& # 039; Usamos controles que la OEA no ha usado & # 039; dice un científico que no ve fraude en Bolivia





John Curiel, uno de los dos investigadores del MIT que publicó un estudio que concluye que no hubo fraude en el recuento de votos en Bolivia en las elecciones del 20 de octubre, reafirma que su investigación es correcta, a pesar del hecho de que la OEA (Organización de Estados Americanos) ) han infravalorado su trabajo, diciendo que «no es honesto, ni se basa en hechos, ni exhaustivo ..





En un artículo publicado por el periódico estadounidense Washington Post, Curiel y Jack R. Williams, miembros del Laboratorio de Ciencia y Datos Electorales del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), cuestionan la auditoría realizada por la OEA al contar de los votos en las elecciones bolivianas y afirman que no hay «evidencia estadística de fraude».

Realizaron cálculos basados ​​en las tendencias de votación en el momento en que se interrumpió el conteo rápido, el llamado TREP (que cuenta los minutos de la mesa), se reanudó solo dos días después.

El documento original de la OEA informó que el tiempo para que se reanudara el TREP era suficiente para la pérdida y la quema de minutos, la duplicación de nombres y otras irregularidades.

Para los investigadores del MIT, el número de votos ya contados (84%, por TREP) antes del conteo mostró «una diferencia estadísticamente significativa», lo que evitaría que los resultados fueran diferentes de los anunciados por el gobierno.

Lea la respuesta de Curiel a algunas preguntas enviadas por Hoja.

Cuando dice que «no parece haber una diferencia estadísticamente significativa» en el momento en que se interrumpió el conteo preliminar (el llamado TREP), ¿tuvo en cuenta que el voto en Bolivia es muy irregular? ¿Que las regiones tienen diferencias políticas basadas en cuestiones étnicas, sociales, de educación formal, etc.? ¿No podrían estas diferencias afectar predominantemente una tendencia estadística? Sí, sabíamos sobre el patrón de votación irregular en Bolivia e hicimos simulaciones de acuerdo con cada área. Cuando hay minutos disponibles, nuestras simulaciones usan información de una muestra de los mismos minutos, del mismo distrito o provincia. Y lo comparamos con elecciones anteriores.





Una de nuestras críticas iniciales al informe de la OEA es precisamente que el organismo no tenía los mismos controles que utilizamos. Para nosotros, los resultados de la OEA que indican fraude son insignificantes o simplemente desaparecen cuando se tienen en cuenta los controles que usted señala correctamente.

Además, analizamos cómo estos factores sociodemográficos, como la formación académica, el idioma, el idioma y la región, pueden revelarse en un minuto, y el apoyo al partido de Morales o contra el partido de Morales siguió un patrón.

El señor. ¿No cree que la adopción de TREP, y luego detenerse y avanzar solo con el escrutinio oficial, ayudó a crear información errónea y alimentó una versión de que hubo un fraude? No podemos hablar sobre la decisión de interrumpir TREP y el efecto directo que tuvo sobre la percepción popular. Lo que podemos decir es que la interrupción del TREP con aproximadamente el 80% del recuento de votos es consistente con las elecciones bolivianas anteriores que la OEA no ha considerado fraudulentas en el pasado.

Con respecto a la manipulación de datos antes y después de la interrupción del TREP, no hay evidencia que sugiera que se hayan introducido votos fraudulentos. Aún así, hay una encuesta realizada por el Dr. Walter Mebane, de la Universidad de Michigan, que utiliza el tiempo que lleva revelar un resultado electoral y los estándares informados en las elecciones donde se identificó el fraude. El Dr. Mebane hizo su propio análisis de las elecciones y tampoco detectó niveles decisivos de fraude.

Como el sr. ¿Cree que su estudio puede ayudar a mejorar el conteo de votos en Bolivia en el futuro? Está muy claro que celebrar elecciones es un proceso complejo, y la introducción de reformas a los métodos electorales sin la capacitación y la infraestructura adecuadas para hacerlo puede generar complicaciones que pueden conducir a fraude o confundirse con él.

La mejor manera de evitar que esto suceda es tratar una elección como una asociación entre los actores, y no como algo que se construye pensando que la elección tiene actores buenos y malos.

En el caso de Bolivia y otras naciones que usan sistemas similares, es necesario enfocarse en los obstáculos que existen en un conteo nacional con regiones tan diferentes. Además, la capacitación previa a las elecciones con métodos que pueden identificar bien el posible fraude se puede implementar de antemano.

Finalmente, las áreas donde hay mucha tensión, como donde las papeletas se queman con votos, necesitan recibir atención oficial, para que los malos actores no puedan deslegitimar el proceso electoral, sin importar de qué partido sean.

El hecho de que nuestros estudios no respalden las afirmaciones de la OEA, por ejemplo, no debe significar su exclusión o el abandono de nuestro trabajo y resultados.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *