Sin Ronaldo vira la historia (la crónica de la Supercopa Europea, que el At. Madrid ganó al Real por 4-2)





En la mejor o peor forma, Ronaldo era un puro jugador de Champions. Y no s√≥lo no es algo razonable ya que es absolutamente justo decir que las √ļltimas cuatro Ligas de Campeones ganada por el Real Madrid ten√≠a una naturaleza muy personal de los portugueses, el hombre que tan a menudo resuelto con goles cruciales, incluso en juegos en los que los madrile√Īos jugado menos tambi√©n.





Los mejores del mundo son así.

Sólo que Ronaldo ya no vive en Madrid. Hizo las maletas y se fue a Turín, tal vez para intentar este hecho nunca antes, que iba a liderar tres equipos en la conquista de la Champions. Porque le encanta ir detrás de lo que antes a todos parecía imposible.

Y esto puede ser más simbólico que cualquier otra cosa, como una ironía poética, pero lo cierto es que en el primer juego europeo sin Ronaldo, el Real Madrid perdió una copa europea tras tres Liga de Campeones seguidas y dos Supercopas Europeas.

Esta jugada en Tallinn, fue para el Atl√©tico Madrid, que fue cliente del Real en las Champions de 2014 y 2016, dos finales dolorosos para los colchoneros que tuvieron ahora en la capital de Estonia una peque√Īa venganza – porque una Supercopa Europea nunca ser√° una Champions, pero vencer al Real Madrid es siempre vencer al Real Madrid.

La fiesta en Madrid ya estaba garantizada, pero el triunfo por 4-2 del equipo de Diego Simeone y ahora de Gelson Martins (que no salió del banco), conseguido en la prolongación, hace que la fiesta se haga en la Plaza Neptuno, frente al Museo del Prado y no allí a 500 metros, en la Plaza Cibeles, frente al imponente Palacio de Comunicaciones.

JANEK SKARZYNSKI / Getty





En el primer partido oficial de la época para ambos equipos, es una derrota sin Ronaldo, que podría ser más simbólica que otra cosa porque, a la verdad, estamos en un primer partido oficial de la época para ambos equipos y es injusto hablar de depresión post-Ronaldo u otros escenarios igualmente catastróficos.

En la segunda mitad de la jornada, el Real Madrid ha sido el mejor equipo en el campo, con Gareth Bale, Karim Benzema y Luka Modric (aunque el croata, a confiar en las noticias, estado durante buena parte de la pretemporada con la cabeza en Mil√°n) a hacer todo el esfuerzo posible para probar que, sin Ronaldo, √©ste ser√° el a√Īo de ellos.

Esto mismo que el Real hasta hab√≠a sufrido temprano, luego al primer minuto, en una jugada en la que a la fuerza de Diego Costa se juntaron unos cuantos errores en cadena de la defensa de los merengues. En primer lugar, de S√©rgio Ramos, que no consigui√≥ ganar de cabeza al delantero y luego lo dej√≥ huir. Despu√©s de Varane, que no fue capaz de hacer el doblez y, por fin, de Keylor Navas, que se encogi√≥ ante el remate fort√≠simo del hispano-brasile√Īo.

Es posible que la ventaja haya sido lo peor que pudo haber ocurrido al Atl√©tico, que a√ļn aplic√≥ su juego de presi√≥n intensa durante algunos minutos, pero r√°pidamente se vio tragado por un Real que, no estando ni de cerca ni de lejos muy afinado, dio se√Īales de conexi√≥n, porque, a excepci√≥n de Ronaldo, sustituido por Asensio, el once base es incluso de la √ļltima √©poca.

Y por eso no fue sorpresa para nadie el empate a los 27 ', que nació de una cabalgata de Bale a la derecha y terminó con el galés a cruzar y Benzema a ganar bien la espalda a Savic ya cabecer a la portería de Oblak.

La primera parte acab√≥ con el Real Madrid por encima, pero en t√≠pico juego de inicio de temporada: a√ļn muchos pases equivocados, un par de decisiones poco acertadas. El Atl√©tico, por esta altura, apenas tocaba en la pelota.

Lukas Schulze – UEFA / Getty

En la segunda parte, el Atlético comenzó mejor, pero fue el Real a marcar, a los 63 ', en una gran penalidad convertida por Sérgio Ramos, que parece ser así el hombre elegido para sustituir a Ronaldo en estos lances.

Y fue aquí donde se sintió la falta de Ronaldo. Para el 2-1 al Real Madrid Atlético obligado a cambiar e ir hacia adelante y el portugués querido estos momentos: le gustaba dar golpe final cuando el oponente intentó todo para todo. Pero el Real ahora no tiene a Ronaldo y tampoco tiene exactamente un banco muy profundo, a diferencia del Atlético Madrid. Burgos, a sustituir a Simeone, castigado, lanzó Correa, partey y Vitolo y los tres goles que los colchoneros vendrían a marcar tuvieron la marca de este trío.

Es la diferencia.

Pues bien, y vamos a ellos. A los 79 ', Marcelo quiso inventar a la derecha y Juanfran aprovechó para quedarse con el balón, en aquel que sería otro de muchos errores incomprensibles de la defensa del Real Madrid y que no terminaría por aquí. El lateral dio entonces a Correa que cruzó para la entrada de rompiente de Diego Costa. Y así se hizo el empate, que definitivamente llevó al Atlético hacia adelante Рsólo aquí apareció aquel Atlético intenso, de presión constante y juego simple y eficaz que nos trajo la era Simeone.

Harold Cunningham – UEFA / Getty

Con todo empatado a los 90 ', la cosa qued√≥ resuelta a√ļn en la primera parte de la prolongaci√≥n. Con el Real Madrid sin soluciones en el banco para refrescar el equipo, los colchoneros marcar√≠an entonces dos veces m√°s. La primera a los 98 ', en otro error de la defensa y de un jugador que raramente vemos equivocarse, Varane. El campe√≥n del mundo intent√≥ salir con la pelota, partey la rob√≥, triangul√≥ con Diego Costa y luego cruz√≥ a Sa√ļl. El espa√Īol, con un gesto perfecto, ofreci√≥ al pueblo de Tallin lo que en lenguaje t√©cnico llamamos "billete". Un remate fort√≠simo, a media altura, un disparo que fusil√≥ Navas.

El 4-2 llegó ocho minutos después, en otro arranque de Diego Costa que dejó a Carvajal plantado en el suelo. El delantero dejó entonces a Vitolo y éste, de primera, dio al lado donde apareció Koke que también de primera remató a la portería. Todo en movimiento, como tres ruedas dentadas que permiten que cada una de ellas funcione.

El Atlético tardó en aparecer, pero apareció. Y el Real tendrá que lidiar con las evidencias: no tiene a Ronaldo y no tiene nadie decisivo como Ronaldo. Después de este juego, Florentino Pérez ya debe estar de libreta de cheques en la mano.

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *