Verano, vacaciones, descanso y cibercriminales

Vacaciones. Las merecidas vacaciones están llegando y con ellas, a diferencia de lo que pueda pensar, aumentan los riesgos de ataques cibernéticos a la información de la empresa. Como es posible, si hay menos ordenadores conectados, y cómo pueden las empresas tomar medidas para protegerse?

En el período de vacaciones hay un aumento de ataques cibernéticos a las empresas porque, de forma inocente, los colaboradores son incapaces y apagar los smartphones o dejar de acceder a Internet en estos períodos. En el caso de que se trate de una persona que no sea de su familia, Al conectarse a una red Wi-Fi insegura está, potencialmente, a abrir una puerta a los hackers, siempre atentos ya la espera de una oportunidad.

Cosas que parecen tan inofensivas con conectar su smartphone a un puesto de carga en un aeropuerto puede significar que está poniendo todos los datos de la empresa en riesgo. Pero hay formas de protegerse y, al menos, hacer más difícil a cualquier cibercriminoso el acceso a su smartphone.

Vamos a asumir que una seguridad al 100 por ciento es casi imposible, pero tener una buena protección también es 100 por ciento garantizado que dificulta, y mucho, la vida a aquellos que se dedican al cibercrime.

Por eso, en este momento de vacaciones, trace un plan de seguridad para los colaboradores y los alienta a aplicar una estrategia durante los períodos de ocio. Principalmente cuando se habla de colaboradores que están insertados en lo que se llama el BYOD (Bring Your Own Device).

Vamos a imaginar que un colaborador va a un lugar de vacaciones y en este hotel existe un folleto para anunciar una aplicación que permite recibir notificaciones, promociones e información turística sobre el destino. Esta aplicación, es segura? ¿A qué datos va a acceder y qué privilegios de acceso al smartphone va a su usuario ceder?

Está probado que la mayoría, cuando instala una aplicación de la tienda de Apple o Google, lo hace sin preocuparse por los datos que está abriendo, a cualquiera que esté del otro lado. Además, la propia aplicación puede tener vulnerabilidades que los cibercriminales van a saber aprovechar.

Por eso, aquí hay una lista de algunos cuidados a tener cuando va de vacaciones:

1 – Evite, a toda costa, conectarse a redes Wi-Fi inseguras. Aunque esta red sea del hotel donde está instalado, no hay garantías que sea totalmente segura. No tiene directamente que ver con la red Wi-Fi, sino con las políticas de seguridad implementadas por el propio hotel. No se olvide que si está en Europa, la itinerancia tiene reglas diferentes y es preferible utilizar los datos móviles que acceder a una red insegura.

2) Evite entrar en sitios desconocidos o los siguientes enlaces enviados por correo electrónico de los que desconoce el origen. Esta es la forma más común de que los hackers tienen que encontrar un puerto para acceder a sus datos e instalar software malicioso que más tarde se puede activar cuando ya está en su red empresarial. Identifican que está en un determinado lugar y consiguen "coger" su dirección de correo electrónico (ni que sea a través de una visita a Facebook) y enviar un correo electrónico apelativo, pero con sorpresa.

3 – Instale un sistema antivirus en el teléfono inteligente y manténgalo activo, ejecútelo periódicamente para intentar identificar cualquier virus. No está garantizado que tome todo, pero es una medida importante.

– 4 – Quedarse sin batería es, hoy en día, principalmente con algunos smartphones, muy común y una molestia suficiente para dejarlo estresado durante un par de horas. Vale la pena invertir en un power bank y evitar estaciones de carga a través de USB. No olvide que es por ese cable que es posible acceder a su teléfono y cualquier hacker lo sabe. Al conectar el cable USB a un puerto público, no tiene idea de lo que está al otro lado.

5 – Atención al manejo por los más pequeños. Es incontornable, por mucho que quiera resistir, los más pequeños, los nativos digitales, ya saben mover un smartphone e impedir que se conecten es imposible, (a pesar de ser imperativo imponer algunas reglas). Conoces esa frase: "no hay almuerzos gratis?" Lo mismo ocurre con las aplicaciones. Muchos juegos para niños se utilizan para que los hackers puedan acceder a contraseñas y otros datos sensibles de su teléfono inteligente.

Además, hay que tener en cuenta que en medio de los juegos surgen anuncios que llevan a los niños a hacer clic de forma involuntaria y ese acto desencadena la instalación de otras aplicaciones. Por lo tanto, tenga en cuenta el uso de los smartphones o tablets por los niños.

6) Pago de cuentas. ¿Cuántas veces tuvo que pagar una cuenta de cualquier servicio durante las vacaciones? El acceso al banco en línea es seguro, pero la red por donde se conecta puede no ser. Siga todas las instrucciones de seguridad de su banco y, en su caso, hable con su administrador si sospecha que puede haber cedido sus datos de acceso a un hacker. Además de cambiar las contraseñas y los PIN's, como es obvio.

Tal vez no sea mal pensado poner las cuentas a ser pagadas por débito directo. De esta forma, evita este contratiempo.

El último consejo, si es el que más suele oír, apague durante las vacaciones. Este período sirve precisamente para descansar y eso significa también desligarse del componente electrónico de la vida.

Es imposible, prácticamente nadie puede hacer esto. Pero intente, ver que hasta que las gafas para estar en la computadora puedan quedarse posadas, y hasta se olvida que tiene que usarlas.

Pero la seguridad no sirve sólo para quien va a viajar. En calidad de empresa, conviene optar por servicios de acceso a Internet de confianza, a los que sus clientes puedan conectarse sin motivos para desconfiar o poner a circular en Internet rumores sobre el ataque que sufrieron a través de la red Wi-Fi de un hotel , restaurante o cualquier otro negocio.

Después de todo, un robo digital, hoy en día, tiene tanto o más impacto que quedarse sin la cartera en el 28.

Deja un comentario