Una comisión Leopardo?





El primer día del pasado mes de agosto, el Presidente de la República promulgó la Ley de la Asamblea de la República (AR), que procedió a la creación de la Comisión Independiente para la Descentralización. Al parecer, la idea de esta Comisión figuraba en la Declaración Conjunta sobre la Descentralización, firmada entre el Gobierno y el PSD. Como se lee, en la apertura de dicho título, esta Comisión recibió la tarea cíclica de "proceder a una profunda evaluación independiente sobre la organización y funciones del Estado" y debería estar compuesta por "siete expertos de reconocido mérito, nacionales o internacionales, competencias en el ámbito de las políticas públicas y la organización y funciones del Estado.





Al descontar las buenas intenciones y la voluntad ciertamente seria que animó a los responsables políticos, la creación de esta Comisión suscita perplejidades de las que no podemos dejar de dar noticias. Es cierto que el ambiente general del tiempo político es el de celebración y concordia, pero es justamente en estos tiempos de apatía y supresión de los contrapesos de los regímenes que importa estar atento y subrayar lo que causa la incautación.

Desde luego, comienza por sorprender el momento de la creación de esta Comisión. En realidad, el mismo día de la creación de esta Comisión Independiente para la Descentralización, la AR aprobó la Ley marco de la descentralización, que prevé la transferencia de competencias de los órganos del Estado a los órganos de los municipios locales y de las entidades intermunicipales. ¿Se preguntará cómo puede dicha Comisión llevar a cabo su misión fundamental de evaluar y proponer enmiendas a la organización del Estado, si la AR que le asignó ese mandato, el mismo día, promueve una reforma de la descentralización? Mandaría el sentido común y la racionalidad de la acción del Estado que la referida Comisión de la descentralización hubiera sido creada antes de aprobada la ley marco de la descentralización. Dicho de otro modo, ¿por qué se promueve una reforma de la descentralización, que puede ser cuestionada por la Comisión? O, ¿por qué se crea la Comisión cuando su objeto está parcialmente agotado?

Después, impresiona la naturaleza y la misión de esta Comisión. Se observa que su objeto es tan ambicioso – evaluar la organización y funciones del Estado en los planos regional, metropolitano e intermunicipal – que la recién creada Comisión habría asumido poderes (aunque meramente consultivos) en materia estructurante de la organización del Estado con obvia repercusión constitucional. Parece que la AR, ciertamente sin darse cuenta, habría creado una comisión ad hoc de revisión constitucional. Es justamente la dignidad estructurante de estas materias que las hace difícilmente alienables para un eventual grupo de sabios o especialistas sin legitimidad democrática al efecto. Por otro lado, es difícil comprender cómo esta misión no puede llevarse a cabo por los cientos de entidades, servicios y oficinas que ya componen el Estado. Una Administración Pública que se despide de pensar su futuro no tiene normalmente mucho futuro …

A esto se añade que no se ve en qué medida la independencia del poder político puede traer beneficios de evaluación y análisis en una materia tan eminentemente marcada por presupuestos y concepciones políticas, que es necesario asumir. En efecto, la organización administrativa del Estado no es materia políticamente neutra y corresponde al Gobierno ya la AR estudiar, preparar y llevar a cabo una reforma de la organización del Estado, en lugar de confiar la tarea de estudio y planificación a comisiones independientes, cuya legitimidad , los recursos, pericia y medios para el efecto son manifiestamente escasos. Es claro que es siempre fundamental auscultar las universidades y las asociaciones de la sociedad civil y del poder local, pero nada de ello dispensa la existencia de cuadros preparados en la Administración para planificar y evaluar cuáles son las mejores soluciones.

Finalmente, si todo esto es extraño, sigue siendo más difícil de entender cuando se atenta a la composición de la Comisión. Si la letra de la ley impone la llamada de expertos de reconocido mérito, es desconcertante que aparezcan políticos o ex políticos, cuyo perfil, independientemente de sus méritos, no es ciertamente el perfil técnico y el de reputación científica a que la ley parece hacer apelar. Se suma a esto el hecho de que es difícilmente aceptable que siete personalidades puedan repensar el futuro de la organización del Estado hasta el 31 de julio de 2019, tal como determina la ley. Se necesita cierta dosis de ingenuidad o voluntarismo para asumir que es posible concebir una reforma seria del Estado con siete personalidades en un espacio de un año.

Naturalmente, se desea la mejor suerte para los trabajos de esta Comisión, en aras de la necesaria reforma de la organización del Estado, aunque la respectiva génesis, composición y naturaleza temen que se repita la famosa tirada del libro (también adaptado para el cine) " el Leopardo ": es necesario que cambie algo para que todo quede en la misma. Arriesgamos, por tanto, a que quede todo en la misma, es decir, que las leyes sobre descentralización se van atropellando sin un análisis serio sobre su impacto y efectos; que no se enfrenta cabalmente a la cuestión de la regionalización administrativa; que las entidades intermunicipales sigan sin constituir una alternativa seria al plano de la clásica administración municipal; que las transferencias de atribuciones del Estado a los Municipios continúen haciéndose de manera esparcida, fragmentada y en materias no esenciales de la administración; o, sin wishful thinking, que otros episodios lamentables como el de la deslocalización del Infarmed hacia el Puerto se repitan. Que esta no sea otra "Comisión Leopardo" …





James Macieirinha está enseñando la Escuela de Lisboa de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *