¿Trump y Biden se unirán contra DeSantis?





Si Joe Biden a veces sonaba como Trump en su discurso sobre el Estado de la Unión, alardeando de una historia de nacionalismo económico, la imitación pronto podría ir en sentido contrario.





Los ataques de Biden a los republicanos por supuestamente estar demasiado ansiosos por recortar Medicare y el Seguro Social fueron un claro anticipo de cómo espera funcionar en 2024.

Mas também foram uma antevisão de como Trump poderá tentar recuperar a indicação de seu partido –reprisando a rejeição em 2016 à austeridade do Tea Party e atacando rivais potenciais (o que significa, principalmente, Ron DeSantis) como dogmáticos libertários que não se importam com a clase media.

Esta estrategia fue pronosticada recientemente por Joseph Zeballos-Roig y Shelby Talcott en el sitio web de Semafor. Su tema fue el llamado Impuesto Justo, una vieja fascinación de ciertos activistas de derecha que proponían reemplazar el código fiscal estadounidense por un impuesto sobre las ventas. Esto traería ciertas ventajas en eficiencia económica; también resultaría en un aumento drástico en los impuestos para la clase media.

En el apogeo del Tea Party, cuando las propuestas políticas inverosímiles estaban de moda, el Impuesto Justo fue respaldado por muchos de los aspirantes actuales a las próximas elecciones: Nikki Haley, Mike Pence y Mike Pompeo y, sí, el mismo DeSantis. Lo que le da a Trump licencia para acusar a todos estos oponentes potenciales de apoyar un aumento de impuestos a la clase media, y los autores del artículo de Semafor citan a una fuente de Trumpworld que básicamente promete un ataque en ese sentido, para obligar a los rivales de Trump a «responder por lo que tienen». apoyado y lo que ha defendido en el pasado».

Esa misma frase podría aplicarse fácilmente a los cambios de bienestar propuestos que muchos republicanos (nuevamente, incluido DeSantis) apoyaron casi al mismo tiempo, bajo la influencia de los planes presupuestarios de Paul Ryan. Estas propuestas eran serias, no excéntricas, aunque inoportunas en un momento en que había más espacio fiscal de lo que creían los halcones del déficit.





Pero también eran seriamente impopulares, y el hecho de que Trump los descartó fue crucial para su éxito en 2016. Y, habiéndolos descartado entonces, ahora está bien posicionado para perseguir a DeSantis y otros, emulando no solo su campaña anterior, pero, como señala Philip Klein de National Review, la estrategia adoptada por Mitt Romney en las primarias de 2012, cuando hundió la candidatura de Rick Perry en parte al criticarlo por llamar a la Seguridad Social un «esquema piramidal».

Eso significa que el Partido Republicano no trumpista puede esperar pasar la próxima carrera presidencial enfrentando ataques similares de Biden y la campaña de Trump. Hacer que el parecido sea demasiado obvio podría ser perjudicial para el propio Trump. Pero el peligro para los republicanos es que incluso si Trump no logra derrotar a DeSantis insistiendo en sus posiciones anteriores, seguirá reforzando la narrativa liberal para los indecisos de que a los republicanos (no a los trumpistas) solo les importan los ricos.

En cierto sentido, esa narrativa no debería ser demasiado difícil de contrarrestar para DeSantis, dado que su historial como gobernador de Florida es más moderado que libertario –con aumentos salariales para maestros, apoyo a la protección del medio ambiente, etc.–, y no está claro qué los votantes se preocupan tanto por los votos de hace mucho tiempo si ahora no están atados a propuestas políticas específicas.

Pero la pregunta es cuáles serían exactamente las propuestas de política más actuales de DeSantis, en un entorno fiscal limitado por la inflación por primera vez en décadas. Ciertamente, hay un escenario en el que rechaza la austeridad y adopta políticas industriales y de gasto a favor de la familia, tal vez incluso encuentra algunos aumentos de impuestos modestos aplicables a los profesionales y, por lo tanto, evita la abrazadera Trump-Biden.

Pero no será fácil de conseguir. Especialmente porque parte de la fortaleza de Trump siempre ha sido que no necesita la clase de donantes republicanos como lo hacen los políticos normales, mientras que DeSantis tendrá que desplegar esa clase si quiere destronar al expresidente. Y lo más probable es que el precio de su apoyo sea algo que no sea particularmente popular: no necesariamente una idea marginal como el Impuesto Justo o una gran reforma de la ley de pensiones, pero al menos un recorte de impuestos que consume el presupuesto que probablemente no será populista de todos modos.

Una vez más, 2012 es un precedente interesante. Parte de lo que eliminó a Romney en esa elección fue que, si bien defendió a la Seguridad Social contra Perry y se negó a aceptar propuestas impositivas excéntricas, terminó cargando con un plan de reforma fiscal que los donantes y activistas aprobaron, pero que fue fácil para los demócratas. ataque

No es difícil imaginar una candidatura de DeSantis que reúna al establishment y derrote a Trump solo para terminar en una posición similar en las elecciones generales. Lo que sugiere una forma en que los ataques populistas de Trump a sus compañeros republicanos podrían beneficiar las posibilidades del partido.

No dejarán dudas, ni a DeSantis ni a nadie más, sobre las debilidades de la formulación de políticas de la derecha dominante. Y podrían forzar una adaptación temprana que, de otro modo, podría parecer, como los intentos de cambio de Romney en 2012, demasiado pequeños y demasiado tardíos.

Traducido por Luiz Roberto M. Gonçalves


ENLACE PRESENTE: ¿Te gustó este texto? El suscriptor puede lanzar cinco visitas gratuitas de cualquier enlace por día. Simplemente haga clic en la F azul a continuación.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *