Theresa May se prepara para dejar el poder con el legado de fracaso de brexit





La agonía del primer ministro británico Theresa May está llegando a su fin.





A partir de este miércoles (24), el "Ossanha Corner" del brexit, el del verso "ve, ve, ve, ve, no voy a hacerlo", que bien podría sacudir la despedida británica de la Unión Europea, tendrá otro actor. Probablemente Boris Johnson, ex ministro de Relaciones Exteriores y ex alcalde de Londres.

Es el favorito en la carrera por el liderazgo del Partido Conservador, cuyo ganador se conocer√° el martes (23). Como el subt√≠tulo ahora tiene el banco m√°s grande en el Parlamento, su jefe tambi√©n se convierte en el primer ministro del pa√≠s. Pero, ¬Ņqu√© legado recibir√°s del correligionario?

Una fiesta fracturada, un pa√≠s, un √≠dem y un brexit no resuelto, m√°s de tres a√Īos despu√©s del plebiscito ganado por la licencia. Los analistas escuchados por el informe dicen que el gobierno de mayo estar√° marcado por este estigma: no ha cumplido su promesa principal, el divorcio del bloque al que se uni√≥ Londres en 1973.

Despu√©s de asumir el cargo de jefe de gobierno, tres semanas despu√©s de la consulta popular que derrib√≥ a David Cameron, May endureci√≥ su discurso sobre los t√©rminos de la separaci√≥n del consorcio brit√°nico, allanando el camino para una brecha pol√©mica ("ning√ļn acuerdo es mejor que ning√ļn acuerdo"). brexit ‚ÄĚ).

Como partidaria de "permanecer" durante la campa√Īa del refer√©ndum, ahora quer√≠a mostrarse como una conversa convencida. Su historial de chocar con europeos en las discusiones sobre inmigraci√≥n mientras era ministro del Interior (2010-16) ayud√≥ a construir la imagen de un l√≠der firme que no se inclinar√≠a ante el bloque de 27 naciones cuando negociaba.

"La fiesta puede haberlo elegido debido a los buenos recuerdos de 'Iron Lady' Margaret Thatcher (que gobernó desde 1979 hasta 90). La terquedad de May se parecía a la de su antecesor ", dice Ros Taylor, investigadora de la London School of Economics and Political Science.





Sin embargo, hubo una diferencia clave entre los dos, se√Īala. El cordial y descolorido perfil del nuevo primer ministro no tuvo nada que ver con el de Thatcher, y ella se rindi√≥ constantemente al ala radical de su partido, que buscaba una ruptura sin demora con la UE.

"Se dieron cuenta de esta debilidad, y cada vez que bajaba la guardia, pedían más, ejerciendo la presión de que no tenía ni el carisma ni la sensación de liderazgo para resistir", dice Taylor, quien May cometió un error al diagnosticar. Razones detrás de la votación para el permiso.

‚ÄúElla lo interpret√≥ como una protesta contra la inmigraci√≥n dentro de la Uni√≥n Europea. En parte, eso fue todo, pero los seis a√Īos de austeridad y un sentimiento difuso de ser ignorados por el gobierno fueron al menos igual de fuertes ", dice.

‚ÄúSuspender la libre circulaci√≥n de personas significa abandonar el mercado com√ļn (el primero es una condici√≥n para ingresar a este √ļltimo seg√ļn las normas europeas). 'Hard Brexit' se ha vuelto tan inevitable ".

La postura del líder ha trastornado a los sectores del partido que favorecieron una salida negociada y sin problemas, o permanecer en el grupo de 28. La naturaleza del destacamento británico de la UE tampoco tuvo un lastre popular; No se había preguntado en el referéndum sobre las modalidades brexit.

Dio lo que hizo: en un error de c√°lculo antol√≥gico, May anticip√≥ la elecci√≥n general, buscando apoyo para el enfoque casi truculento. Su mayor√≠a de 15 esca√Īos en el Parlamento, ya temerariamente, desaparecieron por completo, y tuvo que componer con un peque√Īo partido de Irlanda del Norte poco otorgado a las concesiones.

A partir de entonces, el "canto de Ossanha" del brexit result√≥ ser cada vez m√°s traidor, como en la m√ļsica de Vinicius de Moraes y Baden Powell. La primera ministra incluso avanz√≥ en las conversaciones con Bruselas, pero no mantuvo a sus tropas al tanto de las condiciones negociadas.

Cuando finalmente los escuchó, hubo un motín de ministros, diputados y altos funcionarios: siete dimitieron en menos de cinco meses, incluido Boris Johnson y dos gerentes principales responsables de dirigir el brexit.

Los términos se consideraron desfavorables para Londres: el posible reemplazo de May incluso dijo que el acuerdo convertiría al Reino Unido en un estado vasallo.

Cuando el acuerdo se cerró y se presentó al Parlamento, el "respaldo" (hipotética unión aduanera UE-Reino Unido para evitar el retorno de los controles aduaneros en la frontera irlandesa) se convirtió en el chivo expiatorio preferido.

En seis meses, May enfrentó dos votos de desconfianza (de su propio partido y de la plenaria en su conjunto) y amargó tres ruidosos "no" al pacto firmado con la UE, una de las mayores derrotas sufridas por un gobierno británico en la era moderna: Diferencia de 230 votos.

Incluso ofreció su puesto a cambio de la aprobación del texto, pero eso no fue suficiente. En mayo, con las manos atadas, tiró la toalla y ha estado jugando papel decorativo desde entonces.

En otros frentes, la herencia de mayo tampoco llama la atención positivamente. En 2017, fue calificada de insensible por no encontrarse con sobrevivientes del incendio que mató a 72 personas en una torre residencial en una zona pobre de Londres.

La imagen se cristaliz√≥ al a√Īo siguiente, cuando se supo que los ciudadanos brit√°nicos nacidos en el extranjero (en antiguas colonias) y que viv√≠an en el Reino Unido durante d√©cadas hab√≠an sido deportados o amenazados con la expulsi√≥n debido a la l√≠nea dura desplegada por el ex ministro del interior. .

Bajo la tenue luz de su administración, May intentó alejarse del fiasco de brexit, creando un organismo de control de la injusticia social y mejorando la protección de la salud mental y física de los agentes de las fuerzas de seguridad.

El aumento de los delitos con cuchillos en el pa√≠s en los √ļltimos a√Īos se atribuye en parte a los recortes que hizo a la polic√≠a bordera mientras a√ļn era ministro.

Sin embargo, May todavía tiene algunos simpatizantes, o, quizás más precisamente, críticos compasivos.

"Todavía me gusta ella. Ha hecho todo lo posible en circunstancias muy difíciles ", dijo Tracy, gerente de recursos humanos, en una reunión de los dos finalistas para suceder al líder conservador con los miembros del partido. Ella no quiso decir el apellido.

"Si no fuera por brexit, si May hubiera estado m√°s dedicado a los problemas internos, hubiera brillado".

El periodista Andrew Sparrow, que publica el blog de políticas de The Guardian, no llega tan lejos como un cumplido, pero presagia: "Es muy posible que después de unas pocas semanas de Boris Johnson en el poder, surja como una marca de honestidad y probidad". .

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *