& # 039; Sovietstan & # 039; equilibra la historia y la historia de viajes en las antiguas naciones soviéticas





Ruta de la Seda. Gas y petróleo. Herencia soviética. El Mar de Aral que se está secando. Dictadores locos. Secuestro de esposas. Estepa. Montañas. Para mí (y creo que para una gran cantidad de personas), Asia Central era eso hasta la semana pasada: información fragmentada y desordenada. La lectura de «Sovietstan», de la escritora y antropóloga noruega Erika Fatland, puso fin a este lío.





El libro es producto de una estancia de ocho meses en los cinco estados de Asia Central que formaron parte de la Unión Soviética hasta 1991 y ahora existen de forma independiente: Kazajstán, Uzbekistán, Turkmenistán, Kirguistán y Tayikistán.

Como las mejores narrativas de viajes, esta logra equilibrar la perspectiva histórica y el testimonio personal con gran habilidad. Así, cada uno de los cinco países se separa de la masa indistinta de «Istans», cuyas diferencias fueron suavizadas por el régimen soviético, y emerge con su pasado, sus etnias, sus paisajes y sus peculiaridades sociales y políticas claramente delineadas.

Las distinciones son necesarias porque, como señala Fatland, los cinco países son «notablemente diferentes». Mientras que más del 80% de Turkmenistán es desierto, Tayikistán es 90% montañas. Si bien Kazajstán no tiene efectivo, gracias a sus reservas de gas, Kirguistán depende en gran medida de los recursos enviados desde el extranjero por personas que han emigrado.

Si Turkmenistán es una dictadura tan cerrada como Corea del Norte (los dos países, por cierto, insisten en que no tuvieron casos de Covid-19 gracias a la sabiduría de sus gobernantes) y quizás aún más extraño, Kirguistán tiene votos democráticos y ya ha depuesto a dos presidentes. .

Las páginas donde Fatland expone hechos ya lejanos en el tiempo nunca son áridas. Así, por ejemplo, con su explicación del «Gran Juego», la disputa entre los imperios británico y ruso que repetidamente dibujó y rediseñó el mapa de Asia Central en el siglo XIX.

También lo es su análisis histórico de las empresas soviéticas que causaron estragos en el medio ambiente. El autor visitó la región de Semipalatinsk de Kazajstán, donde el régimen de Moscú llevó a cabo la mayoría de sus pruebas nucleares en el siglo XX de irrigación en la era soviética.





Si la investigación le da estructura al libro, las experiencias de Fatland le dan color. La suerte la ayudó en Turkmenistán: después de esperar horas al sol para una carrera de caballos que todos sabían que tendría como ganador al dictador Gurbanguly Berdymukhamedov, lo vio estrellarse contra el suelo en la línea de meta.

En Tayikistán, asiste a una boda en un pueblo remoto y dedica hermosas páginas descriptivas a la ceremonia y el paisaje. Y cuidado, fans de Borat: en Kirguistán, no en el Kazajistán de la intrépida periodista de cine, ella explora la práctica del secuestro de esposas entrevistando a mujeres que se han rendido a ella y una que se rebeló.

Lo que Fatland no ofrece es un análisis geopolítico más amplio que ponga a los cinco países de Asia Central en relación con las potencias económicas y militares vecinas, o de otros continentes. La región está intercalada entre Rusia y China, pero solo el vínculo con la primera recibe atención.

La forma en que el Sovietistán encaja en los planes económicos y políticos de China ni siquiera está rayada, aunque es el factor más importante para su futuro. Para aquellos que quieran agregar esta pieza al rompecabezas, sugiero leer «As Novas Rotas da Silda», de Peter Frankopan, que tiene una edición en portugués.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *