Tribunal hondure√Īo condena a ex ejecutivo de central hidroel√©ctrica por matar a famoso ambientalista





Roberto David Castillo, ex alto ejecutivo de la central hidroel√©ctrica Desa, fue condenado por la justicia hondure√Īa este lunes (5) por haber participado en el asesinato en 2016 de la ambientalista Berta C√°ceres, quien se opone a un proyecto de empresa desarrollado en territorio ind√≠gena.





Ganadora del Premio Ambiental Goldman en 2015, la activista fue asesinada en marzo de 2016 por francotiradores que irrumpieron en su casa en La Esperanza, en el oeste del país. Gustavo Castro, un activista mexicano que estaba con Cáceres en la escena del crimen, sobrevivió al ataque con heridas.

En el fallo, el juez se√Īal√≥ que C√°ceres, entonces coordinador de Copinh (Consejo C√≠vico de Organizaciones Populares e Ind√≠genas de Honduras), fue asesinado por orden de Desa (Desarrollos Energ√©ticos SA), por oponerse, con manifestaciones, a la construcci√≥n de una central hidroel√©ctrica. de la ciudad R√≠o Gualcarque.

El proyecto de US $ 50 millones (R $ 254,4 millones, en esta segunda cotizaci√≥n) preve√≠a la construcci√≥n de una presa en el territorio de la tribu Lenca, considerada sagrada. Seg√ļn activistas, el trabajo provocar√≠a importantes interrupciones en el suministro de agua y alimentos, y no se consult√≥ a los grupos ind√≠genas de la zona. Tras el asesinato de C√°ceres, inversores internacionales abandonaron el proyecto.

En la audiencia se revel√≥ el contenido de las llamadas telef√≥nicas entre Castillo y los otros siete condenados, juzgados en 2019 y que recibieron condenas de 30 a 50 a√Īos de prisi√≥n. El cargo original contra el ex ejecutivo, quien tambi√©n es un militar retirado y entrenado en los Estados Unidos, fue que √©l era el autor intelectual del crimen, pero su condena fue por conspiraci√≥n conjunta: se declar√≥ inocente. Su sentencia se definir√° en una audiencia convocada para el 3 de agosto.

El avance en las condenas de los involucrados en el asesinato de C√°ceres sienta un precedente importante para Honduras, ya que el pa√≠s es l√≠der mundial en tasas de asesinatos per c√°pita de defensores ambientales, seg√ļn la ONG Global Witness. Seg√ļn los informes anuales publicados por la organizaci√≥n, 166 activistas ambientales han sido asesinados en el pa√≠s desde 2012; en todo el mundo, 1.992.

La condena del ejecutivo ‚Äúes un grano de arena en la justicia por el asesinato de mi madre‚ÄĚ, dijo Laura Z√ļniga. ‚ÄúHoy nos sentimos felices. El pueblo hondure√Īo est√° harto de tanta impunidad y muerte. Falta el siguiente paso ‚ÄĚ, agreg√≥. La familia C√°ceres y la direcci√≥n Copinh exigen el castigo de Castillo y la condena de los socios de Desa, miembros de influyentes familias bancarias, identificados como los autores intelectuales del crimen.





En Twitter, Copinh calific√≥ la decisi√≥n como una victoria para el pueblo de Honduras. ¬ęEsto significa que las estructuras de poder del crimen no han logrado corromper el sistema de justicia¬Ľ.

Debido a su activismo de m√°s de dos d√©cadas en defensa de las tierras ind√≠genas frente a la construcci√≥n de represas hidroel√©ctricas, presas y obras de infraestructura, C√°ceres estaba amenazada. Antes que ella, otros 130 activistas hab√≠an sido asesinados en diez a√Īos, pero la mayor√≠a de esos casos permanecieron impunes. La muerte del ambientalista, sin embargo, gan√≥ prominencia internacional. Hab√≠a ganado premios y habl√≥ sobre los intentos de eliminarla en peri√≥dicos extranjeros.

El asesinato expuso a√ļn m√°s la tensi√≥n civil continua en Honduras, gobernado por un partido y presidente, Juan Orlando Hern√°ndez, acusado de corrupci√≥n y v√≠nculos con el narcotr√°fico.

El país es uno de los más violentos del mundo, con una tasa de homicidios de 39 por cada 100.000 habitantes, y está gobernado por el Partido Nacional desde 2009, cuando fue depuesto el entonces líder Manuel Zelaya.

En una entrevista con hoja En diciembre, Bertha Zu√Īiga C√°ceres, coordinadora general de Copinh e hija de Berta, afirm√≥ que existen al menos 51 concesiones para proyectos hidroel√©ctricos y e√≥licos en el territorio de la comunidad Lenca. Otros proyectos, muchos de ellos enfocados al turismo y la extracci√≥n de petr√≥leo, tambi√©n generan enfrentamientos con el pueblo gar√≠funa afrodescendiente en la costa del pa√≠s.

En ese momento, Bertita, como se la conoce, dijo que uno de los principales problemas es la ausencia –o manipulaci√≥n– de consultas previas con las comunidades ind√≠genas para obtener su consentimiento en proyectos que puedan impactar su tierra, cultura o forma de vida. A pesar de que Honduras es signataria del Convenio 169 de la OIT (Organizaci√≥n Internacional del Trabajo), que trata el tema, y ‚Äč‚Äčde haber adoptado en 2007 la Declaraci√≥n de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Ind√≠genas, que reitera el tema, las consultas son raras. llevado a cabo y respetado en el pa√≠s.

Para la hija mayor de Berta, poco ha mejorado desde el asesinato de su madre para los activistas y movimientos ambientales hondure√Īos; por el contrario, el panorama ha empeorado en los √ļltimos a√Īos.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *