Una crisis que esconde otra





El 15 de septiembre, hizo diez a帽os que los empleados del banco Lehman Brothers limpiar las secretarias. Ha sido f谩cil, desde entonces, simplificar la historia: la manera m谩s corriente es ver s贸lo la codicia de los banqueros. Pero en el principio desde siglo, la banca tambi茅n correspondi贸 al inter茅s de los gobiernos en prolongar artificialmente los buenos tiempos, a la fuerza de cr茅dito arriesgado. A partir de 2006, cuando el petr贸leo alcanz贸 valores hist贸ricos, los bancos centrales temieron la inflaci贸n, y, a trav茅s de tirones de los intereses, hicieron ruir la casa. Pero la era de la "austeridad" pronto se convirti贸 en la era de la creaci贸n de dinero barato, lo que explica la nueva euforia de las bolsas y del inmobiliario. Nada de eso, sin embargo, sacudi贸 los reg铆menes occidentales. Las poblaciones bajaron simplemente sus expectativas. Excepto en Grecia, la gran recesi贸n s贸lo se ha quedado en poder de los partidos habituales, como en Portugal.





La crisis que finalmente sacudi贸 los reg铆menes pol铆ticos vino ya cuando el desempleo empezaba a descender. Se deriv贸 de otra decisi贸n de las 茅lites occidentales: la de compensar el retroceso poblacional con la importaci贸n a gran escala de mano de obra barata. En el verano de 2015, la afluencia ilegal de inmigrantes, cubierta por el estatuto de "refugiado", fue el momento Lehman Brothers de esta pol铆tica demogr谩fica clandestina. El problema no fue tanto la inmigraci贸n en s铆, sino que lo descontrol y, sobre todo, la incapacidad de "integrar": a este respecto, el fundamentalismo isl谩mico ha hecho m谩s evidente el fracaso de la 煤ltima ilusi贸n neo-colonial, que Europa puede hacer europeo quienquiera que sea. Se ha vuelto dif铆cil ocultar el riesgo de que la inmigraci贸n sirva sobre todo a Occidente para importar los problemas del resto del mundo. En el Reino Unido, Trump en Estados Unidos, Salvini en Italia, las alianzas de Kurz en Austria, los Dem贸cratas Suecos, Le Pen en Francia, o Geert Wilders en los Pa铆ses Bajos.

Es costumbre atribuir el 茅xito de los llamados "populistas" a la "ignorancia" y al "preconcepto" del "pueblo". Tal vez fuera m谩s exacto, admitir que los electores de Salvini o de los Dem贸cratas Suecos saben lo que tienen que perder. No son s贸lo los barrios y los servicios sociales, por los que ahora tienen que competir con los migrantes. Es, tambi茅n, el estatuto derivado de la identidad nacional. Un sueco no es s贸lo un titular de derechos sociales, sino miembro de una comunidad soberana, con una cultura y una historia. Las 茅lites, sin embargo, tratan ahora las identidades c铆vicas nacionales como simples "construcciones", y por lo tanto cosas que pueden ser "descontruidas" por decisi贸n del gobierno. Confundiendo identidad c铆vica nacional con el tipo de etnicismo exclusivista del siglo XIX (de que el nacionalismo catal谩n es un ejemplo), dan hasta entender que el fin de las identidades nacionales en Europa ser铆a una conquista civilizacional. No se les ocurre que en un mundo que la globalizaci贸n ha dejado en flujo, esas identidades colectivas son de las pocas anclas que quedan a los ciudadanos -y probablemente el v铆nculo m谩s efectivo para mantener la cohesi贸n y la integridad de las democracias y de los Estados sociales, si, por ejemplo, en el Reino Unido, el SNS est谩 vinculado a la identidad brit谩nica: 驴ser谩 viable sin esa identidad? El Estado social no es s贸lo una cuesti贸n financiera).

No fue el colapso de Lehman Brothers en 2008, sino el colapso de las fronteras en 2015 que provoc贸 la verdadera crisis contempor谩nea. Al declarar que los Estados son s贸lo una especie de aeropuertos internacionales donde las personas pasan sin nada necesitan tener en com煤n, las viejas 茅lites pol铆ticas occidentales comenzaron a abandonar el "pueblo", que a su vez comenz贸 a abandonar las viejas 茅lites. No es dif铆cil de comprender.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *