Tiempo de tensiones traducido en el resurgimiento político de Angela Merkel





Los líderes fuertes crecen en tiempos de crisis. Para los regímenes autoritarios en el mundo, esto ha significado más poderes de emergencia para los gobernantes dictatoriales. En el caso de Europa, esto resultó en el resurgimiento político de Angela Merkel.





La decisión de Merkel en 2015 de abrir las fronteras de Alemania a 1 millón de refugiados sirios durante la crisis de refugiados del continente fue tan valiente políticamente (y, para la suerte política de Merkel, imprudente) como impopular.

A partir de entonces, la popularidad de Merkel cayó tanto en Europa como en Alemania, y su partido político, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), pagó el precio en las elecciones.

La CDU y su partido hermano lograron obtener la mayoría de los votos nacionales en las elecciones de 2017 por un estrecho margen, otorgando a Merkel su cuarto mandato como canciller.

Fue la peor actuaci√≥n de las partes en la era de la posguerra. El CDU sigui√≥ teniendo un mal desempe√Īo en las elecciones locales, y eso llev√≥ a Merkel a anunciar que no se postular√≠a para un quinto mandato.

Cuando comenzó la pandemia, Merkel estaba en la peor forma de su carrera política. En febrero, su protegida favorita y su sucesora, la ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, se vio obligada a renunciar al liderazgo de la CDU después de no alinear a los miembros del partido a su alrededor.

Merkel vio su legado político colgando de un hilo.





¡Qué diferencia pueden hacer unos meses, y una pandemia mundial! Ante la mayor crisis de una década llena de crisis, Merkel hizo lo que mejor sabe hacer: dejó de lado las consideraciones políticas y tomó las decisiones difíciles que requería el momento.

En lugar de la política con la pandemia, como lo han estado haciendo muchos otros líderes mundiales, optó por un enfoque basado en la ciencia para la respuesta de su país a Covid-19, algo facilitado por su propia formación y carrera científica.

En abril, el 72% de los alemanes aprob√≥ c√≥mo su gobierno estaba manejando la crisis. Fue un gran cambio de posici√≥n en comparaci√≥n con el mes anterior, cuando aproximadamente el 60% del pa√≠s ¬ędesaprob√≥ el r√©cord de desempe√Īo del gobierno¬Ľ.

Habría sido fácil para Merkel simplemente cuidar de Alemania, tomar el crédito por la admirable respuesta del país y decir adiós a la política cuando su prestigio estaba en su punto más alto.

En cambio, aprovech√≥ sus n√ļmeros resurgentes en las encuestas para unirse al presidente franc√©s, Emmanuel Macron (un firme defensor del europe√≠smo, pero cuya reacci√≥n ante la pandemia en su pa√≠s ha dejado mucho que desear), y el presidente de la Comisi√≥n Europea, Ursula von der Leyen, para proponer y promover un fondo de recuperaci√≥n com√ļn financiado principalmente por los pa√≠ses m√°s ricos de la UE para ayudar a los m√°s pobres.

Es un cambio radical en la pol√≠tica europea. Muchos de los pa√≠ses del Norte, incluida Alemania, contin√ļan dudando en vincular su destino financiero con el de los miembros m√°s d√©biles de la UE.

Sin embargo, en cambio, la respuesta europea en las √°reas de salud y econom√≠a superar√° a la de los Estados Unidos para fines de a√Īo (esto es especialmente sorprendente en el frente financiero, dadas las fuertes medidas econ√≥micas adoptadas a principios de Washington).

Algo igualmente importante para Europa es que este nuevo fondo de recuperaci√≥n sirve como un plan detallado potencial de c√≥mo la UE podr√≠a enfrentar otras crisis que inevitablemente surgir√°n en los a√Īos y d√©cadas venideros.

Esto no significa que la crisis pandémica en Europa haya terminado, ni mucho menos.

Como se vio recientemente en los Estados Unidos, los casos de Covid-19 pueden aumentar dramáticamente en cuestión de semanas. Pero eso no altera el hecho de que cuando Merkel se encontró con una salida fácil, a juzgar por la excelente respuesta de su país a Covid, y solo la de su país, una vez más eligió aprovechar su fuerza política en Alemania sumergirse en la lucha europea y guiar al continente hacia adelante.

Todavía es temprano, obviamente, para saber qué tan bien Europa tendrá éxito en la lucha contra la pandemia o si las iniciativas lanzadas por Merkel continuarán después de que deje de ser canciller de Alemania.

Pero no hay duda de que Merkel le dio a Europa lo que el continente necesitaba desesperadamente en este momento: un liderazgo fuerte y constante y una voluntad de hacer lo que se necesita para el mayor bien de Europa.

Dicen que nunca debes quedarte el tiempo suficiente para convertirte en el villano. Merkel demuestra que a veces, si te quedas lo suficiente y te mantienes fiel a ti mismo, puedes terminar siendo el héroe nuevamente.

Clara Allain

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *