajeros que a√ļn segu√≠a sali√≥ para entrar en otro tren que los esperaba. El transbordo se da en pocos minutos en la estaci√≥n de Amieiro. Todav√≠a falta media hora de viaje. Es un nuevo tren, m√°s moderno y "Sin graffiti en las ventanas", nota la l√≠der del CDS, lo que permite ver el paisaje antes impedido por la tinta de los garabatos. Y reanuda la distribuci√≥n de folletos y las conversaciones con los pasajeros.

la La comitiva de Cristas es ahora ligeramente más musculada. Entre las 11h51 y las 14h00 fueron entrando voluntarios para ayudar en esta iniciativa centrista. Las frases se reflejan, así como las reacciones. Después de una caminata en el interior de tres carruajes, la líder del CDS decide sentarse al lado de un joven que acababa de entrar en Varrid. Tímido e intimidado, soltó algunas frases sobre el estado de los convoyes de la CP, casi siempre concordando con lo que iba diciendo Asunción Cristas.

Despu√©s de una segunda ronda de distribuci√≥n de carteles, estaba terminada la acci√≥n en aquel tren. Aparentemente satisfecha, Asunci√≥n Cristas coment√≥ con el asesor los beneficios de la iniciativa. "¬ŅYa viste? De hecho no hay nada como ir al terreno. Es que vamos a o√≠r las quejas y leer las noticias, sabemos que corresponden a la realidad … Pero esto, estar aqu√≠, es la prueba de que no hay nada como ir al terreno ". Cinco minutos despu√©s del desahogo, la voz rob√≥tica anunciaba lo que las c√°maras en risa en el exterior del tren ya denunciaba: "Pr√≥xima parada: Coimbra-B". Para la Asunci√≥n Cristas y el suyo personal, El destino final.

Ya en el muelle, el líder de CDS habló con los periodistas denunciaron varios defectos en la vía férrea portuguesa y dar voz a algunas de las quejas que había oído durante las tres horas anteriores. Y reservó un anuncio para esta declaración: el CDS quiere escuchar al Ministro de Planificación y de Infraestructuras en el Parlamento en la próxima semana debido a los problemas sentidos Рy hoy en la piel Рpor quien usa la CP.

El viaje comenz√≥ muy temprano para Nuno Melo. A los 7:18, el eurodiputado centrista, en compa√Ī√≠a de Pedro Mota Soares, seg√ļn el nombre del CDS para las elecciones europeas de 2019, y Pedro Morais Soares, presidente de la Junta de Cascais Cascais y Estoril y secretario general del CDS-PP, tomaron el regional de Viana do Castelo hasta Nine y de Nine para Campanh√£, (este √ļltimo "completamente lleno"). Es el inicio de la acci√≥n que moviliz√≥ el CDS de norte a sur del pa√≠s en terminaci√≥n "de la situaci√≥n ca√≥tica del ferrocarril en Portugal". La elecci√≥n de Viana no tuvo nada que ver con las fiestas de la Se√Īora de la Agon√≠a, que por casualidad juntaron a los ministros Tiago Brand√£o Rodrigues (Educaci√≥n), Jo√£o Matos Fernandes (Ambiente) y Lu√≠s Castro Mendes (Cultura) en la construcci√≥n de las tradicionales alfombras de flores y de sal en la zona ribere√Īa. "Lo importante, destac√≥ Nuno Melo – que interrumpi√≥ sus vacaciones en Caminha para marcar presencia en esta acci√≥n – era partir del Alto Minho e incluir esta zona en la iniciativa nacional que moviliz√≥" m√°s de un centenar de dirigentes nacionales, locales, diputados de la Asamblea de la Rep√ļblica.

Pero tal vez Viana no haya sido una elección tan inocente. Una de las banderas del CDS en relación a la gestión de la CP ha sido defensa de la concesión de determinados servicios a particulares, al igual que con los astilleros. "Hoy los astilleros están bien gestionados, después de haber sido concesionados por el anterior gobierno. "Y hasta hace poco se decía que iban a cerrar" Рrecuerda la corona de flores ?, pregunta antes de pasar los ojos por el panel de la estación de Campanhã, con algunos de los convoes a presentar el aviso nueva hora, "parece que estamos viendo aviones ".

No estamos volando, pero es posible que entre el desayuno y la merienda mixta para el viaje alguien haya quedado con la cabeza en las nubes y se haya olvidado de los panfletos. "¬ŅD√≥nde est√°n?", Pregunta Nuno Melo ya con un pie en la plataforma. Se entrelazan y llegan a la conclusi√≥n de que lo m√°s probable es que se queden en la mesa del caf√©. Pedro Morales Soares va a conferir y, pocos minutos despu√©s, llega con un mohe de ellos en las manos. "Bajo la inversi√≥n p√ļblica nunca en el ferrocarril en Portugal", lee el t√≠tulo. "El se√Īor del caf√© ya estaba dando folletos a todo el mundo".

La espera dur√≥ poco, suficiente para distribuir m√°s unos folletos, meter conversaci√≥n con unos turistas franceses – "Are you enjoy Portugal "- y leerlo a trav√©s de Facebook, donde las quejas de los partidarios y simpatizantes no CDS se acumulaban, ya que la marcha fue ganando impulso en las redes sociales. Falta de seguridad en algunas estaciones, abandonadas y sin ba√Īo, fue uno de los temas m√°s repetidos, en vivo y en Messenger. Otros fueron los retrasos y las supresiones, con Nuno Melo a sacar un partido -Impresi√≥n de pantalla de la l√≠nea del Alentejo. Al frente de Beja, en diferentes horarios, se repet√≠a la misma palabra: suprimido. "El Gobierno dijo que estas supresiones ser√≠an s√≥lo durante el mes de agosto", ata√Īamos, pero el eurodiputado es esc√©ptico en asuntos de geron√≠a: "no creo en nada que venga de este Gobierno." Punto final en la discusi√≥n.

Pero la queja m√°s caricata del d√≠a, surgi√≥ por la voz de Jo√£o Almeida, atrapado desprevenido por una cancelaci√≥n en la l√≠nea del Vouga: el tren de las 9 de la ma√Īana hab√≠a sido cancelado, por falta de gas√≥leo, el dde la ciudad de Buenos Aires.. El presidente de la Comisi√≥n Europea, Jos√© Luis Rodr√≠guez Zapatero, ha anunciado que el presidente de la Comisi√≥n Europea, Jos√© Luis Rodr√≠guez, con una tasa de ejecuci√≥n de s√≥lo el 15%.

De mansedumbre, casi sin dar cuenta, aparece el intercidades en la l√≠nea 8, quince minutos antes de la hora de salida. Una se√Īal aparentemente positiva, "parece que esto no va a retrasar", pero retras√≥. Ocho minutos fue el tiempo que quedamos parados en la plataforma, con el Estadio del Drag√≥n al fondo, en d√≠a de juego del Benfica. Aqu√≠, y s√≥lo aqu√≠, todos visten de rojo, excepto Pedro Morais Soares, hoy – juega – adepto del PAOK: "Llegu√© a jugar con el Varela (Fernando Varela)", en la √©poca el jugador caboverdiano jugaba en la Asociaci√≥n Torre y el secretario general del CDS en el Estoril-Praia. Contin√ļan jugando en campos diferentes, uno en el f√ļtbol otro en la pol√≠tica, pero la amistad no se perdi√≥ en el tiempo.

Volviendo a Europa, no de los millones de los campeones pero la de los calibradores, Nuno Melo habló de la liberalización del mercado ferroviario, apuntada para 2020, y cómo esa situación debe ser manejada con cautela. Hay "dificultades reales, como el hecho de que Portugal es el país con la mayor deuda de la UE" y por lo tanto es necesario actuar cuidadosamente. El ancho ibérico no debe ser ignorada por Bruselas, "Portugal no puede ser una isla" y la liberalización debe ser aplicado con realismo y con el tiempo.

Espinho lleg√≥ con la conversaci√≥n a√ļn a rodar en Europa – y y en el caso de que no se conozcan,. Eran casi 20, con los besos y abrazos entre los reci√©n llegados y los viajeros del Norte, el corredor del carruaje 17 pas√≥ por una moment√°nea situaci√≥n de tr√°nsito condicionado, "lo mejor ser√≠a ir todos al bar", en la otra punta del tren . El paseo sirvi√≥ para distribuir m√°s panfletos, algunas personas dijeron que no, otras miraron para "la peor ejecuci√≥n y desperdicio de fondos comunitarios! ¬ŅEs para esto que existen las izquierdas unidas? "Y doblaron el papel, lo guardaron en la cartera, en el bolsillo del abrigo o en medio del peri√≥dico.

Uno de los peri√≥dicos del d√≠a, en su tirada de humor, fue a la boleia de la acci√≥n del CDS para jugar con la situaci√≥n. El√≠as, el sin techo siempre atento a la actualidad, comentaba que la pre-campa√Īa del CDS para las europeas ten√≠a todo para correr mal: "o quedan en tierra o llegan siempre atrasados ‚Äč‚Äč…". gracias risa general de la comitiva.

En fin en el bar, ya con espacio para la convivencia, la La presencia del CDS no pas√≥ desapercibida a Fernanda Ferreira, guardia de paso de l√≠nea que estaba regresando a casa despu√©s de otro turno de ocho horas nocturnas en la l√≠nea del Vouga. "Ando aqu√≠ hace 37 a√Īos", se queja de las paradas condiciones de trabajo – "gano el salario m√≠nimo, estoy todo el tiempo dentro de una caja de madera sin aire acondicionado" – y responde con un "es normal" cuando se le pregunta sobre los cancelaciones, "muchas veces es el autob√ļs que hace el servicio de la automotora".

En medio de la tempestad, all√≠ encuentra una se√Īal de bonanza: "al menos ya me devolvieron el pase vitalicio", refiri√©ndose a la suspensi√≥n en 2013 de los beneficios atribuidos a los ferrocarriles y sus familiares, y que fueron repuestos en 2016 por el gobierno de Ant√≥nio Costa .

El fin de viaje se acerca, hora en que Pedro Mota Soares deja claro que "un voto dado al CDS no es para viabilizar un Gobierno del partido socialista. "El Presupuesto de Estado es responsabilidad del PS y es con los partidos a la izquierda que los socialistas tienen que llegar a un acuerdo". También se garantiza la garantía centristas van a Europa para intentar doblar los resultados de 2014. Dos eurodiputados son el objetivo. "El viaje llega a su fin, no tarda los trenes de Cristas y Melo se juntan en la plataforma, hora de balanceo y hora de balanceo de llamar al ministro al Parlamento.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *