Una segunda oportunidad





Vamos a empezar por las malas noticias: en cinco estados de la Unión Europea Рalgunos de los mayores, por cierto Рlas elecciones de la semana pasada fueron ganadas por partidos de extrema derecha o por partidos ultranacionalistas: en el Reino Unido, Francia, Italia, Hungría y Polonia. No deja de ser motivo de gran preocupación.





Pero la verdad es que el escenario más negro, el de los partidos antieuropeos de obtener cerca de un tercio de los asientos parlamentarios, no ha ocurrido. En vez de eso, los liberales demócratas y los verdes ocuparon una posición central entre partidos tradicionales (en caída) y partidos extremistas (en ascenso). Las fuerzas políticas proeuropeas siguen en la mayoría, pero la fragmentación del nuevo hemicíclico es sintomática de la voluntad de la población. Ni quiere más hegemonías de los partidos tradicionales, ni agendas desproporcionadamente nacionalistas. Quiere una Europa renovada y generadora de consensos y compromisos.

No va a ser nada fácil. La fragmentación no genera armonía. Por otra parte, ya se habla de una geronación europea de centroizquierda, protagonizada por los socialistas, los liberales y los verdes, desde ya para impedir a Manfred Weber de ser presidente de la Comisión. La cuestión de fondo es que esta coalición post-electoral no corresponde ni a la voluntad del electorado, ni al que más conviene al Parlamento Europeo. Por varias razones.

En primer lugar, la fragmentación es también una forma de protesta contra bloques Рen este caso familias Рpartidarias. Se espera de este nuevo Parlamento lo que es más difícil: crear consensos amplios en varias áreas, que sean lo más participados posible, y que correspondan a los anhelos de la población. Si no lo consigue, corre serios riesgos de bloqueo.

En segundo lugar, este nuevo Parlamento -y la distribución de puestos por las instituciones que, a consecuencia de esta elección va a ser mucho más diversa, es la oportunidad que la Unión Europea necesita para reformar. Esta elección acaba con una especie de Europa en marcha desenfrenada para la profundización de la institucionalización y ampliación a más estados y da lugar a una arena en la que las ideas-diferentes ideas de Europa- se enfrentan.

Una vez más la tarea es difícil, pero si esta oportunidad para reformar las instituciones no se aprovecha, la profecía de los ciudadanos europeos puede concretarse. En una encuesta del European Council on Foreign Relations sobre la durabilidad del proyecto europeo, más de la mitad respondió que no se mantendría por otra generación. Es que, como se ha sugerido anteriormente, la sombra de los extremismos dispuestos a transformar Europa por dentro no desapareció. Fue sólo menos expresiva de lo que se esperaba.

En tercer lugar, la previsible confusión en el Parlamento y la Comisión tenderán a fortalecer el Consejo Europeo, donde se encuentran los jefes de Estado de los 28, y los presidentes de la Comisión y del Consejo. El refuerzo de este órgano, probablemente más estable que el resto, puede ser un buen punto de partida. No sólo los partidos más extremistas están en mucho menor representación, como una reflexión sobre un papel más activo de los estados en la construcción europea puede ser parte de la solución al problema.





Una cosa es cierta. A pesar de las se√Īales preocupantes (la fuerza de los partidos antieuropeos en Gran Breta√Īa, Francia, Italia, Polonia y Hungr√≠a), las elecciones al Parlamento Europeo muestran dos cosas: que los ciudadanos no quieren √≥rganos dominados por dos fuerzas pol√≠ticas y que, al desplazar su voto de partidos tradicionales a otros partidos proeuropeos, est√°n dando una segunda oportunidad a Europa. Pero es tambi√©n signo que prefieren una Europa diferente. Quiera que los elegidos y las √©lites de Bruselas perciban este mensaje, o los riesgos que todav√≠a existen van a tender a aumentar. Dram√°ticamente.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *