¿Tienes un dispositivo nuevo? Siete cosas que hacer antes de deshacerte del viejo





Antes de deshacerse de su dispositivo, que ya no es necesario, asegúrese de que no contenga ninguno de sus documentos o información personal.





El planeta se está calentando y todos nos estamos volviendo más conscientes del medio ambiente. En lo que respecta a las tecnologías de la información, esto se manifiesta en un aumento del reciclaje de residuos electrónicos. Puede ser cualquier cosa, desde una computadora portátil o de escritorio hasta un teléfono inteligente o un rastreador de actividad física. Pero ESET, empresa europea líder en soluciones de ciberseguridad, advierte de que cuantos más datos se almacenen en estos dispositivos, mayor será el peligro si caen en manos de un ciberdelincuente. Y los riesgos no terminan ahí. Incluso los equipos que no están destinados al reciclaje pueden terminar en manos de un agente nefasto.

El mundo produjo 53,6 millones de toneladas métricas de desechos electrónicos en 2019, un aumento del 21% respecto a los cinco años anteriores, según los datos más recientes de las Naciones Unidas. Es un peligro potencial enorme. Así que tómate un segundo para familiarizarte con los principales riesgos asociados con los desechos electrónicos y la próxima vez que estés listo para deshacerte de un dispositivo, hazlo de manera segura. ESET le ayuda en cada paso del camino.

¿Cuáles son los riesgos?

Los dispositivos que utilizamos son una puerta de entrada a nuestra vida digital. Esto significa que almacenan parte de nuestra información más valiosa en sus discos duros y nos permiten acceder a nuestras diversas cuentas en línea. Por mucho que nos guste, estos datos no desaparecen en el aire cuando dejamos de utilizar los dispositivos.





Pero lo que mucha gente no se da cuenta es que aunque los eliminemos del disco duro, un profesional puede recuperar algunos, o incluso todos, utilizando herramientas de recuperación de archivos. En algunos casos, incluso pudieron recuperar datos de discos duros físicamente destruidos. Esto puede incluir fotografías de amigos y familiares, correos electrónicos, extractos bancarios, documentos confidenciales como testamentos o escaneos de pasaportes y permisos de conducir, información médica, detalles del seguro, etc.

Hay un mayor riesgo. Hoy más que nunca trabajamos desde casa, al menos parte del tiempo. Esto significa que nuestras computadoras portátiles y dispositivos personales también pueden contener datos corporativos e inicios de sesión confidenciales. Es poco probable que los empleadores vean con buenos ojos a un trabajador cuya mala higiene cibernética conduce a una grave violación de datos corporativos.

Con las herramientas adecuadas, alguien con malas intenciones puede reconstruir fragmentos de datos dejados en dispositivos reciclados o eliminados para reconstruir archivos completos y encontrar inicios de sesión confidenciales para sus cuentas personales y laborales. Podrían utilizar esta información para:

  • Suplantar su identidad en ataques de fraude de identidad, por ejemplo, abrir nuevas líneas de crédito a su nombre o ingresar y vaciar cuentas bancarias.
  • Chantajearte con datos médicos o personales sensibles, o con fotografías que encuentren.
  • Usar inicios de sesión corporativos para acceder a la red informática de su empresa, robar datos o instalar ransomware. Una investigación de ESET realizada a principios de este año destacó cómo los enrutadores desechados se pueden utilizar para esto.

Siete formas de restaurar dispositivos antiguos

A veces, incluso los dispositivos más inocuos pueden causarnos problemas. Un estudio realizado hace unos años reveló que dos tercios de los pendrives vendidos en eBay todavía contenían información personal. Incluso los dispositivos IoT antiguos o los dispositivos inteligentes pueden ser pirateados para descubrir su contraseña de Wi-Fi. ESET enumera siete pasos para una eliminación más segura de los desechos electrónicos:

  1. Haga una copia de seguridad de su información más importante

Piensa en lo que quieres conservar de tu antiguo dispositivo. Probablemente no haya mucho en un dispositivo como un rastreador de actividad física o un televisor inteligente. Pero es probable que haya documentos, fotos y/o vídeos importantes en una computadora portátil, de escritorio o en un teléfono inteligente/tableta. Decide si quieres transferirlos a tu nuevo dispositivo o guardarlos en una plataforma de almacenamiento en la nube, como iCloud o Google Drive. Alternativamente, o además de lo anterior, puede guardarlos en un disco duro/dispositivo de almacenamiento externo. Asegúrate de comprar uno con suficiente capacidad.

  1. Cerrar sesión en todas las cuentas

Asegúrese de cerrar sesión en cualquier cuenta a la que haya accedido en el dispositivo/máquina que desea eliminar. Esto significa que si se reciclan y de alguna manera aún son accesibles, otro usuario no podrá usar su cuenta de transmisión o envío de forma gratuita.

  1. Descargar o desactivar software

Descubra qué software pagó y desea transferir a un nuevo dispositivo. Generalmente hay información dentro de la aplicación o en línea para ayudar con el proceso de desactivación y transferencia.

  1. Quitar la tarjeta SIM/SD

Si su dispositivo tiene una tarjeta SIM o SD, retírela. Si desea conservar el mismo número de teléfono, comuníquese con su operador y transfiera la tarjeta SIM a su nuevo teléfono. Si no, destrúyelo. Si su teléfono tiene una tarjeta de memoria SD para almacenamiento, retírela.

  1. Borrar el disco duro

Una vez que hayas hecho una copia de seguridad de todo lo importante, es hora de eliminar todo de la máquina/dispositivo que vas a eliminar. Deberá realizar un restablecimiento de fábrica para asegurarse de que se eliminen todos los datos. Los pasos necesarios para hacer esto dependen del sistema operativo.

  1. Utilice herramientas de limpieza de datos/formateo de disco

Si todavía le preocupa que un restablecimiento de fábrica no sea suficiente, considere usar herramientas de limpieza de disco como Disk Wipe o Active KillDisk. Asegúrese de investigar y encontrar un proveedor confiable con un buen historial.

  1. Destruir físicamente el disco duro

Otra opción para aquellos que no están seguros de si sus datos se borraron mediante software es extraer físicamente el disco duro y destruirlo. Un martillo es la mejor manera, pero tenga cuidado de usar gafas y guantes protectores.

Hoy en día, los dispositivos de consumo parecen tener una vida útil cada vez más corta. Y el espacio de almacenamiento en casa es limitado. Por lo tanto, reciclar o deshacerse de los desechos electrónicos es una necesidad, pero hacerlo de forma segura es vital para reducir el riesgo de fraude de identidad.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *