Tomar el toro por los cuernos





En los 煤ltimos a帽os, el gobierno japon茅s decidi贸 tomar el toro por los cuernos, es decir, frente a la intransigencia de la Comisi贸n Ballenera Internacional en la negativa de la posibilidad de coexistencia de la actividad ballenera comercial con las actividades de conservaci贸n, el pa铆s decidi贸, finalmente, abandonar dicha Comisi贸n. No se espera que la actividad ballenera nipona, que se limitar谩 a la zona econ贸mica exclusiva del pa铆s, tenga repercusiones negativas en la conservaci贸n de las especies cuya captura pasa a ser permitida. Esta medida es, sin embargo, importante desde el punto de vista civilizacional, en la medida que es la recaptura de derechos ancestrales por un pueblo insular que, desde que hay memoria, siempre caz贸 la ballena, derechos que le ven铆an siendo negados desde 1986 por una peque帽a camarilla de radicales y eco terroristas coadyuvados por una a煤n m谩s min煤scula tecleada de bur贸cratas incrustados en organizaciones internacionales e imbuidos de una mentalidad neocolonialista retr贸grada y obscurantista.





Aunque la tradici贸n japonesa es muy antigua y rica en narrativas acerca de ballenas, tiburones, Sakanas[nota 1] y los otros entes acu谩ticos y bichos costeros, la siguiente narraci贸n publicada por un an贸nimo del siglo XIX ilustra bien los peligros de intentar coger una flor por las espinas (el floricidio es ahora desvergonzado promovido por los defensores de las serpientes y lagartos[nota 2]) y las ventajas de utilizar papel de aluminio en su manipulaci贸n.

"De entre todos los juristas de la Naci贸n y por todo el n煤mero de los magistrados del Imperio, ninguno gan贸 tanta fama -en el dominio de la minuciosa de proceso y de precedente, de arg眉铆a en la investigaci贸n y el interrogatorio, en la dispensa de clemencia hacia los arrepentidos, de compasi贸n hacia los enga帽ados y despojados de sus derechos, de severidad hacia los malhechores empedernidos, de sabidur铆a en el juicio y bondad en la decisi贸n -, que 艑oka Echizen en el Kami Tadasuke [澶у病瓒婂墠瀹堝繝鐩, 1677鈥1752], el que vendr铆a a ser el m谩s famoso Machi Bugy艒, de la ciudad de Edo, de la que hay memoria. Nunca se neg贸 a escuchar ning煤n caso, por extra帽o o trivial o dif铆cil que pudiera parecer, ni nunca dej贸 de castigar el crimen y el vicio y la mentira ni de recompensar la bondad y la virtud y la veracidad. Incluso antes de convertirse en magistrado en la capital xogunal, hizo algunos juicios que marcaron la historia judicial del Imperio. Su primer caso ocurri贸 poco despu茅s de haberse convertido bugyo, es decir, magistrado, de Yamada, en Ise.

"Se relata que cierto d铆a, durante la Segunda Luna del decimoquinto a帽o de la era Genroku [1702], apareci贸 junto a Yanaka-,mura, una peque帽a poblaci贸n de pescadores no muy lejos de la ciudad de Yamada, una enorme ballena. Al descubrir el gran animal, los pescadores se llenaron de excitaci贸n y de alegr铆a pues, como dice el proverbio, 'ballena atrapada, siete aldeas enriquecidas'. No s贸lo una ballena es una bestia enorme, pero de ella todo se aprovecha: carne para alimentaci贸n, aceite para iluminaci贸n y barbas para reglas de medici贸n. Grit贸 el primero en verla: '隆Vean … una ballena!'

"Respondi贸 otro: 'Fuerza, vamos a eso … hace once a帽os que no cogemos una!'

"Y inmediatamente los tambores empezaron a tocar tonelada -tona convocar a los pescadores para la caza. Inmediatamente todos los hombres soltaron sus ocupaciones, con las redes, en la playa, y con las azadas, en los campos, y corrieron hacia los barcos que, en menos de nada, se hicieron al mar.

"Gritaban excitados: 'All铆, all铆 … m谩s all谩 …'





"En poco tiempo, una docena de embarcaciones rodearon el gran cet谩ceo y, lentamente, con las debidas cautelas, empezaron a acercarse a 茅l. De repente, Genjir艒, un joven con fama de buen brazo, dispar贸, con un sonoro grito, el primer arp贸n que, con su cuerda y con un sonido pesado, penetr贸 profundamente en el dorso derecho del animal. La ballena, al sentirse herida, se enfureci贸, arroj贸 agua y, con la enorme cola, hizo una o alta onda. Los barcos se agitaron violentamente hacia la derecha y hacia la izquierda, casi volvi茅ndose, pero los pescadores ya ten铆an el bicho preso. En medio de la agitaci贸n Zenz艒, un carviz experimentado y ya avanzado en a帽os, arroj贸 un segundo arp贸n que se fue a alojar en el lado izquierdo del animal. Casi al mismo tiempo, Genjir艒, que se hab铆a vuelto a acercar, enterr贸 a un tercero.

"El animal intent贸 resistir zumbando, pero era debido porque causa era, al cabo de alg煤n tiempo resurgi贸 a la superficie herido de muerte e incapaz de resistir m谩s. Impeliendo sus embarcaciones, los hombres se acercaron a 茅l, le pasaron varias cuerdas y luego le arrastrar a la playa.

"El g谩udio de los habitantes de la aldea no pod铆a ser mayor, pero era especial y naturalmente intenso el de Genjir艒 que, con el primero y tercer arpones, ten铆a derecho a gran parte de la presa. Siguiendo los reglamentos existentes, se hizo participaci贸n de la recogida al oficial competente en la residencia del bugyo de Yamada, pues estaba establecido que, de entre todos los animales marinos, s贸lo la disposici贸n del bot铆n de ballenas capturadas estaba sujeta a la aprobaci贸n oficial. Habiendo recibido la participaci贸n, el entonces bugyo de Yamada, Hasegawa Noto en el Kami, envi贸 a dos de sus oficiales, Katagiri Jihei, oficial superior de segunda clase, y Honda Mosuke, oficial inferior de tercera clase, Yanaka-mura para averiguar de los hechos. Cuando los dos llegaron, los hombres de la aldea, alegres con la recogida y con la ingesti贸n de saqu茅 congratulatorio, rodeaban al monstruo marino.

"No perdiendo tiempo, los dos oficiales iniciaron los procedimientos establecidos. De repente, interrumpen sus medidas y mandan llamar nanushi, el jefe de la aldea. Cuando 茅ste lleg贸, dijo el m谩s graduado: 'Queremos cerciorarnos de una cosa, oh nanushi. En vuestra participaci贸n declaraste que hab铆as capturado esta ballena usando s贸lo tres arpones, el primero y tercer tirados por Genjir艒 y el segundo por Zenz艒, 驴no es verdad?

"Respondi贸 el encuestado, llamado Chosuke: 'As铆 fue, de hecho. Fue con esos tres arpones que la ballena fue herida y muerta y capturada.

"Continu贸 el primero: 'Sin embargo, acabamos de comprobar que en la ballena se encuentran espetados cuatro arpones, uno m谩s de lo que declar谩is …'

"Se sorprendi贸 el representante de los pescadores: 'En serio? Hasta ahora no hab铆amos dado cuenta de la habitaci贸n. 驴Qui茅n lo podr铆a haber tirado?

"Pero los hechos son hechos. Teniendo los oficiales mostrado el cuarto arp贸n, espetado en la zona de la cola, fue un hombre arrancarlo y traerlo. Al observarlo con cuidado, vieron en 茅l inscritos siete caracteres:

Provincia de Kii, Katase-mura, Sh艒hei

[绱宸炵墖鐎潙鏄屽钩]

"Dijo Honda, el oficial inferior de tercera clase: 'Parece que esta ballena huy贸 de Katase-mura hasta aqui. Antes de que Genjir艒 arroj贸 el primer arp贸n, este Sh艒hei dispar贸 lo que verdaderamente fue el primer arp贸n. Si esto sucedi贸 as铆, no pod茅is disponer solos de este animal. Es necesario que devuelvan este arp贸n a Sh艒hei y que combinen con las gentes de Katase-mura como hacer el reparto de esta carcasa.

"Protestaron los otros: 'Pero este arp贸n estaba en la cola … no tiene nada que ver con la captura de la ballena …'

"Recibieron como respuesta: 'Est茅 donde est茅, el primer arp贸n es siempre el primer arp贸n. Cumplir lo indicado e ide saludar a los pescadores de Katase-mura. '

"As铆, resignados, pero contrariados, los hombres de la aldea de Yanaka asintieron en enviar a la aldea vecina tres de los suyos a devolver el arp贸n. Pero no estaban dispuestos a repartir la presa pues, razonaban, la ballena estaba sana y de buena salud cuando le dieron caza y la causa de su muerte hab铆a sido debida 煤nicamente a los tres arpones de Genjir艒 y Zenz艒. Despu茅s de muchas consultas, decidieron enviar Jir艒, Sabur艒 y Tamesuke a Katase-mura para devolver el arp贸n y explicar a Sh艒hei ya sus compa帽eros que quien hab铆a cogido el animal hab铆an sido ellos, los pescadores de Yanaka-,mura.

"Por infeliz coincidencia, el d铆a en que estos tres representantes de Yanaka-mura llegaron a la aldea de Katase, todos los hombres de la aldea estaban en casa de Sh艒hei porque, estando el mar revuelto y el viento rizado, se hab铆an visto forzados a interrumpir su faena. Y, por entre vasos de saqu茅, estaban hablando de la ballena que hab铆a aparecido una luna atr谩s, y que hab铆an casi cogido despu茅s de que Sh艒hei a golpear con un primer arp贸n, pero que despu茅s hab铆an dejado huir. Todos estaban aburridos consigo mismos, por haber permitido que tal pote de dinero se les hubiera escapado como agua entre los dedos, pero, de todos, lo que estaba m谩s maldejado era obviamente Sh艒hei. A cierta altura, oyeron hablar de fuera del edificio: ''Gomenkudasai! '

"Grit贸 al due帽o de la casa: '隆Entra, por favor!'

"Y viendo entrar a los tres enviados de la aldea vecina, pregunt贸: 驴Qui茅n busc谩is y qu茅 quer茅is?

"Ellos respondieron:" Buscamos Sh艒hei-san de Katase-mura. '

"Se present贸 el buscado: 'Soy yo, 驴qu茅 me quer茅is?'

"Explicaron los forasteros: 'Somos enviados de Yanaka-,mura, dominio de Yamada, en Ise. Hace d铆as, apareci贸 frente a nuestra costa una gran ballena. Toda la aldea, subiendo a los barcos, le dio caza y, gracias al primer y tercer arp贸n que nuestro camarada Genjir艒 le espet贸, y tambi茅n debido al segundo que el camarada Zenz艒 meti贸, matamos a la ballena. Sin embargo, 驴cu谩l no fue nuestra sorpresa al descubrir otro arp贸n con su honorable nombre despu茅s de remolcar el animal a la playa? As铆, despu茅s de haber recibido la autorizaci贸n de los oficiales del bugyo de Yamada venimos a devolver el honorable arp贸n.

"Sh艒hei, que ya se encontraba aburrido y vejado e irritado con el asunto de la ballena que le hab铆a huido, al o铆r que otros la hab铆an atrapado, los envidi贸 y los detest贸 y los provoc贸 diciendo: 'Y vuestros saludos son s贸lo esas ? '

"Jir艒, Sabur艒 y Tamesuke no encontraron gracia a esta respuesta. Pensaron los tres: '驴Por qu茅 se irrita 茅l? Habiendo obedecido a los dict谩menes de la justicia y la humanidad, y siguiendo las normas de la delicadeza y buenas maneras tray茅ndole de vuelta el arp贸n, no deb铆a antes haber dicho 芦muchas gracias y disculpa la molestia禄, o 芦en un momento de tantos que pesan pesa "me he visto obligado a esta mazada"?

"Dice el refr谩n que 'para palabra de vendedor, palabra de comprador'. Irritados con la respuesta recibida, la pagaron en la misma especie y dijeron abruptamente:solamente… 驴Y qu茅 va a faltar para cumplir nuestro deber de cortes铆a?

"Recibieron de cambio: '驴Decir que por devolver el arp贸n las cuentas quedan saldadas? Hace cuarenta a帽os que ando en este oficio, y no hay nada sobre la pesca, sus costumbres y pr谩cticas y regulaciones, que yo no sepa! El que espet贸 el primer arp贸n fui yo, y fue debido a 茅l que ella se debilit贸, y vosotros no hab茅is hecho m谩s que a recoger despu茅s de que la corriente mar铆tima la lleve hasta su puerta. Es obvio que ten茅is que devolverme el animal.

"Los hombres de Yanaka-mura no quedaron callados: '驴Nos tom谩is por agricultores de monta帽a? Ahora bien, decidle qu茅 贸rgano vital se encuentra en la cola de una ballena de modo que su arp贸n le hubiera dado la muerte?

"Retorqu铆 Sh艒hei:" Independientemente de donde se especte, al primer arp贸n cabe la primera quiebra.

"Respondieron a los visitantes: 'Venimos con toda buena voluntad devolveros lo que es vuestro y somos recibidos con descortes铆a e insolencia y exigencias. El animal fue muerto y atrapado en Yanaka-mura, y all铆 ser谩 descuartizado, dividido y subastado.

"Al o铆r esto Sh艒hei se irrit贸 kankan y, turbado por el alcohol y la ira y la compa帽铆a, dijo a sus vecinos y compa帽eros y amigos: 'Esto es intolerable. Todos para Yanaka-mura. 隆Tragamos de vuelta a nuestra ballena!

"A la mano de los enviados, los cerraron en un almac茅n. A continuaci贸n, armados de palos y piedras, azadas y horquillas, subieron a sus embarcaciones y se dirigieron hacia Yanaka-mura. En cuanto llegaban, se dirigieron, con Sh艒hei a la cabeza, hacia la ballena. Los habitantes, sorprendidos con aquella invasi贸n inesperada de forasteros, corr铆an tambi茅n a su encuentro, si bien pose铆dos de un esp铆ritu m谩s amistoso que los primeros. Les dije lo siguiente: nanushi Chosuke: 'Bienvenidos a Yanaka-,mura. 驴En qu茅 podemos ser 煤tiles?

"Grit贸 Sh艒hei: '隆Devolviendo lo que es m铆o! 隆Sois grandes artistas a pescar lo que no es vuestro! 驴Ser谩 decente no consultar a este Sh艒hei, que espet贸 el primer arp贸n, antes de empezar a repartir lo que 茅l cogi贸? Si habr铆as hablado razonablemente de saludarlos seg煤n las tradiciones. Pero traer s贸lo el arp贸n y decir que no s茅 d贸nde se debe espetar! … eso, este hombre que yo soy, no lo puede soportar. As铆, he venido a recoger lo que es m铆o y que vosotros quer茅is arreglar sin m铆. '

"Gritaron los locales: '驴Est谩 lleno de saqu茅? Esta ballena fue aqu铆 recogida y aqu铆 ser谩 dividida, un forastero corto en esp铆ritu.

"Hay palabras m谩s duras que palos y as铆 nadie not贸 gran diferencia cuando los dos grupos, en vez de hablar r铆spido, comenzaron a golpearse. Por ser m谩s fuertes, por venir con m谩s rabia o por estar mejor preparados para la burla el hecho es que los de Katase-mura llevaron la mejor. Los de Yanaka-mura fueron golpeados, sus casas destruidas, sus embarcaciones quemadas y, adem谩s, se quedaron sin la ballena que los dem谩s remolcaban con sus barcos para su pueblo.

"El nanushi Chosuke y todos los dem谩s de Yanaka-mura se quedaron indignados con estos actos de vandalismo y pillaje y destrucci贸n. Inmediatamente enviaron una petici贸n a Hasegawa Noto en el Kami, bugyo de Yamada en Ise, a pedir su intervenci贸n para que los estragos fueran indemnizados, lo que fuera robado fuera devuelto y el crimen castigado. El magistrado, aunque rebelado con la agresi贸n, con la injuria y con el da帽o hecho a los pescadores de Yanaka-,mura, no pod铆a dejar de actuar con mucha prudencia y circunspecci贸n sobre los agresores, pues 茅stos pertenec铆an a otro feudo, al gran y noble dominio de Kii. Este feudo estaba encabezado por Dainagon Tokugawa Mitsusada [寰冲窛鍏夎矠, 1627鈥1705], pariente cercano del Xogum, poderoso entre los poderosos y noble entre los nobles en la aristocracia militar del Imperio. Por lo tanto, envi贸 una solicitud al supervisor supervisor de costas y pescadores del dominio de Kii a informar de la injuria sufrida, a solicitar la indemnizaci贸n debida ya exigir el castigo establecido para casos similares.

"Sin embargo, este oficial supervisor, ni cocido ni asado era posible digerirlo. Se llamaba Miazu Matazaemon, y era hombre ambicioso y venal. En las acciones era esquivo como una anguila y en la palabra venenosa como una serpiente. Sujeto que no le gustaba recorrer la v铆a del honor y de la justicia y que, cuando m谩s ning煤n expediente resultaba, se escudec铆a detr谩s de la gloria y majestad de su Se帽or. Como no pod铆a ignorar el requerimiento recibido, fue un d铆a presentarse a Noto en el Kami, en Yamada.

"Cuando se le pregunt贸 si los de Katase-mura hab铆an llevado a la ballena no dijo que s铆 ni que no, pero respondi贸: 'Al primer arp贸n pertenece la primera quijada …'

"Cuando fue interrogado sobre qui茅n de hecho hab铆a muerto y capturado el animal ofusc贸: 'Y grande fue la suerte de los de Yanaka-,mura por el animal les haya ido a dar a la orilla … '

"Al ser preguntado sobre la violencia y destrucci贸n infringida en la aldea ocult贸: 'Mal estuvieron los de Yanaka-,mura que, contra todos los reglamentos y tradiciones, ni un quinto ni un d茅cimo de la presa quer铆an repartir … "

"Y maldamente insinu贸: 'Grande es tu coraje, oh bugy, en difamar y perseguir y atormentar a unos pobres pescadores de Katase-mura, s煤bditos del grande y noble y poderoso Dainagon Mitsusada, que no hicieron da帽o a nadie … '

"R谩pidamente Noto en el Kami percibi贸 el riesgo en que colocar铆a su carrera y su persona si, en la resoluci贸n de este conflicto, incurrir en la enemistad de tan maligno sujeto, por lo que no dijo la mitad de lo que pensaba, pero, pasado poco tiempo e invocando razones de salud, pidi贸 su transferencia a otro puesto.

"Siendo Yamada una ciudad xogunal, el magistrado era nombrado directamente por Edo. As铆, teniendo el proceso de nombramiento del nuevo bugy seguido de sus tr谩mites, lleg贸 a Yamada de Ise un nuevo magistrado, Okada Higo en el Kami.

"Al saber de su llegada, los pescadores de Yanaka-mura volvieron a pedir: 'Pedimos que la ballena por nosotros capturada nos sea devuelta. Solicitud que ya no es realizable por presumiblemente el animal ya ha sido dispuesto y distribuido y vendido, requerimos que el valor de su venta nos sea entregado.

"Habiendo Higo en el Kami tomado conocimiento de los hechos y habiendo concluido que injusticia hab铆a sido cometida contra los de Yanaka-mura, convoc贸 a su residencia oficial en Yamada el sospechoso cabecilla, el pescador Sh艒hei, y el oficial supervisor de la espalda y la pesca del dominio de Kii, Miazu Matazaemon, para una investigaci贸n. Pero una vez m谩s, durante las repetidas y largas audiciones, el oficial supervisor ocult贸 y ofusc贸 y silenci贸 las circunstancias, motivos y consecuencias relacionadas con el caso y, habiendo descubierto los puntos d茅biles del magistrado reci茅n nombrado, pas贸 al ataque con insinuaciones y sugerencias y las intimidaciones. Siendo Higo en el Kami una certeza dura como piedra de que una injusticia hab铆a sido cometida y una gran voluntad como monta帽a de restablecer la equidad, se sinti贸 impotente y blanda como una mosca para hacer justicia y, invocando su avanzada edad, el despido no hab铆an transcurrido dos meses desde su toma de posesi贸n.

"Sucedi贸 entonces que 艑oka Tadasuke fue nombrado el nuevo magistrado de Yamada en Ise. Como 艑oka era amigo de Hasegawa Noto en el Kami se supone que, a trav茅s de 茅l, ya tendr铆a conocimiento del caso y de los hechos y de las maquinaciones de Miazu Matazaemon, el oficial supervisor de la espalda y la pesca del dominio de Kii, y as铆 estar铆a de sobreviso para las trampas y enredos y amenazas que 茅ste le preparar谩. En cualquier caso, una vez m谩s los espoliados de Yanaka-mura presentaron su petici贸n y una vez m谩s el reci茅n nombrado bugy ha dado curso a su solicitud. Siguiendo el proceso establecido, fueron convocados a comparecer en la residencia oficial del Estado bugy de Yamada el pescador Sh艒hei y otros seis maestros de Katasa-mura, hombres de peso en su corporaci贸n y en su aldea, as铆 como Miazu Matazaemon.

"Al recibir la convocatoria, Matazaemon dijo a los pescadores convocados: 'Maldita la tenacidad de los pescadores de Yanaka-,mura que, como perro que no ancha el hueso, no olvidan este caso y que siempre que aparece un nuevo bugyo hacen una nueva queja y no hay manera de dejarnos en paz. Pero por m谩s que nos llamen no ten茅is nada por qu茅 temer, que yo trato y arruino y abrazo el asunto. Esta vez, quien nos llama es el nuevo bugyo de Yamada, un tipo llamado 艑oka Ch奴emon Tadasuke, del que nunca he o铆do hablar. Si hasta la Hasegawa Not艒 en el Kami y la Okada Higo en el Kami, que ya eran bien conocidos en el mundo antes de venir a Yamada, yo los consegu铆 enrollar, cuanto m谩s a este 艑oka Ch奴emon de quien nunca nadie oy贸 el nombre! En el d铆a agradable vamos todos juntos y estaremos de vuelta para la cena. '

"As铆, en la fecha determinada, Miazu Matazaemon, Sh艒hei y los otros seis principales pescadores de Katase-mura se presentaron en la residencia del Estado bugyo en Yamada. Al entrar a la sala de audiencias hicieron los saludos de la praxis y tomaron sus lugares. La voz de 艑oka Ch奴emon reson贸 entonces por el sal贸n: 'Sois Miazu Matazaemon, oficial supervisor de la espalda y pesca del dominio de Kii, as铆 como Sh艒hei, pescador de Katase-mura, y los otros seis pescadores de la misma aldea que fueron notificados a acudir aqu铆?

"Respondieron a los internos: 'S铆, humildemente nos presentamos a vuestra honorable presencia.'

"Habiendo confirmado que estaban presentes todos los convocados, 艑oka se dirigi贸 con voz solemne y severa: 'Los habitantes de Yanaka-mura se presentaron quejas sobre una ballena que les fue sacada a la fuerza, en caso de que fue investigado por Hasegawa Noto en el Kami, bien por Okada Higo en el Kami, pero que ninguno pudo adjudicar por motivos personales, solicitar la transferencia y el despido. As铆 pues, cabe ahora a este 艑oka Ch奴emon terminar la investigaci贸n concerniente a este proceso y cerrarlo. '

"Adem谩s de este caso, que vamos a dejar de lado por ahora, todav铆a hay otra queja, contra Sh艒hei y los pescadores de Katase-mura, sobre las violencias que hicieron en Yanaka-mura y que incluyen da帽os personales y patrimoniales. Me es relatado que, encabezados por Sh艒hei, numerosos pescadores de Katase-mura y que,mura y destruyeron casas, quemaron barcos y golpearon a los habitantes. Esto a ocurrir es un esc谩ndalo y una verg眉enza. As铆, pregunto a Sh艒hei: 驴usaron violencia en la aldea de Yanaka?

"Sh艒hei estaba sorprendido y perplejo y desconcertado con este tipo de interrogatorio, diferente del m谩s cort茅s y redondeado que antes hab铆a experimentado y de lo que Matazaemon le hab铆a hecho esperar. As铆 que apenas consigui贸 tartamudear: 'No … no fue as铆 que sucedi贸 … nosotros … s贸lo pretend铆amos recoger la ballena que los tipos de Yanaka-mura nos hab铆an palmado … fue con ese fin que all铆 fuimos … y no usamos ninguna violencia.

"Retom贸 al juez: 'No mientas, Sh艒hei! No hab茅is sido usados 鈥嬧媎e violencia, los habitantes de Yanaka-mura no habr铆an presentado quejas, ni los oficiales que investigaron la queja habr铆an reportado los estragos que encontraron y las heridas que vieron en las tres inspecciones que realizaron al lugar. Seg煤n los informes elaborados, el resultado de su incursi贸n son diecis茅is casas destruidas, once barcos quemados y veinte habitantes heridos. Me dice: 驴quieres negar la veracidad de estos informes?

"Al recibir esta r茅plica, Sh艒hei se encogi贸 y comenz贸 a balbucear cosas incoherentes y sin nexo. Al percibir que esta vez la m煤sica era otra y que su bailar铆n estaba cojo, el oficial supervisor de la espalda y la pesca del dominio de Kii interrumpi贸 y dijo: 'Pido disculpas por meterme, pero este Sh艒hei, aunque siendo buen hombre, es un rudo que, habiendo nacido y criado en la playa, no s贸lo no sabe leer ni escribir, como tampoco habla de modo que se perciba lo que quiere decir, pues confunde lo anterior con lo posterior, el trasero con el frente y el trasero superior con el inferior. As铆, con su honorable permiso, perm铆tanme describir lo que realmente pas贸.

"驴C贸mo fue este Sh艒hei aqu铆 presente que hiri贸 el primer arp贸n en la ballena que fue atrapada, la misma pertenece, desde el principio y sin duda, a Katase-mura. Como los pescadores de Yanaka-,mura de manera arbitrariamente se apoderaron de ella, todos los habitantes de Katase-mura se quedaron muy indignados y resentidos y furiosos, lo que los llev贸 a decidirse por ir a buscar lo que era de ellos. Sin duda alguna hubo cierta escaramuza cuando estaban recogiendo su bot铆n, pero usar de violencia, destruir casas y otras cosas de contenido semejante, eso no es m谩s que acusaciones sin fundamento, forjadas por los pescadores de Yanaka-mura. Todos nosotros aqu铆 hoy presentes m谩s no somos que humildes s煤bditos del Dainagon de Kii, conscientes de que existe distinci贸n entre derecho e izquierdo y … '

"Mal Matazaemon hizo menci贸n de su suserano, 艑oka grit贸: '隆C谩llate! No pretendas conspirar el alt铆simo y dign铆simo y muy noble nombre de lo honorable Dainagon de Kii asoci谩ndolo, ni por ligero, a una acci贸n de latrocinio y violencia y crimen. 驴O ser谩 tu intenci贸n insinuar que, siendo vosotros vasallos del Dainagon, ten茅is permiso para cometer toda clase de cr铆menes e injusticias e iniquidades?

"Fue entonces la vez que el superintendente comenz贸 a balbucear: 'S铆 … quiero decir, no …'

"Continu贸 el magistrado en el mismo tono y estilo: 'Oye bien: un crimen es siempre un crimen y una injusticia es siempre una injusticia, independientemente de qui茅n los comete. Es deber de todos los magistrados, y es mi deber, interrogar y juzgar y condenar a todos los que practican iniquidad, sea la injusticia cometida por vasallo, sea perpetrada por suserano. 驴Estamos de acuerdo?'

"Y as铆 el juez puso definitivamente el tap贸n a las ofuscas del superintendente. Despu茅s continu贸: '驴Neg谩is que hab茅is sido vosotros quienes obtuvieron destrucci贸n en la aldea de Yanaka? Temo que teng谩is de permanecer aqu铆 hasta que este caso se aclare de vez en cuando.

"Antiguamente no se pod铆a condenar a nadie por un crimen que el sospechoso no confesara. En cambio, los sospechosos pod铆an ser detenidos e interrogados indefinidamente hasta confesar o convencer a los interrogadores de que sus protestas de inocencia eran verdaderas. Los m茅todos de interrogatorio, a pesar de no ser arbitrarios, eran brutales e inclu铆an el azote, la losa, la langosta y la suspensi贸n. Al percibir que, a diferencia de los magistrados anteriores, 艑oka era insensible a influencias y amenazas, los pescadores se asustaron.

"Sh艒hei exprimi贸 su h铆gado y declar贸: 'No fuimos a Yanaka-,mura con la intenci贸n de hacer da帽o a nadie. Sin embargo, el aqu铆 presente Matazaemon suele decirnos: 芦Sois vasallos de los se帽ores de Kii. No dejes que nadie se entromete en lo que est谩s haciendo. 禄Y el d铆a en que fuimos all铆, nos hab铆a dicho:芦 Si alguno os resiste, pod茅is darle una lecci贸n, partirle la cara y destruirle la casa ''.

"Al o铆r esto, el superintendente salt贸 y dijo:隆Hola, 隆Hola… pero lo que dec铆s, o verbalmente incontinente? 驴Cu谩ndo habr茅 dicho una cosa as铆?

"Al que el otro replic贸: '驴No hab茅is dicho tal, a nosotros, los siete pescadores aqu铆 presentes?'

"艑oka los interrumpi贸: '隆Orden! Sobre este tema ya hemos escuchado lo suficiente y vuestra disputa es, desgraciadamente para vosotros, c贸mo una discusi贸n de junta m茅dica alrededor de un muerto. Volvamos ahora al caso de la ballena. Lo que le hiciste despu茅s de llevarla de Yanaka-,mura? '

"Respondi贸 Matazaemon:" Fue descuartizada y cada parte vendida a la licitaci贸n m谩s alta. Los ingresos fueron divididos por los pescadores de Katase-mura, despu茅s de que la cuarta parte se ofreci贸 a nuestro Se帽or Dainagon Mitsusada '.

"驴Y por qu茅 no de esta parte de ella a los pescadores de Yanaka-,mura? '

"Redujo al superintendente: 'Por no haber raz贸n para hacerlo. Como ya os dije, fue debido al primer arp贸n que Sh艒hei espet贸 que la ballena se debilit贸 y muri贸. Sin duda que, cuando fue llevada por la corriente, lleg贸 a lo largo de Yanaka-mura ya muerta.

"Haciendo una cara de curiosidad el juez pregunt贸: 'As铆 pues, 驴por qu茅 tendr铆an Genjir艒 y Zenz艒 espetado tres arpones? 驴Y qu茅 habr铆a hecho la ballena estrellarse y sumergirse al ser alcanzada?

"Explic贸 Matazaemon: 'Eso no pasa de historias contadas por los pescadores de Yanaka-,mura. '

"Insisti贸 el magistrado:" Por lo tanto, que fue Sh艒hei quien mat贸 a la ballena y que ella ya estaba muerta cuando los de Yanaka-mura 驴la cogieron?

"Confirm贸 el otro: 'As铆 lo afirmo, oh honorable juez.'

"Continu贸 艑oka: 'Pero entonces, veamos: el arp贸n con que Sh艒hei mat贸 a la ballena fue lanzado en la Primera Luna. Los de Yanaka-mura y en la segunda luna, al cabo de un mes en el mar, seguramente la carcasa ya deb铆a estar podrida y descomponerse, 驴no es verdad? Decides entonces que, despu茅s de haberla recuperado y llevado a Katase-mura, fue vendida para el consumo?

"A esta pregunta ni a Matazaemon ni a ninguno de los pescadores de Katase-mura parecieron querer responder. Inst贸 al magistrado: 'O ser谩 que a煤n estaba viva cuando fue atrapada en Yanaka-mura? '

"Tambi茅n a esta cuesti贸n nadie se atrevi贸 a responder. Insisti贸 艑oka: 'Vamos, vamos, decidimos por una de las dos posibilidades.'

"Pasaron unos instantes antes de que Matazaemon inclinara la cabeza hasta el suelo y dec铆a: 'Estoy repleto de confusi贸n y pavor, oh juzgador en ingenio inigualable.'

"Sonriendo, el juez remat贸:" Interpreto esa confusi贸n y pavor como admisi贸n de que fueron los de Yanaka-mura quien mat贸 al animal. Ni de otro modo podr铆a haber sido, pues el arp贸n de Sh艒hei no alcanz贸 ning煤n punto vital ni la corriente llevar铆a por s铆 sola a la ballena de Katase-mura a Yanaka-,mura. Por lo tanto, lo que t煤 llevaste no fue lo que era vuestro, sino lo que era de otros, lo que es un robo. 驴Cu谩nto rindi贸 la venta de la ballena?

"Respondi贸 Matazaemon: 'Dos mil quinientos ry艒de los cuales seiscientos veinticinco fueron recaudados por el Se帽or de Kii y los restantes repartidos por los pescadores de Katase-mura. '

"Declara, entonces, 艑oka: 'En lo que fue entregado al Se帽or de Kii ya no se puede mover. Pero el remanente tendr谩 que ser devuelto por vosotros a los pescadores de Yanaka-mura. Sin embargo, 茅stos a su vez tendr谩n que recompensar a Sh艒hei por el primer arp贸n, que fue el suyo, en doscientos cincuenta ry艒. De esta cantidad, Sh艒hei, el cabecilla de la banda que cometi贸 los desacatos, tendr谩 que compensar a los pescadores de Yanaka-mura por las heridas infligidas y barcos quemados y casas destruidas.

"De este modo fueron los pescadores de Yanaka-,murapara su gran g谩udio, indemnizados del robo, estragos y heridas. Se cuenta que, de los doscientos cincuenta ry艒 que le tocaban a Sh艒hei no le quedaba uno rin despu茅s de saldadas las indemnizaciones que le correspond铆a hacer. Tambi茅n se dice que cuando Dainagon Mitsusada tom贸 conocimiento de este juicio, admir贸 y alab贸 el juicio de 艑oka e, ir谩ndose con el uso abusivo que Miazu Matazaemon hab铆a hecho de su nombre para obstruir la justicia, dimiti贸 de sus funciones y lo desterr贸 a una pobre y oscura pueblo perdido en una de las monta帽as m谩s remotas de su dominio.

As铆 tom贸 艑oka un toro por los cuernos. oficiales de la espalda y pol铆ticos de las pesquer铆as cala帽a Miazu Mataemon abundan en Portugal. Lo que prometer铆a muchas y buenas corridas … si hubieran, en nuestro pa铆s, m谩s toros de la fibra de 艑oka Echizen en el Kami Tadasuke.

No deja de ser ir贸nico que las principales potencias detr谩s de la intransigencia doctrinal de la Comisi贸n Ballenera Internacional, en no permitir una limitada y controlada actividad de captura comercial, sean las mismas que, a mediados del siglo XIX, exigieron a Jap贸n que les abr铆a puertos para … permitir la aguada de sus buques de caza comercial a la ballena.

(El autor no sigue la graf铆a del nuevo Acuerdo Ortogr谩fico. Ni la del antiguo. Escreve como lhe apetece.)

[nota 1] Sakana 榄. 1. Peixe. 2. Quem age com esperteza ou malandrice. 3. Pol铆tico, especialmente da esp茅cie que tem por habitat natural as regi玫es ocidentais da Pen铆nsula Ib茅rica (sakana lusitanae) e que substituiu o piolho (pediculus capitis) na estima das popula莽玫es.
[nota 2] Uma recente campanha de conspurca莽茫o ideol贸gica da linguagem (noticiada aqui), promovendo o 贸dio anti-floral, demonstra bem os preconceitos e a sanha seivan谩ria que alguns animais nutrem contra esses seres sens铆veis, belos e pac铆ficos que s茫o as flores (e as plantas em geral).聽 Espera-se que surja em breve, no nosso pa铆s, um movimento da defesa da flora que pugne pela aboli莽茫o imediata desses antros de opress茫o e morte que s茫o as floristas e os campos de pasto: que qualquer vaca apanhada em flagrante a comer erva (i.e., pelo crime de herbic铆dio) seja morta e esquadrejada (e vendida para bifes! 鈥 enquanto o sushi de baleia n茫o chega 脿s nossas casas de pasto).

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *