Un niño que no nació, no dejó de existir









Dos de cada 10 mujeres embarazadas no llevan a sus hijos a casa. En otras palabras, hay muchas mujeres con experiencias dolorosas de la maternidad que muchas veces no son reconocidas por la sociedad. Sufren pero no se ven. son las llamadas “Madres de los Ángeles”.

Hoy, 15 de octubre, es el Día Internacional de Concientización sobre la Pérdida de Embarazo y el tema sigue siendo un tabú. No sabemos cómo hablar de este dolor y mucho menos darle la bienvenida.

A pesar de ser común, perder un hijo nunca es normal. La deconstrucción de un sueño y la experiencia de la pérdida traen consigo un dolor físico y emocional que muchas veces es irreparable.

Para empeorar las cosas, los protocolos médicos actuales aún recomiendan la detección de posibles causas solo después de tres pérdidas consecutivas. Esto significa que los planes de salud e incluso el sistema público no autorizan pruebas de investigación ante tanto sufrimiento.

Comparte este artículo a través de:
Whatsapp
telegrama

Sin diagnóstico no hay prevención.

Estadísticamente, el 80 % de los abortos espontáneos ocurren antes de las 12 semanas de embarazo; la mayoría tiene una causa genética y, de hecho, son inevitables. Pero hay varias causas predecibles, como la trombofilia. Pero las medidas preventivas sólo son posibles ante un diagnóstico.





Se debe concienciar sobre la normalización de la pérdida del primer trimestre y la banalización del dolor. Un niño que ha vivido durante meses o años no es más amado que uno que ha vivido unas pocas semanas. Un niño que no nació, no dejó de existir.

LA asistencia a las mujeres que pasan por un aborto o pérdidas tardías del embarazo es otro punto que se debe mirar y mejorar. Hay mucha lucha por la humanización de los partos y nacimientos, pero la lucha por la atención a la madre en duelo es aún mayor.

Continúa después de la publicidad

Es un dolor que no deja una marca morada, no sangra. Claramente, son madres que lo están haciendo bien, pero sufren una hemorragia de sentimientos. Sangran sin que nadie se dé cuenta y por eso también están tan descuidados y desatendidos en el momento de la pérdida.

Es inaceptable que esta mujer no tenga tiempo para elaborar las noticias, noticias que muchas veces no son empáticas. Se necesita respeto y bienvenido. Y también se necesita una mirada técnica, con el objetivo de un enfoque más conservador para la preservación de la fertilidad.

Las medidas intervencionistas, muchas veces sin evidencia o indicación científica, como el legrado y las cesáreas, parecen ser la forma más rápida de “acabar” con este sufrimiento, pero la muerte de un niño no tiene fin.

+ LEE TAMBIÉN: No más violencia y maltrato contra las mujeres embarazadas

El tiempo de espera para la expulsión del embrión y la experiencia del parto son aspectos necesarios no solo para la salud reproductiva de esa mujer, sino también para la despedida, el parto y la conexión, donde se da un ciclo de vida y muerte, de llegada y partida. partido cerrado

Todas estas precauciones son fundamentales para la elaboración de un dolor más saludable.

El duelo es una mezcla de sentimientos desconectados, que van desde el dolor y la ira hasta la tristeza, incluida la negación, la sensación de fracaso y la incompetencia. Sentimientos que se mezclan en un círculo vivo, en un intento de justificar la pérdida y sobrevivir a ella.

Nadie que no haya pasado por el dolor de entregar su hijo a Dios puede cuantificar lo que siente una madre. Con el tiempo el dolor cede. Pero un niño nunca pasa. Las madres ángel son para la eternidad.

*Mônica Nardy es ginecóloga y obstetra, madre de Laís, baby angel Cecília y rainbow Túlio, directora clínica de EME – Espaço Mulher Especializado y cofundadora del Grupo Colcha, que apoya el embarazo y la pérdida neonatal.

Continúa después de la publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *