Storm Dennis hace & # 039; barco fantasma & # 039; aparecer en la costa de Irlanda





Abandonado, el buque de carga Alta había sido visto por última vez en algún lugar del Océano Atlántico. No había signos de vida a bordo: era un barco fantasma, vagando solo y sin rumbo.





Esta semana, después de más de un año de marejada y tormentas fuertes, ese barco llegó al final de su viaje cuando golpeó rocas en Ballycotton, un pueblo de pescadores en la costa sur de Irlanda.

El barco oxidado de unos 75 metros logró sobrevivir a un viaje de miles de millas, desde el sur de las Bermudas, donde dejó de funcionar y de donde fue rescatada su tripulación.

«Es una posibilidad entre un millón», dijo John Tattan, director de la Royal National Lifeboat Institution, a The Irish Examiner en Cork. «Hizo todo el viaje por la costa africana, al oeste de la costa española y al oeste de la costa inglesa hasta la costa irlandesa. Nunca vi algo así, abandonado».

Cómo sobrevivió Alta hasta que quedó varado en la costa el domingo (16), empujado por la tormenta Dennis, es casi un misterio. Pero lo que le pasó a la tripulación no lo es.

El 19 de septiembre de 2018, el buque de carga con bandera de Tanzania, que navegaba de Grecia a Haití, estaba inoperable a unos 2.208 km al sureste de Bermudas, en el Océano Atlántico. Incapaces de hacer las reparaciones necesarias y con muy poca comida, la tripulación de diez miembros emitió una llamada de socorro el 30 del mismo mes.

Una tripulación aérea en un avión de la Estación Aérea de la Guardia Costera de EE. UU. En Elizabeth City, Carolina del Norte, sirvió suficiente comida para una semana para la tripulación el 2 de octubre, según el registro. Una semana después, el bote de confianza de la Guardia Costera llegó para rescatarla cuando se acercaba un huracán.





«Estábamos en una patrulla policial cerca de Puerto Rico cuando nos movilizamos para ayudar a la tripulación de Alta», dijo el comandante Travis Emge, un oficial que dirigió Confianza en ese momento. «Recorrimos más de 1.300 millas náuticas para llegar al barco roto antes de que llegara el huracán Leslie».
La tripulación fue llevada a Puerto Rico, y el barco debía ser remolcado a la costa. Pero no fue así, y ha estado a la deriva desde entonces.

El barco fue visto por última vez por un barco patrullero rompehielos de la Royal Navy británica en medio del Atlántico. «Nos acercamos a la nave para contactarnos y ofrecer ayuda, ¡pero nadie respondió!», Escribió la tripulación de la nave Protector en ese momento en Twitter.

Entre el día en que su tripulación fue rescatada y el último domingo, cuando fue encontrado abandonado y visiblemente intacto, el barco estuvo a la deriva durante más de 16 meses.

En general, es responsabilidad del propietario del barco cuidar un bote dañado o destrozado, pero las autoridades locales en Cork dijeron que aún decidirán qué pasará con Alta.

Según The Irish Times, una persona acudió a las autoridades presuntamente representando al propietario del barco para intentar recuperarlo. Su identidad aún se está verificando.

Traducción de Luiz Roberto Mendes Gonçalves

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *