Ser realista y coherente en las opciones de futuro





En esta semana se discuti√≥, superficialmente, el Programa de Estabilidad 2019-23 (PE2019) y el Programa Nacional de Reformas (PNR). Se trata de un debate importante no porque se trate de un escenario del pa√≠s a cuatro a√Īos, porque no es, sino porque estamos ante documentos encuadrados de las opciones estrat√©gicas del pa√≠s para los pr√≥ximos a√Īos. Si Portugal un pa√≠s que est√° seriamente debatido las estrategias de desarrollo y presupuesto, no habr√≠a habido una discusi√≥n completa de estos documentos y sus alternativas, pero por desgracia no.





Hay quien considera que esta es una discusión espuria porque se trata de discutir escenarios e intenciones de reformas que no se concreten. Aquellos que así piensan creen que es mejor el país caminar al sabor del viento, sin rumbo ni estrategia y que la política se hace en el día a día en función de las coyunturas de los contextos, nacionales e internacionales. El país ya ha pagado muy caro Рen austeridad, desempleo, emigración forzada y quiebras Рel resultado de esta forma de pensar. El programa de estabilidad y el programa nacional de reformas son importantes porque indican un camino hacia lo que es posible para los partidarios del gobierno, identificar desvíos y verificar si se deben a coyunturas externas oa decisiones discrecionales de la política doméstica y para las oposiciones, presentar alternativas (lo que sólo el CDS se esforzó por hacer).

Es evidente que las proyecciones indicadas, incluso las para 2019-2020, indican, tras la evoluci√≥n presupuestaria del pa√≠s en los √ļltimos a√Īos, una mejora significativa de varios indicadores: disminuci√≥n del peso de la deuda en el PIB, reducci√≥n de la tasa de desempleo, pr√©stamos no "efectivos" (NPL's) en el balance de los bancos, etc.

Pero, adem√°s, la estrategia presupuestaria que ahora presenta el Gobierno es mucho m√°s realista que la presentada hace dos a√Īos y se acerca bastante, de lo que algunos economistas presentaron (a finales de 2017 en art√≠culo y en 2018 en un libro) variante a la estrategia presupuestaria que el Gobierno present√≥. Recordamos que en el programa de estabilidad 2017-21, el Gobierno pretend√≠a alcanzar un super√°vit presupuestario primario (excluidos los gastos de intereses) que consideramos completamente irreal.

En aquel momento, cuando defend√≠amos que era nocivo para la econom√≠a tener un saldo primario del 4,8% del PIB – y conducir una pol√≠tica contractual asociada a un esfuerzo presupuestario excesivo y un deterioro innecesario de los servicios p√ļblicos – fuimos criticados tanto por la oposici√≥n a la derecha ( CDS y PSD) bien por sectores del propio PS. Parece que ahora hemos escuchado. El Gobierno propone ahora una estrategia presupuestaria mucho m√°s suave en l√≠nea con lo que presentamos, y esto beneficia a la econom√≠a, el portugu√©s y el portugu√©s.

No s√≥lo se basaba en los saldos presupuestarios, que consideramos poco realista el programa de estabilidad (PE17-21). Era tambi√©n en la capacidad de reducci√≥n del peso del gasto p√ļblico en el producto. En 2017 el gobierno anticip√≥ que llegar√≠a a 2019 con un 39,3% de gasto en el PIB y que en apenas dos a√Īos lograr√≠a reducir ese peso en 1,2 puntos porcentuales. Consideramos esos objetivos irrealistas, que el peso del Estado se mantendr√≠a superior, y que habr√≠a una reducci√≥n del peso del Estado en la econom√≠a, pero m√°s moderada. El cuadro 2 muestra c√≥mo el programa de estabilidad que el gobierno ahora presenta en 2019, se acerca, y bien, a lo que eran nuestras previsiones.





En este particular, interesa recordar un debate habido en 2014 con Miguel Cadill, y que consta en un libro editado por el Gulbenkian, porque esa posici√≥n inspira las posiciones actuales del PSD. En su comentario a nuestro art√≠culo (Pereira, PT y Morais, LT 2015), dec√≠a entonces Miguel Cadill√© que defiende una reducci√≥n m√°s acelerada del peso del estado en la econom√≠a: "Estamos, pues, los autores y yo, alejados en 6 puntos porcentuales estructurales del PIB. Irremediable desentendimiento? "Consideraba que era posible una reducci√≥n de 8 p.p. En cuatro a√Īos. Sigo considerando que esta reducci√≥n, no es ni deseable, econ√≥mica y socialmente, ni viable con el crecimiento econ√≥mico nominal que la econom√≠a registra.

Las razones son de car√°cter macroecon√≥mico (efecto recesivo de pol√≠tica presupuestaria restrictiva como el a√Īo 2012 bien ilustrado), pero tambi√©n social y se refieren a la din√°mica de los dos principales componentes del gasto p√ļblico: prestaciones sociales y gastos de personal. Veamos, para ejemplificar, las proyecciones de gastos en personal. Una vez m√°s en 2017 el gobierno era optimista y consideraba que en dos a√Īos era posible reducir el peso de ese gasto en 0,6 p.p. Del PIB. La reducci√≥n que consideramos plausible en 2017 era menor (de 0,2 p.p.) Que es exactamente la reducci√≥n que el gobierno ahora anticipa posible.

Generalmente el PE2019-23 se acerca a lo que es una estrategia más deseable para el país. Lo que no podíamos anticipar en 2017 era el ahorro en intereses que sería posible obtener. Antes de finalizar con dos críticas al documento, interesa percibir cómo otras críticas a la derecha ya la izquierda fallan el blanco.

A la derecha, sobre todo en el PSD, veo alguna ambig√ľedad y dualismo ideol√≥gico. Si por un lado se defiende la reducci√≥n de la carga fiscal, coherente con la posici√≥n ideol√≥gica de PSD, por otro se defiende el conteo integral del tiempo de servicio en la carrera de los profesores (algo nunca prometido y s√≥lo en la agenda a partir del OE2018) , aunque el pago sea diferido en el tiempo. Como es posible, reducir la carga fiscal en el futuro si estamos retrasando los gastos para el futuro es algo que los economistas del PSD me deben explicar. Y la explicaci√≥n no podr√° ser que vamos a crecer a 2,5% o 3,5% en t√©rminos reales pues a continuaci√≥n viene la cuesti√≥n, ¬Ņc√≥mo aceleramos el crecimiento de este modo?

Los partidos a la izquierda del PS, s√≥lo tienen raz√≥n en una cosa. Era posible una trayectoria ligeramente m√°s expansionista en este PE19-23. Pero no tienen en el resto, al considerar las metas presupuestarias como imposiciones de Bruselas y sobre todo no tienen cuando defienden medidas de pol√≠tica salarial, como el recuento integral del tiempo de servicio de los profesores, que, habi√©ndose generalizarse a otros sectores en semejante situaci√≥n , har√≠a aumentar la factura salarial en personal para ciertos sectores de la funci√≥n p√ļblica, sin poder acomodar lo que ser√≠a natural (y que no est√° contemplado en el PE19-23) que son aumentos salariales en la funci√≥n p√ļblica al menos a la tasa de inflaci√≥n para mantener los salarios reales de todos (y no s√≥lo algunos) trabajadores en funciones p√ļblicas.

Para finalizar, dos cr√≠ticas al PE2019-23. En este programa, el gobierno presenta escenarios con pol√≠ticas invariantes, es decir, sin nuevas medidas de pol√≠tica discrecional justificando que ser√° el pr√≥ximo gobierno a definir las medidas. No me convence. Al menos, el Gobierno deber√≠a haber presentado un escenario condicional al que podr√≠a llamar pol√≠tica invariante en situaci√≥n de normalidad presupuestaria. S√≥lo para dar un ejemplo, deber√≠a simular el impacto de una actualizaci√≥n salarial de la funci√≥n p√ļblica a la tasa de inflaci√≥n prevista. ¬ŅO es que el Gobierno considera que en la pr√≥xima legislatura es admisible que no haya actualizaci√≥n remuneratoria, como m√≠nimo, a la tasa de inflaci√≥n? Esto tendr√≠a la ventaja de encuadrar mejor hoy las negociaciones con sectores espec√≠ficos de la administraci√≥n p√ļblica. La segunda cr√≠tica es que, al mismo tiempo que el Gobierno reconoce que, en relaci√≥n con la Comisi√≥n Europea, acord√≥ reducir un poco el esfuerzo presupuestario a medio plazo exigido al pa√≠s, y que el objetivo a medio plazo del saldo presupuestario para 2020 ya se ha alcanzado en 2019, pero por otro lado anhela excedentes presupuestarios elevados y mantiene el esfuerzo presupuestario como si no hubiera habido esa reducci√≥n.

Estamos ya en la √©poca de los partidos dise√Īar sus programas electorales de las legislativas para los a√Īos que se avecinan. Es bueno que as√≠ aclarar sus ideas futuras a los portugueses, con claridad, el realismo y la consistencia que les permita evaluar las alternativas que se les presentan.

PS: El lector interesado en la temática de este artículo podrá consultar las siguientes referencias:

Y en el caso de las mujeres. y Vicente, J. (2017) "Estrategias presupuestarias 2017-21: las opciones de política", Policy Paper 10 Institute of Public Policy TJ-CS
Cadilhe, M. (2015) "Comentario" Pereira y Morais, en Soromenho-Marques, V. y Pereira, P. T. (2015) Confirmaci√≥n de la Future (coord.): Pol√≠tica P√ļblica de Portugal, vol. I – Las instituciones del Estado y la pol√≠tica social, Calouste Gulbenkian Foundation, Lisboa
Pereira, P.T. Y en el caso de las mujeres. (2014) "Estrategias de Presupuesto para Portugal: 2014-2020" Pol√≠tica de papel 1 Instituto de Pol√≠tica P√ļblica TJ-CS
Pereira, P.T. y Morais (2015) "Renovaci√≥n de la Esperanza: estrategia fiscal para el crecimiento y el empleo en Portugal en la Tabla Euro" en Soromenho-Marques, y V. Pereira, PT (ed.) (2015) Afirmar el futuro: Pol√≠ticas P√ļblicas Portugal, vol. I – Las instituciones del Estado y la pol√≠tica social, Calouste Gulbenkian Foundation, Lisboa
Pereira, P.T. Y en el caso de las mujeres. y Vicente (2018) Hacia una estrategia de presupuesto sostenible para Portugal, Almedina

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *