Una ONG acusa a la junta militar de detener a trabajadores y destruir la ayuda humanitaria





Fortify Rights ha acusado a la junta militar birmana de detener a trabajadores humanitarios y destruir la ayuda destinada a los civiles afectados por el conflicto en Myanmar (antes Birmania).





En un documento titulado ¬ęAcceso rechazado¬Ľ, esta organizaci√≥n no gubernamental (ONG) afirma que las fuerzas de la junta militar han bloqueado la ayuda humanitaria al estado de Kayah, donde m√°s de 100.000 personas est√°n desplazadas debido a los ataques de soldados birmanos contra objetivos civiles.

Fortify Rights documentó, a través de más de 20 entrevistas, así como fotografías y videos tomados in situ, anunciosretención de al menos 14 trabajadores humanitarios y el destrucción de alimentos, medicinas y otras provisiones para los desplazados.

Este tipo de acción, subrayó la organización humanitaria, viola el derecho internacional y puede constituir un crimen de guerra.

El informe incluye el testimonio de trabajadores humanitarios que afirman que la junta militar cre√≥ un clima de miedo y una maestra karenni, obligada a huir de la regi√≥n donde viv√≠a y vivir desplazada con dos ni√Īos peque√Īos, quienes denunciaron el trauma que le hab√≠a causado la violencia. .hija.

¬ęRecolectamos agua de la monta√Īa, nos turnamos y tratamos de consumirla con moderaci√≥n¬Ľ, dijo la maestra, explicando que el suministro fue cortado por completo.

Para eludir el bloqueo impuesto por la junta militar, Fortify Rights propone que el la ayuda humanitaria se entregue directamente a los civiles desplazados a través de las fronteras de Tailandia, China, India y Bangladesh, que requiere autorización de los gobiernos de estos países.





PUB

La ONU agregó que los ataques contra civiles en Kayah (este) son similares a los perpetrados por el ejército birmano en otras partes del país, como en el estado de Chin (oeste) o en la región de Sagaing (noroeste).

En los √ļltimos meses se han intensificado los enfrentamientos armados entre el ej√©rcito birmano, que tom√≥ el poder el 1 de febrero, y las guerrillas √©tnicas, que llevan d√©cadas combatiendo, pero a las que se han sumado nuevas milicias civiles creadas para luchar contra la junta militar.

Naciones Unidas advirti√≥ el martes que los enfrentamientos entre el ej√©rcito y estos grupos armados estaban ¬ędeteriorando la situaci√≥n humanitaria¬Ľ en Myanmar y dijo que estimaba que tres millones de personas necesitaban ayuda en el pa√≠s.

Desde el golpe militar, al menos 223.000 civiles han sido desplazados de sus hogares como consecuencia del conflicto, a los que han sido desplazados, durante varios a√Īos, 144.000 rohingya en el estado de Rakhine (este) y m√°s de 105.000 personas en los estados de Kachin. y Shan (noreste).

Los militares justificaron el golpe de Estado con un supuesto fraude en las elecciones de noviembre pasado, a pesar de que los observadores internacionales consideraron legítima la votación.

Las protestas masivas de los primeros meses, brutalmente reprimidas por los militares, fueron, sin embargo, sustituidas por una resistencia armada contra la junta militar, acusada de haber matado a m√°s de 1250 civiles.

Fortify Rights inició sus operaciones en Myanmar en 2013.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *