Transformación digital y recomposición de las cadenas de valor



Transformación digital, calificación de recursos humanos y respeto de los límites impuestos por el cambio climático, y su corolario lógico, la recomposición de las cadenas de valor, este es el cuadrado mágico del próximo futuro. Todo pasa en tres planos distintos, pero, esperamos nosotros, convergentes. En el plano microeconómico, se trata de una cuestión de modernización empresarial, alfabetización digital y negocio digital. En el plano de la mesoescala, se trata de una cuestión de reorganización del asociativismo empresarial, de creación de ecosistemas de innovación, de una smartificação del territorio bien conducido y de una recomposición ordenada de las cadenas de valor respetadas. En el plano macropolítico, se trata de una cuestión de modernización del estado-administración, de constitución de plataformas tecnológicas de interacción con los actores sectoriales, de una gestión eficiente de las políticas públicas y, en especial, de un marco reglamentario justo y eficaz en lo que se refiere al reparto de las plusvalías generadas por la nueva composición de las cadenas de valor. Veamos, en síntesis, los tópicos principales de esta relación fundamental entre transformación digital (e inteligencia artificial) y recomposición de las cadenas de valor.

  1. La transformación digital y la inteligencia artificial alteran progresivamente los procesos y procedimientos industriales y cambian la posición relativa de los principales actores de la cadena de valor, sustituyendo gradualmente los bienes industriales por los servicios industriales y la adquisición / propiedad de productos finales por la prestación de servicios y ésta en vez de en régimen de outsourcing;
  2. La transformación digital y la inteligencia artificial pueden facilitar la relocalización, el "regreso a casa", de industrias o empresas que habían sido deslocalizadas por razones de competitividad-precio y que ahora ya no tienen sentido o hacen cada vez menos sentido;
  3. La transformación digital y la inteligencia artificial pueden aportar una contribución decisiva al cumplimiento de objetivos y metas en lo que se refiere al cambio climático, por ejemplo, los programas de mitigación, la economía circular y los planes o guiones para la descarbonización de la economía;
  4. La transformación digital y la inteligencia artificial pueden aportar una contribución esencial a la gestión de los hábitats, la biodiversidad y los servicios ecosistémicos que son fundamentales para el mantenimiento de las unidades de paisaje y el equilibrio del paisaje global;
  5. La transformación digital y la inteligencia artificial pueden aportar una contribución esencial a la ordenación del territorio, la creación de regiones biogeográficas y la reterritorialización de las zonas de baja densidad a través smartificação de las redes de pueblos y ciudades y la creación de entornos inteligentes y creativos como son, por ejemplo, las áreas de paisaje protegido y los parques naturales en particular;
  6. La transformación digital y la inteligencia artificial pueden justificar la reforma estructural del sistema de enseñanza-formación, por ejemplo, a través de la creación de "escuelas digitales", a la imagen y semejanza de lo que sucedió en el siglo XX con las escuelas industriales; la modernización del tejido empresarial y la reterritorialización del espacio no se compadecen con niveles elevados de analfabetismo digital;
  7. La transformación digital y la inteligencia artificial necesitan ser acompañadas por una verdadera revolución en el plano de las ciencias humanas y sociales, a semejanza de lo que ocurrió con el industrialismo del siglo XIX, sea en lo que se refiere al cuidado con los nuevos ambientes sociofamiliares y de trabajo o en lo que se refiere al universo de las relaciones funcionales y emocionales entre comunidades offline y comunidades en línea;
  8. La transformación digital y la inteligencia artificial pueden aportar una contribución decisiva a la estructuración de la economía azul, no sólo en la organización y gestión de las futuras áreas de paisaje protegidas de nuestra zona económica exclusiva ampliada, como en las actividades de la economía del mar y en la supervisión de los acontecimientos el cambio climático que tendrá lugar en el océano portugués;
  9. La transformación digital y la inteligencia artificial pueden aportar una contribución esencial a la organización del llamado cuarto sector que reúne contribuciones muy diversas de las economías social, cooperativa, solidaria y colaborativa y que, debido a los cambios profundos en los mercados de trabajo, regulación de la economía local y regional;
  10. La transformación digital y la inteligencia artificial, al alterar la composición de las cadenas de valor y producir algunos efectos de extraterritorialidad como la evasión y el fraude fiscales, justifican por sí mismos que se procede a una profunda revisión de las bases del sistema fiscal y de la seguridad social hacia un sistema más justo y equitativo y basado en el valor añadido global.

Notas Finales

La modernización tecnológica por la vía digital es una transición con varias velocidades y muchos protagonistas. Después de la mecánica, de la electricidad, de las computadoras e internet, es llegada la vez de la revolución digital e inteligencia artificial. La revolución en curso va desde la investigación en nuevos materiales y nanotecnologías hasta la computación cuántica y desde las múltiples formas de inteligencia artificial hasta la reforma de las instituciones que tienen que lidiar con esta nueva y compleja realidad. En adelante, el conocimiento será un recurso abundante y barato y esta es una enorme oportunidad para personas y territorios olvidados y abandonados. La transición digital en curso no ahorrará a nadie, sus efectos serán positivos, pero también contradictorios y paradójicos. Las macro transformaciones revolucionará el paradigma de la economía global y prácticamente ninguna área de nuestra vida cotidiana escapará a este gran movimiento de transformación digital.



Uno de los aspectos centrales de esta transformación será la profunda alteración de las cadenas de valor. En primer lugar, la mayor fragmentación empresarial y una nueva geografía de la cadena de valor, en segundo lugar, el mayor número de empleos en el interior de cada cadena de valor, en tercer lugar, mayor concentración y desigualdad geoeconómica y geopolítica, por fin, el agravamiento de los problemas de extraterritorialidad y soberanía democrática.

Mis expectativas son moderadamente optimistas y apuntan en la siguiente dirección. En primer lugar, espero que la Unión Europea, en el marco del mercado único digital, resuelva el grave problema de la extraterritorialidad, es decir, que ponga fin a la evasión y el fraude fiscales y sus efectos extremadamente negativos sobre las cuentas nacionales y la soberanía de cada país miembro. En segundo lugar, deseo que la revolución digital en curso sea una oportunidad para que el Estado-administración revise en profundidad toda su política de regulación pública en materia de innovación tecnológica y que aproveche la oportunidad para operar algunas "reformas de estado". En tercer lugar, espero una efectiva renovación del capital natural, ya que existe un gran potencial para regenerar el ambiente natural a través del uso de tecnologías y sistemas inteligentes aplicados, por ejemplo, a la economía circular. En cuarto lugar, es posible llevar a buen puerto una economía del compartir colaborativo, una uberización benignaa funcionar en pleno y proporcionarnos algunos ingresos adicionales en los mercados de alquiler, ocasión y prestación de servicios. Finalmente, espero bien que la revolución digital no desencadene una nueva la rebelión ludita, que surjan nuevos pretextos para los movimientos nacionalistas y populistas y que, a su cuenta, ponga sobre nuestras cabezas un riesgo difuso asociado a la guerra informática y al cibercrime.

Universidad del Algarve


Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *