Trump confunde a sus aliados estadounidenses con el repentino abandono de los kurdos en Siria





El inesperado consentimiento del presidente Donald Trump para una incursi√≥n turca en el norte de Siria esta semana ha sacudido a los aliados de Estados Unidos, no solo porque representa una traici√≥n de socios leales. Lo que los alarm√≥ a√ļn m√°s fue la absoluta imprevisibilidad del presidente.





Sus posiciones constantemente cambiantes e inconsistentes en el Medio Oriente han inyectado un nuevo elemento de caos en una región ya volátil, dejando a los aliados de EE. UU. Sin saber dónde se encuentran los estadounidenses y cuánto tiempo continuará manteniéndose. .

Los ex líderes políticos estadounidenses fueron claros acerca de sus intenciones, comentó Mowaffak al-Rubaie, un ex asesor de seguridad nacional iraquí.

"Este tipo está gobernado por la emoción", dijo. "Todo es impredecible".

Las incertidumbres agravan los temores siempre presentes sobre la durabilidad del compromiso de Estados Unidos con el Medio Oriente.

Los presidentes de EE. UU. Han prometido durante casi 15 a√Īos reducir la presencia del pa√≠s en la regi√≥n, alarmando a socios como Israel y los monarcas del Golfo P√©rsico que dependen de la protecci√≥n de EE. UU.

Pero hasta la fecha, pocos líderes estadounidenses han tomado y anunciado importantes decisiones de política exterior con la improvisación rápida y aparentemente improvisada de Trump.





Para los analistas, muchos aliados ya no solo est√°n preocupados por una retirada de Washington, temen que el impredecible presidente actual pueda abandonar todo y apresurarse a la salida m√°s cercana en cualquier momento.

Aparentemente, su decisi√≥n de salirse del camino de la incursi√≥n turca fue tomada repentinamente durante una llamada telef√≥nica con el presidente turco, sorprendiendo a muchos de sus propios asesores. Abri√≥ la puerta a una violenta embestida turca contra las milicias respaldadas por Estados Unidos lideradas por kurdos sirios, que desempe√Īaron un papel clave en la batalla terrestre para recuperar el territorio capturado por el Estado Isl√°mico. El ataque contra los kurdos crea el riesgo de un regreso del Estado Isl√°mico.

Este fue solo el √ļltimo de una serie de giros y vueltas en la pol√≠tica exterior de EE. UU. En la regi√≥n, incluidos dos en Siria solo este a√Īo. En diciembre, Trump prometi√≥ retirar todo el contingente de unos 2.000 militares estadounidenses que se encontraban en Siria. Pero m√°s tarde cambi√≥ de opini√≥n, eliminando solo la mitad.

Trump ya emiti√≥ varias advertencias de que Estados Unidos estar√≠a "cargado y armado" listo para lanzar una acci√≥n militar contra Ir√°n. Pero cuando Ir√°n derrib√≥ un avi√≥n no tripulado esp√≠a estadounidense este a√Īo, Trump cambi√≥ su posici√≥n en los momentos finales y cancel√≥ un ataque planeado con misiles.

El mes pasado criticó a Irán por organizar un ataque contra las instalaciones petroleras sauditas, pero se negó a tomar ninguna medida militar. Su renuencia llevó a los dos aliados estadounidenses más importantes de la región, Arabia Saudita e Israel, a reevaluar el compromiso de Estados Unidos con la contención de Irán y, en consecuencia, para garantizar su seguridad.

Los críticos dicen que el zigzag de las políticas de Trump ha dado un nuevo impulso a sus oponentes regionales, sus asustados socios estadounidenses e invitó a Rusia y a varios actores regionales a buscar ejercer su influencia.

"La situación es un caos", dijo Michael Stephens, un erudito local del Royal United Services Institute en Londres. "La región está en caos porque el poder hegemónico aparentemente no sabe lo que quiere hacer, por lo que nadie más lo sabe".

Cuando Trump se retiró de su decisión de retirar todas las tropas estadounidenses restantes en Siria, pareció prestar atención a las advertencias de sus jefes militares y asesores sobre las graves consecuencias que podrían resultar de una retirada abrupta.

La presencia de las fuerzas estadounidenses en el norte de Siria ha ayudado a preservar el área como un refugio seguro para la milicia liderada por los kurdos que ha sido el aliado más crítico de Washington en la lucha contra el Estado Islámico.

Ahora, esta milicia liderada por los kurdos sirve como el carcelero de miles de combatientes del Estado Isl√°mico detenidos en campamentos y c√°rceles en el norte de Siria, cerca de la frontera turca.

Los líderes de la vecina Turquía, que ha estado luchando contra los separatistas kurdos durante décadas en su propio territorio, vieron a la milicia kurda siria como una amenaza y hablaron abiertamente de realizar un ataque a través de la frontera para aplastarlo, siempre que las tropas estadounidenses hayan abandonado su país. camino.

Pero a pesar de las advertencias sobre el interés de Estados Unidos en proteger a sus leales aliados kurdos y restringir a los combatientes detenidos del Estado Islámico, esta semana Trump describió la difícil situación de los kurdos como un problema para otros. Al describir a los turcos y kurdos como "enemigos naturales", dijo, "ahora es el momento para que otros en la región, algunos de los cuales son propietarios adinerados, protejan a su propio país".

Otros países se apresuran a adaptarse a la nueva realidad.

"Creo que muchos países del Medio Oriente están buscando hacer cambios importantes en sus planes estratégicos de defensa porque ya no ven a Estados Unidos como un aliado de confianza", dijo Gamal Abdel Gawad Soltan, asesor del Centro de Estudios Estratégicos Al Ahram. en El Cairo, una institución financiada por el estado.

"Será muy difícil convencer a los países del Medio Oriente de que Estados Unidos es serio, y este es un cambio importante en el panorama estratégico del Medio Oriente".

Algunos analistas dicen que los enemigos de los Estados Unidos también pueden estar tomando nota.

"Si eres alguien que es un rival del otro lado, si eres iraní, ruso, turco, Estado Islámico, Hezbolá, entiendes que ahora es el momento de lograr avances", dijo Shimrit Meir, columnista del periódico. Israelí Yediot Ahronot.

“Este es el momento. Porque cuando el presidente de los Estados Unidos habla abiertamente "Odio la interferencia militar en el Medio Oriente y por eso fui elegido, terminemos con esto", no es difícil para los iraníes comprender que tienen mucho margen de maniobra ".

Al-Rubaie, el ex asesor de seguridad nacional iraquí, dijo que dos guerras, miles de millones de dólares gastados y miles de vidas estadounidenses perdidas deberían haber convertido a Irak en la "corona" de la política estadounidense en Medio Oriente. Pero para él, Trump no ve a Irak y, en cambio, se centra solo en el grado de influencia iraní.

Los iraquíes "se sienten abandonados", dijo. "Sienten que los estadounidenses los abandonaron, dejaron el país solos".

"Para los estadounidenses, sus amigos son desechables", dijo. “Buscas a los estadounidenses, y están buscando la salida más cercana. Te vuelves hacia ellos y no los encuentras ".

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *