Un mapa de los desafíos para los pacientes con insulina y sus familiares.





Este blog se llama El futuro de la diabetes, pero no puede evitar mirar el presente y la realidad de las personas que viven con la afecci√≥n. Y estoy convencido de que solo al tener datos e informaci√≥n sobre ellos, as√≠ como sus impresiones y opiniones, podremos mejorar la red de atenci√≥n al paciente y mejorar su salud. Con esto en mente, actu√© como curador t√©cnico de la investigaci√≥n. Los altibajos de la diabetes en la familia brasile√Īa, una iniciativa del Grupo Abril y VER SALUD con el apoyo institucional de Novo Nordisk.





El estudio entrevist√≥, a trav√©s de cuestionarios en l√≠nea, a 831 pacientes que usan insulina y a 553 familiares de personas con diabetes de todas las regiones de Brasil. ¬ŅY por qu√© pacientes y familiares? Porque la diabetes afecta la vida de toda la casa, como lo demuestra la encuesta. Y, si la familia participa en la rutina de atenci√≥n, puede apostar que todos ganan: el paciente controla mejor la glucosa; hijos, c√≥nyuges, abuelos y compa√Ī√≠a adquieren h√°bitos m√°s equilibrados.

Este trabajo sin precedentes descubrió una serie de hallazgos y detalles que brindan lecciones a los médicos y otros profesionales de la salud y nos ayudarán a guiar mejor a los pacientes y a las personas que los rodean a adoptar un estilo de vida saludable y a adherirse al tratamiento, que es indispensable para prevenir esa larga lista de complicaciones de la enfermedad.

La revista VEJA SA√öDE pronto traer√° un informe con los principales datos y aprendizajes de la investigaci√≥n y, en el sitio web de Endodebate, un evento en el que acabamos de presentar el estudio a m√©dicos de todo el pa√≠s, puede obtener m√°s informaci√≥n al respecto, pero quer√≠a aprovechar el Es hora de se√Īalar, entre tanta informaci√≥n relevante y conocimientos, cinco puntos fundamentales del estudio, que est√°n absolutamente entrelazados.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

1. Tienes que controlar esta glucosa

Nuestra investigaci√≥n revela que muchos de los pacientes con diabetes tipo 1 y tipo 2 que usan insulina miden los niveles de glucosa en sangre menos de lo que deber√≠an. Y esto es a√ļn m√°s cr√≠tico en dos situaciones: despu√©s de las comidas y durante la noche.

Ahora, controlar el ¬ęaz√ļcar en la sangre¬Ľ es una de las br√ļjulas para saber si el tratamiento est√° funcionando y si el paciente no tiene picos o ca√≠das repentinas de glucosa, hipoglucemia. Medir en la noche es importante en este contexto porque hay personas que producen hipoglucemia al amanecer y ni siquiera se dan cuenta: algunos se despiertan con un sudor fr√≠o, tienen un sue√Īo inquieto …





El control de la glucosa en sangre también es crucial para que los pacientes que usan insulina rápida minutos antes de una comida no pierdan la dosis y sean más propensos a los desequilibrios posteriores.

2. Adicciones al uso de insulina.

El control de la glucosa nos lleva al uso de la hormona, esencial en el tratamiento de personas con diabetes tipo 1 y algunas con tipo 2. En ellas, sin la sustancia natural para hacer que el cuerpo use el az√ļcar, debemos recurrir a la versi√≥n sint√©tica, que, Gracias a los avances en la ciencia, ha facilitado cada vez m√°s la vida del paciente.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Sin embargo, nuestro estudio se√Īala algunos defectos al usar insulina, especialmente el r√°pido. Casi seis de cada diez personas encuestadas no cuentan los carbohidratos y casi la mitad usa una dosis fija de insulina, situaciones que contribuyen a un control ineficaz de la diabetes. Hay m√°s: el 43% asume que dejan de aplicar el medicamento a pesar de que saben que es necesario, la mayor√≠a debido al olvido.

Todo esto refuerza la necesidad de que nosotros, los médicos, guiemos a los pacientes y sensibilicemos incluso a las familias para que la persona con diabetes se sienta más estimulada y equipada con información y recursos para cumplir con las recetas dadas en la oficina.

3. El peligro de hipoglucemia.

Casi cuatro de cada diez personas con diabetes entrevistadas en la encuesta han marcado caídas en la glucosa (por debajo de 70 mg / dl) con cierta frecuencia. Estos datos llaman la atención por dos razones: primero por los riesgos inmediatos, imagínese al tipo conduciendo en una carretera y teniendo un episodio como este, y segundo por los reflejos a largo plazo sobre la salud.

Lo preocupante es que un gran n√ļmero de pacientes informan que no reciben una orientaci√≥n satisfactoria sobre el tratamiento de la hipoglucemia, ni reconocen todos los signos de hipo o incluso el hecho de que a veces no produce s√≠ntomas. Los propios miembros de la familia escucharon que tendr√≠an que estar mejor preparados para actuar ante tal problema.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

Recomendamos que todas las personas con diabetes lleven una tarjeta de identificaci√≥n que tenga la enfermedad y una bolsita de az√ļcar l√≠quida para remediar las crisis, excepto que la fracci√≥n de pacientes que se adhieren a estos procedimientos a diario es peque√Īa. De todos modos, tenemos mucho trabajo por delante para crear conciencia sobre los peligros y el control de la hipoglucemia.

4. No tiene sentido saberlo. Tiene que hacer

La encuesta muestra algo que vemos en la oficina. Muchos saben qué hacer para controlar la diabetes, pero no adoptan estas medidas en su vida diaria, y aquí estoy hablando especialmente de los cambios en el estilo de vida.

Un n√ļmero significativo de participantes tiene dificultades para mantener una dieta equilibrada y practicar actividad f√≠sica, por ejemplo. Y, en mi humilde opini√≥n, es deber de los profesionales de la salud ayudar a estas personas a comprender y cumplir sus objetivos, pensando en su propia salud. Por supuesto, esto implica desaf√≠os: m√°s de la mitad de los entrevistados no se comunican con el m√©dico que los acompa√Īa, adem√°s de las consultas cara a cara.

Pero no me canso de repetir que el tratamiento de la diabetes implica la participaci√≥n activa del paciente. Esto significa que, incluso si est√° orientado adecuadamente, necesita hacer un esfuerzo para comer bien, controlar la glucosa, usar los medicamentos de la manera correcta, sudar la camisa … ¬ŅEs f√°cil? No. Pero es necesario y la recompensa no tiene precio.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad.

5. La familia lo es todo

No escuchamos a los familiares de personas con diabetes por nada. Padres, hermanos, hijos … Tambi√©n son agentes de cambio bienvenidos a la salud y figuras que pueden ayudar a adherirse al cuidado de la enfermedad. La investigaci√≥n Los altibajos de la diabetes en la familia brasile√Īa encuentra que el problema interfiere mucho con la vida social, financiera y psicol√≥gica, y una parte importante de los miembros de la familia participa de alguna manera en los pilares del tratamiento (compra de medicamentos, alimentos, etc.) .

Si la diabetes puede tener un impacto en toda la casa, se presume que toda la casa puede estar involucrada para que el plan de acción contra la enfermedad funcione correctamente. Y vemos esto en la práctica. La aclaración y la bienvenida de los miembros de la familia alientan al paciente a tener más cuidado.

De todos modos, el estudio se√Īala que tenemos una gran oportunidad de llamar a la familia m√°s para recibir tratamiento (en el sentido global del t√©rmino). Es con esta alianza entre pacientes, familias, m√©dicos y otros actores que lograremos el √©xito en la batalla contra la diabetes.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *