Un a√Īo despu√©s de las elecciones, es hora de nombrar al buey





Los líderes de derecha a menudo desafían esa etiqueta a toda costa, por temor a ser etiquetados como un paria político. En Francia, la candidata presidencial francesa Marine Le Pen intenta distanciarse del pasado antisemita de su padre Jean-Marie.





Una estrella en ascenso de la pol√≠tica portuguesa, Andr√© Ventura, l√≠der del partido Chega !, ha desafiado p√ļblicamente su designaci√≥n como l√≠der de la extrema derecha. Todo lo contrario de Bolsonaro, que tiene el siniestro m√©rito de no haber renegado nunca de su radicalismo.

Desde el inicio de su carrera pol√≠tica, Bolsonaro siempre ha vinculado su destino al de Carlos Brilhante Ustra, referente en el fascismo brasile√Īo posterior a la d√©cada de 1940. Pese a ello, la identidad de su gobierno, producto de una campa√Īa ca√≥tica, fue considerada incierta.

La presencia de Paulo Guedes, el apóstol de los mercados, dejó abierta la posibilidad de una evolución hacia un proyecto liberal-conservador. La adhesión incondicional de los cuadros de centro derecha creó las condiciones para una reorganización del campo conservador en torno a la figura del presidente.

Solo que nada de eso sucedi√≥. Han pasado tres a√Īos y Bolsonaro ya ha dado innumerables pruebas de su compromiso con las agendas m√°s radicales dentro de la propia extrema derecha: la defensa incendiaria de la teocracia, la insurrecci√≥n contra el r√©gimen democr√°tico, la presencia de un Estado autoritario y el alineamiento con los reg√≠menes. dictatoriales de todo el mundo.

El 7 de septiembre ayud√≥ a consolidar su identidad pol√≠tica en tres actos. Los dos primeros, la exaltaci√≥n del golpe de Estado y el llamado a la violencia contra instituciones de la Rep√ļblica, como el STF, fueron ampliamente denunciados. Un tercero necesita ser elaborado m√°s a fondo. La homofobia, omnipresente en el discurso de Pocketnarist desde sus inicios, definitivamente se elev√≥ a la bandera del gobierno.





El presidente ha estado usando instrumentos ret√≥ricos que se asemejan a los de los antisemitas para agredir a los oponentes con insinuaciones sobre sus elecciones sexuales. Al intentar crear una divisi√≥n ficticia de la sociedad entre ¬ęhombres y homosexuales¬Ľ, Bolsonaro est√° poniendo un blanco en la espalda de toda la comunidad LGBT. La l√≠nea de violencia pol√≠tica definitivamente se ha cruzado.

Y, sin embargo, muchos siguen dudando en usar el t√©rmino adecuado para designar el campo de su jefe de estado. Luego de un amplio debate sobre la terminolog√≠a exacta para caracterizar al gobierno de Bolsonaro al inicio de la legislatura, lo que tambi√©n ocurri√≥ en este hoja, casi todos optaron por la comodidad de la ambig√ľedad.

El término populista se utilizó para facilitar falsas equivalencias entre Bolsonaro y otros gobernantes de izquierda, especialmente Lula. Jargones como conservador o autoritario ayudaron a diluir el radicalismo de Bolsonaro en convicciones culturales y comportamiento fuera de control.

La terminolog√≠a cuenta, y la duda para designar a Bolsonaro como l√≠der de la extrema derecha puede ayudar a explicar la dificultad de formar una oposici√≥n cohesiva e irreductible a su gobierno. Un a√Īo despu√©s de la elecci√≥n, lleg√≥ el momento de nombrar al buey.

ENLACE ACTUAL: ¬ŅTe gust√≥ este texto? El suscriptor puede lanzar cinco accesos gratuitos de cualquier enlace por d√≠a. Simplemente haga clic en la F azul a continuaci√≥n.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *