Tiago Antunes. «Es posible aprobar el presupuesto por unanimidad»









Tiago Antunes es el hombre que, en este Gobierno, sigue a António Costa. Tiene una oficina en São Bento, un lugar que ya conoce bien porque estuvo allí cuando Sócrates era el primer ministro. Ahora es el subsecretario de Estado de Costa y admite que son funciones «más difíciles» que las que realizó allí en el pasado. En las preguntas finales del programa Vichyssoise, transmitido este viernes en la radio Observador, admite que sería más «divertido» irse de vacaciones con Marcelo Rebelo de Sousa que con Ana Gomes. En términos de gobernanza, habla con precaución sobre el momento que el país está experimentando. Aún así, cree que el presupuesto suplementario puede ser aprobado por unanimidad por el Parlamento.

En esta entrevista, Mário Centeno también defiende cuando le dijo a Antena 1 que nunca habló con el asesor del gobierno sobre el plan de recuperación económica del país, António Costa e Silva. Él dice que el ministro «ha estado un poco ocupado». Pero no se prepara para la austeridad, garantiza, argumentando que la línea de este Gobierno es lo contrario. En cuanto a lo que viene, se desconoce, pero tranquiliza a los padres al decir que el objetivo del Gobierno es que el próximo año escolar pueda tener lugar «dentro del rango normal».

Esta mañana escuchamos al Ministro de Finanzas Mário Centeno en Antena 1 diciendo que nunca habló con António Costa e Silva. ¿Es normal que alguien que ha sido invitado por el Gobierno a pensar en la economía del futuro cercano aún no haya tenido contacto con el Ministro de Finanzas?

António Costa e Silva fue invitado por el Primer Ministro a reflexionar sobre la base del trabajo que ha publicado sobre el futuro de la economía, es decir, en la post pandemia. En este trabajo, que está en curso, ya ha comenzado a reunirse con varios ministros y se reunirá a su debido tiempo con el Ministro de Finanzas. Resulta que Mário Centeno ha estado un poco ocupado preparando el Presupuesto Complementario y el programa de estabilización económica y social que aprobamos ayer, con una amplia gama de medidas. Luego, con una reflexión adicional, y por esa razón recurrimos a alguien de afuera que no es consumido por la vida diaria del gobierno y que puede tener un pensamiento más libre, preparamos lo que será el futuro después de que podamos, deseablemente, deshacernos de esta vida. .

La idea que da no es tanto que Mário Centeno no habló con Costa e Silva porque estaba ocupado con otras cosas, sino porque no parece ser exactamente un defensor de esta solución, cuando dice que no se cree que vendrá una «nueva economía» o que creará un «hombre nuevo» porque eso no es posible. En cierto modo, está enfriando las expectativas sobre el trabajo que se realizará en el futuro cercano.
Creo que esta es tu especulación. Estamos hablando de dos momentos distintos. El Ministro de Hacienda se ha centrado mucho en este momento en la respuesta a la estabilización económica y social y el impacto financiero que esto tendrá en el Presupuesto Complementario. Y habrá un momento más estratégico en el futuro. Eso fue lo que se le pidió al profesor Costa e Silva que hiciera para una reflexión estratégica sobre la evolución de la economía nacional para el futuro. Y llegaremos a ese momento. Son dos enfoques distintos. Es precisamente para poder centrarnos en esto, que ahora nos ocupa como Gobierno, que pedimos la ayuda de un extraño para comenzar. con más tiempo y más espacio para la reflexión. pensando en lo que podría seguir.





Rui Rio sugirió recientemente que se debe recuperar la idea de un subsecretario de Estado para el primer ministro para coordinar todo el programa de recuperación económica en la fase post-covid, como se hizo durante la troika en el período Passos Coelho. ¿Te parece que esta idea es interesante?
Aprecio el hecho de que el Dr. Rio me asigna más trabajo, pero tengo suficiente. Recuperar modelos del período de la troika nunca es una buena idea y no trae buenos recuerdos. No estamos en un programa de este tipo, de ajuste o austeridad o recortes. Afortunadamente, estamos en una situación muy diferente. Es un programa para ayudar a la economía, ayudar a las empresas, ayudar a los trabajadores a recuperarse y superar esta difícil situación. Las respuestas, incluso orgánicas e institucionales para acompañar este programa, deben ser diferentes de las que existían en la troika, de mala memoria.

El jueves se adoptaron las medidas del programa de estabilización, pero también se anunció que el levantamiento de las medidas de contención en Lisboa se pospuso hasta el 15 de junio. ¿Por qué? El Primer Ministro no dio justificación para que esto suceda solo en unos pocos días. ¿Por qué no justo después del Consejo de Ministros el próximo martes?
El lunes tendremos otra sesión de asesoramiento de expertos de Infarmed. Tenemos una acción muy concreta sobre el terreno por parte de las autoridades, probando y aislando casos positivos y tratándolos. Como es bien sabido, en este momento existe un problema que, afortunadamente, se encuentra muy solo en cinco o seis municipios del área metropolitana de Lisboa. Todo nuestro enfoque está en este esfuerzo de prueba masivo y esperamos que sea posible que este trabajo ya tenga sus frutos a partir del 15. Por eso apuntamos a esa fecha.

Pero, ¿es una fecha designada, es decir, todavía puede volver?
La expectativa que tenemos en este momento, y eso es lo que dijo el Primer Ministro, es que será posible levantar estas restricciones específicas de Lisboa desde el 15.

¿Significa esto que todavía no se descarta que la situación de Lisboa esté fuera de control? ¿Hay algún factor de riesgo que no se tenga en cuenta?
Por el contrario, con lo que contamos es con el trabajo que se está llevando a cabo actualmente en un conjunto de municipios ya muy limitado, que será posible, muy pronto, levantar estas restricciones.

¿Es muy pronto el 15, nunca antes?
Todo puede ser reevaluado, pero nuestro objetivo es hasta el día 15, que también coincide con este calendario quincenal que hemos tenido de ajustar las medidas de contención. Ese era el calendario que teníamos desde el principio, cada 15 días avanzamos. Nuestra expectativa es que el día 15 será posible dar este paso más allá.

Justo ayer, el Primer Ministro dijo que el problema en Lisboa no tiene que ver con vecindarios específicos, sino con trabajadores de la construcción y aquellos que trabajan temporalmente. Pero también dijo que lo que está causando los contagios son los llamados raves y las fiestas codiciosas. ¿Cuál es, después de todo, la causa de la propagación de este problema y de tener estos brotes de contagio?
Lo que hemos identificado son estas realidades. Una realidad a nivel laboral, en cierto tipo de trabajo, a saber, construcción civil y trabajo temporal. Es una realidad más creativa, que desafortunadamente también se ha verificado, que en algunos sectores ha ocurrido, de celebrar este tipo de fiestas, algo que es absolutamente desaconsejable.

¿Y cómo se resuelve eso?
Con respecto a las partes, si resulta que es necesario tener una inspección más presente sobre el terreno en relación con estas realidades, ocurrirá. Por ahora, lo que hacemos es desaconsejar este tipo de fiestas. En relación con el trabajo, todas las instituciones que intervienen, ya sea en el área laboral o en el área de la salud pública, ya están en el terreno.

Ha habido varias declaraciones del Ejecutivo para señalar los costos brutales de esta crisis de que no dejaremos esta experiencia sin dolor. De hecho, el propio Tiago Antunes dijo, en la radio Renascença hace unos días, que esta situación no será indolora. ¿No confirma esto las señales de que, por ejemplo, el Bloque de Izquierda ya había anticipado que el Gobierno se está preparando para imponer algunos niveles de austeridad?
No, hay un gran enfoque en este tema de austeridad. Una cosa es que esta pandemia ha tenido efectos económicos que van a ser dolorosos, ya están siendo dolorosos para muchas personas. Quien esta adentro dejar, con la pérdida de un tercio de los ingresos, está sufriendo una consecuencia de esta pandemia, que tiene un efecto económico y provoca una crisis económica, es indiscutible. Otra cosa es cómo responder a esta crisis. En el pasado, la respuesta que se ha hecho ha sido la de austeridad en la aplicación de recortes de ingresos, aumentos de impuestos, reducción de salarios y pensiones, y eso es todo lo que no vamos a hacer ahora. Nuestra respuesta a esta crisis económica, que existe y tiene un efecto en las personas, no es la austeridad, es todo lo contrario. Lo que estamos haciendo es ayudar a las empresas a mantener empleos, ayudar a las personas que han sufrido pérdidas con un suplemento de ingresos, con el suplemento de estabilización, subsidio familiar, etc. Estamos ayudando a las personas, las empresas, los más desfavorecidos, los más necesitados, todos aquellos que necesitan ayuda estatal.

A finales de año, un trabajador de una empresa que había estado en dejar perderá aproximadamente el 15% del salario. ¿No es esta una forma de austeridad también, hay una pérdida de ingresos?
Existe un reflejo económico que las personas ya sienten y sentirán como resultado de este virus. Pero la respuesta del Estado es exactamente lo contrario de la austeridad. En el pasado, lo que el Estado ha decidido en relación con los salarios han sido recortes y recortes en los subsidios de vacaciones, subsidios navideños, pensiones. Ahora, ¿qué estamos haciendo sobre el dejar es que el Seguro Social está pagando el 70% del salario de las personas que están en casa y continuará pagando una parte significativa del costo, para que las personas continúen obteniendo ingresos, a pesar de que sus establecimientos o empresas donde trabajaban han estado cerrados .

¿Y no hay forma de garantizar que este salario se pagará al 100%?
Esta reanudación de la actividad tiene la siguiente filosofía: los trabajadores tienen cada vez más actividad y, por lo tanto, si muchos de ellos se encuentran ahora en una situación de suspensión de su contrato de trabajo, comenzarán a trabajar en parte por un número progresivamente mayor de horas. Y al mismo tiempo tienen un mayor rendimiento. Los ingresos de los trabajadores aumentarán gradualmente hasta el final del año. Por lo tanto, la dejar está evolucionando hacia una situación en la que, en este momento, está en casa en dejar, con una pérdida de salario, comenzará a trabajar al menos parcialmente y comenzará a recibir una parte progresivamente más alta de su salario hasta el final del año.

Incluso hoy aquí en la radio Observer, escuchamos al secretario general de la CGTP decir que las medidas son claramente insuficientes y que la extensión del despido aumentará el nivel de pobreza de las personas en este caso en referencia a los trabajadores que pasan hambre. ¿Cómo reacciona el gobierno después de estas medidas que se han presentado también a CGTP?
Es normal que CGTP diga que las medidas son insuficientes, esa es su función, exigir siempre más, para eso es una unión, por lo que está cumpliendo su función. Ahora, lo que adoptamos ayer fue una gama muy variada de medidas, ya sea para la reanudación progresiva de la actividad económica o para un complemento de estabilización precisamente para aquellas personas que, según la ley, perdieron parte de sus ingresos y que en julio podrán recibir un tercio de su salario …

Pero estas son medidas que no parecen complacer ni a la izquierda ni a la derecha, por eso también hice esta pregunta a la CGTP …
He visto varias reacciones positivas desde ayer y he visto varias reacciones positivas a este programa. Para el líder de CGTP, es natural que él quiera ir más allá, esa es la función de las dos centrales sindicales. Pero creo que el programa ha sido muy bien recibido por varios sectores, ya sea a nivel de los interlocutores sociales, empleadores, trabajadores o trabajadores, o por el sector social para el que también se prevén varias medidas específicas.

Lo que nos está diciendo, y lo que también dijo en la entrevista que le dio al Renacimiento, es que si sabemos cómo superar la última crisis de la izquierda, también sabremos cómo superar esta crisis de la izquierda. Pero la verdad es que, como estábamos hablando ahora, Bloco de Esquerda, PCP, CGTP no están muy satisfechos, dicen que es insuficiente y, por otro lado, Rui Rio ya ha demostrado estar disponible para colaborar. ¿Le sorprendió que el PSD no aprobara este presupuesto suplementario?
Espero que sea posible tener la mayor comprensión posible de este Presupuesto Complementario, que es un presupuesto para responder a la pandemia. Recientemente, en la política nacional, ha habido un gran entendimiento entre todas las partes sobre la necesidad de estar unidos en la respuesta a este problema y creo que esto también se reflejará en el Presupuesto Complementario. Y creo que eso es lo que los portugueses esperan de sus representantes políticos, que los partidos sepan unirse para dar una respuesta.

Lo que él espera es que el presupuesto suplementario sea aprobado por una gran mayoría, entonces. ¿Es posible la unanimidad?
Eso sería ideal y sí, creo que es posible. De hecho, había una gran preocupación por parte del Gobierno de involucrar a los partidos políticos en la preparación y preparación de este programa y el próximo presupuesto suplementario. Todo esto fue construido de una manera muy abierta y participativa y es por eso que creo que el resultado final que esto puede tener se refleja en una amplia aprobación del Presupuesto Complementario.

¿Y cómo está evaluando el Gobierno la situación de muchos padres en el país que continúan con las escuelas cerradas y hasta septiembre? ¿Admite el Gobierno que esta situación puede ser insostenible para muchas familias?
Desde el principio, cuando tuvimos que tomar esta decisión de cerrar las actividades activas del aula, aprobamos una medida de apoyo familiar para que los padres tuvieran que quedarse en casa para acompañar a sus hijos de hasta 12 años para que pudieran tener apoyo financiero y una fuente de apoyo. ingresos.

Pero más que la medida financiera, ¿crees que existe esta comprensión de las personas? Ya se han abierto varios espectáculos, ya que el teletrabajo ya no es obligatorio, puedes ir a la playa, las guarderías también han abierto, en la escuela secundaria ya hay algunas clases presenciales. Existe esta dificultad al darse cuenta de que esta medida se mantiene. ¿El escenario todavía puede cambiar?
Con respecto a este año escolar, se toman decisiones.

Pero en el próximo año escolar también se habla de mantener las clases en el medio.
No, tenemos la intención de que el próximo año escolar sea lo más normal posible. Tenemos que estar preparados, por supuesto, porque no sabemos cuál será el comportamiento de este virus. Si habrá una segunda ola o no. Por lo tanto, obviamente tenemos que estar preparados para ajustar si es necesario. Pero lo que se pretende es que el próximo año escolar funcione lo más cerca posible de lo normal.

Pero, ¿cómo le explica a la gente que todo ya se abrió pero la mayoría de las escuelas no?
En esta fase de falta de definición, hay personas con actitudes muy diferentes, lo cual es comprensible. Hay personas a las que ya les gustaría poder matricular a sus hijos en la escuela y hay otras familias que ni siquiera piensan en ello y no quieren que sus hijos vayan a la escuela. Por lo tanto, si hubo un consenso relativo en la sociedad portuguesa en el momento en que fue necesario cerrar, esta reapertura progresiva surge de diferentes personas, diferentes familias, diferentes actitudes y diferentes sensibilidades. Y es necesario comprender estas diversas sensibilidades. Es por eso que hemos estado progresivamente, muy gradualmente, estableciendo diferentes aperturas, como fue el caso en el undécimo y duodécimo año, por razones que ya se explicaron, más tarde en las guarderías, en los jardines de infantes. Esta es la realidad. En el próximo año escolar, espero que sea posible reanudar todas las actividades escolares en un escenario más cercano a lo normal.

Finalmente, una serie de preguntas rápidas. ¿Fue más difícil estar en la oficina del Secretario de Estado Asistente del Primer Ministro cuando el país estaba al borde de la bancarrota, bajo el gobierno de Sócrates, o cuando el país se detuvo debido a la pandemia, durante el gobierno de Costa?
Ambos son platos muy exigentes. Y no se trata de elegir, porque pasé por ambos, pero mis deberes ahora son más exigentes. En ese momento, no era subsecretario de Estado. Ahora es más difícil. La naturaleza de las funciones.

¿Quién nominaría más fácilmente a un asesor gubernamental para diseñar un plan de recuperación económica: Rui Rio o Passos Coelho?
Entre este plato de pescado y este plato de carne, creo que prefiero ser vegetariano.

¿Quién te daría más diversión para ganar en un evento de natación: Mário Centeno o Siza Vieira?
Intentaría vencer a ambos. No compito con ninguno de ellos, colaboro con uno y con el otro. Creo que dejé que uno de ellos ganara, cualquiera de ellos ganaría bien.

¿Cuáles dos tomarías para un viaje como los que sueles llevar a destinos menos probables: Marcelo o Ana Gomes?
Si es en un contexto de vacaciones, creo que las vacaciones serían más divertidas y con más razones de humor y relajación, y de ocio, con una personalidad como Marcelo Rebelo de Sousa.

Manuel Rivas

Fernando Rivas. Compagino mis estudios superiores en ingeniería informática con colaboraciones en distintos medios digitales. Me encanta la el periodismo de investigación y disfruto elaborando contenidos de actualidad enfocados en mantener la atención del lector. Colabora con Noticias RTV de manera regular desde hace varios meses. Profesional incansable encargado de cubrir la actualidad social y de noticias del mundo. Si quieres seguirme este es mi... Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/manuel.rivasgonzalez.14 Email de contacto: fernando.rivas@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *