Tras la ventisca, ola de frío congela España





España está siendo golpeada por una ola de frío extremo que está provocando un descenso de temperaturas sin precedentes en el siglo XXI. Después de que Madrid sufriera las consecuencias del temporal Filomena, con la mayor nevada de los últimos 50 años, la pequeña localidad de Bello, en Teruel, Aragón, registró durante esta noche, con -25,4 grados, el récord de temperatura negativa en una zona habitada , según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).





Los pueblos de Molina de Aragão (Guadalajara), con -25,2 grados, y Santa Eulália do Rio (Teruel), con -23, completan el podio tras la noche más fría de los últimos sesenta años. Sin embargo, datos no oficiales afirman que otros pueblos de la provincia de Teruel como Royuela, Monteagudo do Castelo y Linares de Mora han registrado temperaturas negativas, que casi alcanzan los 30 grados bajo cero.

Las localidades de Teruel, Calamocha y Molina de Aragão, situadas a casi mil metros sobre el nivel del mar, forman parte del «Polo Frío Español», donde el helado es común todos los años y los habitantes ya están acostumbrados al frío extremo. Según datos de la AEMET, la estación del Aeródromo de Calamocha mantiene el récord de temperatura negativa en España, tras alcanzar los -30 grados el 17 de diciembre de 1963.

La villa

La villa

Foto: EPA

Once provincias de Castilla-La-Mancha (Albacete, Cuenca, Guadalajara y Toledo), Madrid, Castilla y León (Ávila, Cuenca, Guadalajara y Toledo) y Aragón (Zaragoza y Teruel) están en alerta roja por temperaturas extremas, que pueden llegar hasta los 16 grados negativos, provocando la suspensión de clases. Las previsiones meteorológicas apuntan a que esta ola de frío polar continuará hasta el fin de semana, con heladas permanentes en toda España, a excepción de las zonas costeras y el Valle del Ebro. 527 carreteras aún se ven afectadas por la ola de frío extremo, que ha convertido la nieve en hielo y dificulta la limpieza de las carreteras.

El Madrid sigue cubierto de blanco, intentando recuperar poco a poco la normalidad. La capital de España, que registró la temperatura más baja desde 1981 con -7,4 grados, ya ha reanudado las rutas de autobuses y el aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas ya ha abierto tres de las cuatro terminales. El frío extremo provocó la parada de la línea de alta velocidad de Renfe entre Madrid y Barcelona, ​​pero los trenes ya han vuelto a las líneas.

El trabajo de la Unidad de Emergencias Militares permitió limpiar la mayor parte de las principales calles de la ciudad, por donde ahora pueden circular vehículos pesados, lo que garantiza el suministro de productos y servicios esenciales. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, insistió con el gobierno central en declarar Madrid zona catastrófica.

Durante la mañana, ocho capitales de provincia registraron temperaturas inferiores a menos 10 grados: Teruel (-21º), Toledo (-13º), Madrid (-13º), Albacete (-11,2º), Salamanca (-11,9º), Ávila (-10,6º), Cuenca (-10,8º) y Guadalajara (-10,5º).

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *