Ver Online Gratis Leipzig y F1, cómo Red Bull está cambiando el concepto de deporte moderno (ganando)





Que el dinero lo inviertan los jeques y los magnates en los deportes no es nada nuevo. La forma en que Red Bull lo hace es innovadora. Todo est√° encabezado por el fundador, Dietrich Mateschitz. Personaje que fund√≥ la bebida energ√©tica y est√° a la cabeza de un imperio que quiere aparecer en todas partes con su marca para desaparecer cuando se trata de su persona. Mateschitz nunca se ve, pero siempre se escucha. Especialmente en deportes. Qued√©monos con el f√ļtbol. Salsburgo. Leipzig. Nueva York. Todos los equipos, aqu√≠ y en Estados Unidos, son propiedad de Red Bull. El Red Bull Arena de Nueva Jersey cost√≥ 220 millones de d√≥lares. Red Bull suaviza las tradiciones, a menudo incluso los colores sociales, a veces las costumbres de los fan√°ticos (en Salzburgo recolectaron cientos de miles de firmas para no cambiar los colores sociales del equipo. Mateschitz hizo que se colocaran gafas con lentes morados en los asientos del estadio. podr√≠a ver colores hist√≥ricos nuevamente en lugar de blanco y rojo). Pero hace mucho y gana. Patrocine a cientos de atletas, a menudo en deportes extremos como el surf. ¬ŅRecuerda la haza√Īa de Felix Baumgartner de saltar desde la estratosfera? Red Bull con la marca de la cabeza a los pies. Tiene su propio canal tem√°tico deportivo. El nombre de Red Bull penetra por todas partes. Algunos lo llaman marketing de guerrilla. Otros publicidad nativa, es decir, generar publicidad sin publicidad directa (como crear un equipo y darle su nombre). La conclusi√≥n es: no entramos en un mercado con nuestro producto. Nosotros lo creamos.

Red Bull, incluso los motores

Por supuesto que de nada servir√≠a que no llegaran los resultados deportivos. Ah√≠ F1 es un buen ejemplo. Red Bull se hizo cargo del Jaguar en la √ļltima d√©cada, el glorioso nombre de las cuatro ruedas, que hab√≠a fallado en la F1. Construy√≥ dos establos, Toro rojo es Toro rojo, con el segundo ahora llamado Alpha Tauri. Gan√≥ su primer gran premio en 2008 con Vettel, quien en ese momento era el ganador de un gran premio m√°s joven de la historia. Gan√≥ cuatro campeonatos del mundo y cinco t√≠tulos de constructores de 2009 a 2013. Tiene una estrategia agresiva. No lo piensa dos veces antes de poner un talento de 17 a√Īos en el auto como Max Verstappen, echando a otro chico como Kvyat solo porque era menos prometedor que √©l. Y el del primer GP de Red Bull gana en Barcelona y derroca a los que le hab√≠an precedido en el registro de oro de los vencedores m√°s j√≥venes tanto que el objetivo declarado incluso despu√©s de cuatro a√Īos sigue siendo tener al campe√≥n del mundo m√°s joven en la historia de la F1. Funciona, incluso si choca con las reglas del deporte conocidas y reconocidas. El punto es que Red Bull se anticipa a los tiempos, atrapa a las nuevas generaciones, pone a algunos de ellos en un auto de F1 cuando todav√≠a no pod√≠an conducir un auto en la calle porque no tienen la edad suficiente para obtener una licencia de conducir. El discurso se ha extendido recientemente tambi√©n a MotoGP, con la Ktm placa Toro rojo quien en Brno con Brad Binder logr√≥ el primer √©xito de su historia en la categor√≠a reina y con la lesi√≥n de Marc M√°rquez est√° entre los candidatos al t√≠tulo mundial.

F√ļtbol y pol√©mica

Leipzig es Alemania, pero es Alemania del Este. Antiguo DDR. All√≠ todav√≠a se puede respirar la cultura de una √©poca que se derrumb√≥ junto con el muro. Hay incluso menos ingresos que en zonas como Baviera. Y, sin embargo, desde que lleg√≥ Red Bull, el f√ļtbol se ha jugado con eficacia. De amateurs a la Bundesliga a la Champions League, sin conocer etapas intermedias. Pero Alemania tambi√©n es una forma de pensar r√≠gida. El f√ļtbol es tradici√≥n. Son las empresas las que lo hacen. Muchos empezaron a levantar la boca para ver al Stuttgart, un club hist√≥rico, descender en 2016. Y formar parte de un equipo construido en el laboratorio. Con dinero, mucho, pero tambi√©n con el mismo criterio, como veremos. Pero los fan√°ticos alemanes acusan a Red Bull de utilizar el f√ļtbol con fines comerciales. Este equipo que lleg√≥ a las semifinales de la Liga de Campeones no existi√≥ hasta 2009. Fue creado al hacerse cargo de la licencia deportiva de Markranstadt y salpicado con el logo de Red Bull. Colores Red Bull. Se han eludido algunas reglas. En Alemania, el reglamento proh√≠be tener a nombre el de una multinacional. Solo un Leverkusen, que se llama Bayer, fue posible porque el club se cre√≥ antes de que entrara en vigor la nueva regla. El nombre completo es RB Leipzig. Significa Rasenballsport. Traducido, deportes de pelota de c√©sped. Por supuesto, RB se convierte inmediatamente en Red Bull. Un truco que no gusta a los aficionados de otros equipos. Muchos aficionados, cuando su equipo juega en Leipzig, no participan en el partido fuera de casa. Los Ultras del Borussia Dortmund ejemplificaron el concepto: se juega al f√ļtbol para dar emociones a la gente. Leipzig juega para la publicidad. Es una comercializaci√≥n del f√ļtbol que queremos luchar. Lleva un equipo creado desde cero a la Bundesliga a una ciudad donde la gente lucha para llegar a fin de mes. As√≠ como no entra al mercado para hacerlo ella misma, no sigue las reglas del √©xito porque las construye.

Es un buen trato

Y el precio a pagar por hacerlo, √©tica, deportiva y emocionalmente, sigue siendo un buen negocio. Y si le resulta extra√Īo que una multinacional de latas pueda hacerlo mejor que las empresas que existen desde hace cien a√Īos, no crea que es solo una cuesti√≥n de deportes. La telefon√≠a est√° ahora en manos de manzana, a Samsung, pronto Google. Nombres que hicieron software y computadoras. Y arrebataron el mercado de manos de Nokia es Mora. Leo Fender, quien revolucion√≥ el mundo de las guitarras el√©ctricas, fue uno que nunca hab√≠a tomado un instrumento en su vida. Pero sab√≠a mejor que nadie sobre electr√≥nica. La revoluci√≥n siempre viene de quienes empezaron en la vida haciendo otra cosa. Y es una din√°mica irreversible y cada vez m√°s r√°pida. Incluso en el mundo del deporte.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *