Todo por la inversión





Portugal es el tercer país de la UE con más barreras a la inversión, de acuerdo con un informe reciente de la Comisión Europea. De los 27 países evaluados, de los que no figura Grecia, sólo Italia y Rumanía presentan peores resultados. La burocracia, sistema de justicia, mercado de trabajo, el sistema financiero, el transporte, las habilidades y la productividad son algunas de las áreas en las que Portugal no, dice Bruselas.





En realidad, el informe no trae ninguna novedad. Es mucho lo que los obst√°culos a la inversi√≥n en Portugal son identificados e inventariados sus consecuencias econ√≥micas. Lo que sorprende es justamente eso: las advertencias que figuran en el informe son objeto de debate desde hace al menos dos d√©cadas, sin que esta atenci√≥n p√ļblica se haya traducido en mejoras estructurales en el ambiente de negocios.

Los empresarios y las asociaciones empresariales no se han cansado de denunciar los retrasos en los licenciamientos, la lentitud en la justicia, la rigidez del mercado de trabajo, la falta de cualificaciones, el mal funcionamiento del transporte, las dificultades de acceso a la financiaci√≥n, la elevada carga fiscal …

Es cierto que se han producido mejoras en el nivel del gobierno electrónicola descentralización administrativa, la educación y la formación, las infraestructuras de carreteras, las redes digitales, la transferencia de conocimiento o el desarrollo tecnológico. Pero hay barreras a la inversión que persisten ataviadamente en el país, sin que la reciente crisis económica las explique o justifique. Por el contrario, las dificultades económicas que vivió Portugal habrían justificado una especie de "vía verde" para la inversión, lo que elimina una vez que las limitaciones administrativas que obstaculizan la actividad empresarial.

Tambi√©n ser√≠a de esperar que, despu√©s de sucesivos marcos comunitarios de apoyo, nuestro pa√≠s estuviera en mejores condiciones para proporcionar a sus empresas un contexto que favorezca la competitividad internacional. Sin embargo, mucho de la inversi√≥n p√ļblica apalancada por fondos europeos no fue verdaderamente estructural y reproductiva, sino que benefici√≥ sobre todo a los sectores de bienes y servicios no transables. Falt√≥ invertir m√°s y mejor en infraestructuras que facilitar las exportaciones, siendo el actual declive del ferrocarril un ejemplo claro de esa laguna.

Con un nuevo marco comunitario a la puerta, es pertinente reforzar el mensaje de que la inversión debe ser la prioridad nacional. Para ello, hay que expurgar la actividad empresarial de obstáculos superfluos y canalizar los fondos europeos para los factores e infraestructuras que de hecho potencian la inversión.

Paralelamente, debemos profundizar la simplificaci√≥n administrativa, adecuar la ense√Īanza a las necesidades t√©cnicas y tecnol√≥gicas del tejido productivo, garantizar estabilidad en la legislaci√≥n y en el marco fiscal de las empresas y promover nuevos instrumentos de financiaci√≥n. Todo esto para que nuestro pa√≠s tenga un ambiente de negocios moderno, que promueva la inversi√≥n.





Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *