Transforma tu relación con la comida





Catarina tuvo una adolescencia dif√≠cil: a la edad de 16 a√Īos, vio morir a su hermana mayor y sus padres la obligaron a casarse con su cu√Īado viudo. Ella se neg√≥ a comprometerse y comenz√≥ una huelga de hambre. Determinada, convenci√≥ a sus familiares y comenz√≥ a vivir en un convento. Sin embargo, incluso con el final de la pelea familiar, la ni√Īa continu√≥ insistiendo en no comer. Pas√≥ semanas tomando pan y agua, ahora por razones religiosas. Hubo d√≠as en que su √ļnica comida era la misa de la misa. Fr√°gil y v√≠ctima de anorexia, muri√≥ muy joven, a la edad de 33 a√Īos, despu√©s de sufrir un derrame cerebral.

La historia de Catarina podría tener lugar en 2020 y ser compartida en cualquier red social. Pero vivió en Italia entre 1347 y 1380. Después de su muerte, fue canonizada, ganó el nombre de Santa Catarina de Siena y el título de patrona de Europa.

De hecho, ella es solo una de los 250 santos italianos que tuvieron un episodio típico de trastorno alimentario, condición psiquiátrica marcada por dificultades para mantener comidas saludables y equilibradas durante un cierto período de la vida.

Aunque estas condiciones no son un fen√≥meno moderno, es innegable que han explotado en las √ļltimas d√©cadas: se estima que enfermedades como la anorexia y la bulimia (aprenda m√°s sobre las principales haciendo clic aqu√≠) afectan aproximadamente al 2% de la poblaci√≥n mundial.

¬ęEn Brasil, algunos datos indican que estos problemas afectan al 4,6% de las personas, el doble de la cantidad que se encuentra en otros lugares¬Ľ, informa la psicoanalista Joana de Vilhena Novaes, profesora de la Pontificia Universidad Cat√≥lica de R√≠o de Janeiro.





Los expertos tambi√©n se√Īalan un cambio de perfil: estas condiciones, que antes estaban restringidas a mujeres j√≥venes de clase media o alta, comienzan a ser preocupantes para los hombres, las personas mayores y los residentes de la periferia. Pero, ¬Ņqu√© hay detr√°s de este fen√≥meno?

Cargando por un cuerpo perfecto

Los trastornos alimentarios son la punta del iceberg de algo m√°s completo y preocupante que afecta a toda la sociedad: nuestra relaci√≥n con la comida nunca ha sido tan mala. Vivimos en un mundo con tasas alarmantes de sobrepeso y obesidad: m√°s del 50% de los brasile√Īos tienen sobrepeso, por ejemplo.

Al mismo tiempo, ya sea en las portadas de las revistas o en las redes sociales, existe una eterna demanda de un cuerpo perfecto, sin nada fuera de lugar. ¬ęEstamos dentro de una cultura neur√≥tica, con una presi√≥n social constante por la delgadez¬Ľ, analiza la nutricionista Marle Alvarenga, creadora del Instituto Nutri√ß√£o Comportamental, en S√£o Paulo.

Al mismo tiempo, es posible notar un cierto desprecio colectivo por las comidas: nuestros almuerzos y cenas son cada vez más cortos e impersonales. Comemos mirando la pantalla de teléfonos celulares, computadoras y televisores. Los platos están listos: solo solicite la aplicación que el mensajero entrega a su puerta o saque el congelado del refrigerador y ponga dos minutos en el microondas.

‚ÄúY sin mencionar la p√©rdida total de autenticidad: no tenemos idea de cu√°ntos alimentos se preparan. ¬ŅQu√© es una pepita si no muchos conservantes, estabilizadores y un poco de pollo? ‚ÄĚ, Pregunta el historiador Henrique Soares Carneiro, coordinador del Laboratorio de Estudios Hist√≥ricos sobre Drogas y Alimentos de la Universidad de S√£o Paulo (USP).

Para empeorar las cosas, un gran volumen de productos industrializados peca en t√©rminos de salud: est√°n rellenos de sal, grasa y az√ļcar, ingredientes que dan sabor y cuyo exceso puede promover el aumento de peso, hipertensi√≥n, colesterol alto, diabetes …

¬ęEstos alimentos estimulan demasiado nuestras papilas gustativas y nos hacen querer volver a comer para repetir esa misma sensaci√≥n¬Ľ, dice la nutricionista Ana Carolina Pereira Costa, del Instituto de Psiquiatr√≠a del Hospital de Cl√≠nicas de S√£o Paulo (IPq-HC).

Buena comida y malos

Irónicamente, el requisito del cuerpo perfecto conduce a un escenario opuesto: la preocupación excesiva por el valor nutricional de cada ingrediente. El rollo se convierte en una fortaleza de carbohidratos. El brócoli solo vale la pena porque es rico en antioxidantes. Y por ahí va.

¬ęNo podemos olvidar que cada comida cuenta una historia y es el resultado de la ascendencia, la cultura y la forma de vida de un pueblo¬Ľ, recuerda el chef Jana√≠na Rueda, quien est√° a cargo del famoso restaurante Bar da Dona On√ßa, en S√£o Paulo

De 2015 a 2018, Jana√≠na dirigi√≥ una reformulaci√≥n en los men√ļs de las escuelas p√ļblicas en S√£o Paulo. ¬ęJunto con el Departamento de Educaci√≥n, capacitamos a 1,823 cocineros escolares de 2,200 escuelas, que produc√≠an alimentos diariamente para casi 2 millones de estudiantes¬Ľ, calcula.

Mientras tanto, los industrializados abandonaron la escena, reemplazados por alimentos frescos. Detr√°s de cada receta, hab√≠a una ense√Īanza para ni√Īos y adolescentes. ¬ęSin embargo, el proyecto fue cancelado y todo volvi√≥ a ser como era antes¬Ľ, dice el chef.

Esta neura con salud, de hecho, tiene otro efecto secundario: la noción maniquea de que hay buenos alimentos y malos. Hay momentos en que el gluten es responsable de los males que afectan a la humanidad. Entonces la culpa recae en la lactosa. Paralelamente, la dieta de desintoxicación aparece como la respuesta a todo. Luego, solo apuesta por el aceite de coco o los suplementos de magnesio. Parece que las personas siempre están buscando respuestas mágicas a problemas complejos.

Mientras tanto, la verdad est√° justo en frente de nuestra nariz: una dieta equilibrada y variada, junto con la actividad f√≠sica regular, incluso nos permite ventajas en la mesa de vez en cuando. ‚Äú¬ŅQu√© es m√°s saludable: un pastel de chocolate o una manzana? Depende del contexto ‚ÄĚ, razona Ana Carolina. Si est√°s en una fiesta de cumplea√Īos llena de ganas de probar un pedazo de pastel, comer solo una fruta no te har√° sentir satisfecho … ¬ęLa salud implica cuerpo, mente y nuestra relaci√≥n con los dem√°s¬Ľ, agrega.

Familiares y amigos contra los trastornos alimentarios.

Ok, puedes entender que las cocinas y comedores no son tan c√≥modos y acogedores como sol√≠an ser. Todo el mundo se ve afectado de alguna manera por esto a diario. Pero, ¬Ņpor qu√© solo una peque√Īa parte de las personas desarrollar√° un trastorno alimentario?

¬ęAqu√≠ se tienen en cuenta los factores gen√©ticos, familiares y psicol√≥gicos, que se suman y conducen al desarrollo de afecciones como la anorexia o la bulimia¬Ľ, responde Marle Alvarenga. Las personas cuyos padres son muy estrictos y se preocupan por la apariencia, por ejemplo, tienen m√°s probabilidades de desarrollar estas condiciones.

Para evitar estas afecciones o evitar que empeoren, debemos prestar atención a cómo vemos los momentos en la mesa y buscar ayuda de un profesional cuando sea necesario. En muchos casos, familiares y amigos pueden brindar apoyo y llevar al paciente a la primera cita, ya que no puede ver el problema.

¬ęSe estima que habr√° un retraso de tres a cinco a√Īos entre el inicio de los s√≠ntomas y el diagn√≥stico¬Ľ, informa el psiquiatra Eduardo Aratangy, supervisor de IPq-HC. Demasiado tiempo perdido: se sabe que el monitoreo por parte de un equipo de m√©dicos, psic√≥logos y nutricionistas es esencial para apaciguar y revertir los trastornos.

Por supuesto, todos podemos (y debemos) también tomar medidas para mejorar nuestra relación con los alimentos. El primer paso es comprender que los desayunos, almuerzos y cenas son un momento sagrado para el cuerpo. Dentro de su horario, planifique sus platos con cuidado y amor.

Al prepararse, d√© preferencia a los ingredientes frescos; si son frutas y verduras, vea si est√° en la temporada de cosecha, lo que garantiza m√°s sabor y nutrientes. Finalmente, visite mercados abiertos, mercados y emporios. ¬ęComer bien no es necesariamente caro¬Ľ, recuerda Joana Novaes.

S√≠, la simplicidad es un ingrediente clave para comidas m√°s completas y felices. Reflexiona y … ¬°buen apetito!


Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *