Trump no puede manejar la verdad





Durante el fin de semana, Donald Trump declar√≥ una vez m√°s que el coronavirus est√° perfectamente bajo control, que cualquier impresi√≥n en contrario se debe a los ¬ęmedios de comunicaci√≥n falsos¬Ľ que lo persiguen. Pregunta: ¬ŅAlguien ha contado cu√°ntas veces ha hecho esto, en comparaci√≥n con el recuento de verificaci√≥n de sus mentiras?





En cualquier caso, hemos llegado claramente al punto en que las garantías de Trump de que todo está bien en realidad agravan el pánico, porque demuestran la profundidad de sus ilusiones. Si bien tuiteó elogios de sí mismo, los mercados mundiales estaban en caída libre.

No importa la ca√≠da de los precios de las acciones. El mejor indicador del colapso de la confianza es lo que est√° sucediendo con las tasas de inter√©s, que se desplomaron casi tan r√°pido y tan r√°pido como en la crisis financiera de 2008. Los mercados predicen impl√≠citamente no solo una recesi√≥n, sino varios a√Īos de debilidad econ√≥mica.

Al principio tuve la tentaci√≥n de decir que nuestra situaci√≥n actual es a√ļn peor que en 2008, porque al menos entonces ten√≠amos un liderazgo que reconoc√≠a la gravedad de la crisis, en lugar de descartar todo como una conspiraci√≥n liberal.

Sin embargo, cuando observa el registro, descubre que a medida que se desarrolló la crisis financiera, los derechistas también se negaron profundamente, inclinados a rechazar las noticias o atribuirlas a conspiraciones liberales y / o mediáticas. Fue solo en las etapas finales del colapso financiero que las autoridades se volvieron reales, y los analistas de derecha nunca lo hicieron.

Vamos a viajar un poco a lo largo de la pendiente de la memoria.

La crisis financiera de 2008 fue causada por el colapso de una enorme burbuja inmobiliaria. Pero muchos de la derecha negaron que hubiera algo malo. Larry Kudlow, ahora economista jefe de Trump, ridiculiz√≥ a las ¬ęcabezas de burbuja¬Ľ que sugirieron que los precios de la vivienda no estaban alineados.





Y puedo decir por experiencia que cuando comenc√© a escribir sobre la burbuja inmobiliaria, me acusaron incansablemente de politiquear: ¬ęDices que hay una burbuja porque odias al presidente Bush¬Ľ.

Cuando la econom√≠a comenz√≥ a caer, los republicanos dominantes continuaron en profunda negaci√≥n. Phil Gramm, el principal asesor econ√≥mico de John McCain durante la campa√Īa presidencial de 2008, declar√≥ que Estados Unidos estaba experimentando una ¬ęrecesi√≥n mental¬Ľ y se hab√≠a convertido en una ¬ęnaci√≥n llorona¬Ľ.

Incluso la bancarrota de Lehman Bros., que hundi√≥ la econom√≠a en un colapso, inicialmente no sacudi√≥ la negaci√≥n conservadora. Kudlow dio la bienvenida a la bancarrota como una buena noticia, porque indic√≥ el fin de la ayuda financiera y predijo la recuperaci√≥n financiera y de la vivienda por ¬ęmeses, no a√Īos¬Ľ.

Espera, hay m√°s. Despu√©s de que la crisis econ√≥mica ayud√≥ a Barack Obama a ganar las elecciones de 2008, los analistas de derecha declararon que todo fue una conspiraci√≥n de la izquierda. Karl Rove y Bill O’Reilly acusaron a los medios de comunicaci√≥n de reforzar las malas noticias para permitir la agenda socialista de Obama, mientras que Rush Limbaugh dijo que el senador Chuck Schumer caus√≥ la crisis personalmente (no pregunte c√≥mo).

El punto es que la reacci√≥n terriblemente ilusoria de Trump al coronavirus y sus teor√≠as de conspiraci√≥n sobre los dem√≥cratas y los medios de comunicaci√≥n no son realmente tan diferentes de c√≥mo la mano derecha lidi√≥ con la crisis financiera hace 12 a√Īos. Es cierto que la alocada conversaci√≥n no vino directamente del presidente de los Estados Unidos la √ļltima vez. Pero esa no es la distinci√≥n importante entre entonces y hoy.

No, lo que difiere hoy es que la negación y la demora resultante pueden tener consecuencias mortales.
No est√° claro, incluso en retrospectiva, si las cosas habr√≠an sido mejores si los derechistas hubieran reconocido la realidad econ√≥mica en 2008. Los a√Īos de desregulaci√≥n y supervisi√≥n laxa ya hab√≠an debilitado el sistema financiero, y probablemente era demasiado tarde para contrarrestar la crisis que se aproxima. .

Negar el virus, por el contrario, desperdició un tiempo crucial, que podría usarse para retrasar la propagación del coronavirus. El peligro claro y presente de hoy no es tanto que una gran cantidad de estadounidenses se enfermarán, eso probablemente sucedería de todos modos, sino que la epidemia avanza tan rápido que abruma a nuestros hospitales.

Al no instituir pruebas generalizadas desde el principio, los Estados Unidos se han asegurado de que hoy haya casos en todo el pa√≠s, no tenemos idea de cu√°ntos, y que el virus se propaga r√°pidamente. E incluso ahora no hay indicios de que el gobierno est√© preparado para el tipo de medidas de salud p√ļblica que podr√≠an limitar el ritmo de difusi√≥n.

Ah, y cuando se trata de la reacci√≥n econ√≥mica, vale la pena se√Īalar que b√°sicamente todos en el equipo econ√≥mico de Trump estaban totalmente equivocados sobre la crisis de 2008. Parece ser un requisito para el empleo.

La conclusión es que, como gran parte de lo que sucede hoy en los Estados Unidos, la crisis del coronavirus no se trata solo de Trump. Su insuficiencia intelectual y emocional y su combinación de megalomanía e inseguridad ciertamente contribuyen al problema.

¬ŅAlguna vez ha habido un presidente tan obviamente inadecuado para el trabajo? Pero al negarse a enfrentar hechos inc√≥modos, al atribuir todas las malas noticias a conspiraciones siniestras, en realidad solo est√° siendo un hombre normal en su facci√≥n.

En 2020, estamos volviendo a aprender las lecciones de 2008, lo que sea, que la derecha en los Estados Unidos no puede lidiar con la verdad.

Traducción de Luiz Roberto Mendes Gonçalves

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *