Sepa qui√©n es Pedro Castillo, nuevo presidente de Per√ļ





Pedro Castillo, de 51 a√Īos, presidente electo de Per√ļ, fue conocido en el pa√≠s hasta la elecci√≥n por dos episodios. El primero fue liderar una huelga nacional de maestros en 2017 a la cabeza del Conare (Comit√© Nacional de Reorientaci√≥n), el principal sindicato de maestros rurales de Per√ļ.





El segundo fue el rápido ascenso a la primera posición en la primera vuelta de las elecciones peruanas, a través de una agenda de izquierda, simpatizante con el chavismo, y propuestas encaminadas a refundar el país, incluida la creación de una nueva Constitución y el desmantelamiento de instituciones como la Defensoría del Pueblo, que él considera un cuerpo corrupto. Por la misma razón, también aboga por una reforma del Poder Judicial.

La victoria llega 19 a√Īos despu√©s de su debut en la pol√≠tica, en 2002, cuando era candidato a la alcald√≠a de Angu√≠a, un peque√Īo pueblo de la regi√≥n de Cajamarca. Perdi√≥, y desde entonces, no ha vuelto a solicitarlo.

Castillo comparte con Keiko Fujimori, la rival derrotada en las elecciones presidenciales, una visi√≥n conservadora. Est√° en contra del matrimonio homosexual, el aborto y lo que llama ¬ęideolog√≠a de g√©nero¬Ľ. Afirma que el Estado debe acompa√Īar a los peruanos ¬ęen la econom√≠a, en las calles, en el hogar y en la escuela¬Ľ, como dijo en el √ļltimo debate presidencial.

Tambi√©n est√° en l√≠nea con la hija del ex aut√≥crata peruano Alberto Fujimori en rechazar la entrada al pa√≠s de m√°s refugiados venezolanos, quienes, seg√ļn √©l, ¬ęroban empleos peruanos¬Ľ.

Castillo nació en Tacabamba, en la provincia de Chota, en el norte del país. En la escuela, a la que llegó después de caminar 2 km a una altitud de más de 2.000 metros, no se destacó por sobresalir en las materias, a diferencia de cuando ayudó a su padre a cosechar patatas y trigo.

Hoy, todav√≠a vive en Chota, con su esposa y dos hijos, y ense√Īa espa√Īol e historia en las clases de secundaria y primaria. Trabaja en la misma universidad desde hace 25 a√Īos, y algunos de sus exalumnos forman parte de su c√≠rculo oficial de seguridad y coordinaci√≥n pol√≠tica.





Con su padre, aprendió a celebrar al general Juan Velasco Alvarado, un dictador de izquierda que gobernó el país entre 1968 y 1975. Populista, repartió tierras y uno de ellos acabó en la familia de Castillo. Alvarado, un héroe para muchos izquierdistas en la década de 1970, también tuvo otro admirador: el ex presidente venezolano Hugo Chávez (1954-2013).

Si, por un lado, es conservador en relaci√≥n a los derechos civiles, el electo defiende la refundaci√≥n del Estado y el modelo econ√≥mico del pa√≠s. Quiere una nueva constituci√≥n y dice que cerrar√° el Congreso si hay oposici√≥n a la propuesta. Tambi√©n dice que la econom√≠a debe construirse ¬ęde abajo hacia arriba¬Ľ y menciona, entre las √°reas que se pueden nacionalizar, la miner√≠a, una de las principales fuentes de productos de exportaci√≥n del Per√ļ.

Cambiar la Carta, sin embargo, requiere el apoyo de dos tercios del Parlamento unicameral, algo pr√°cticamente imposible en un tablero de ajedrez pol√≠tico tan fragmentado como el pa√≠s. El partido de Castillo, Per√ļ Libre, tendr√° 37 de los 130 esca√Īos de la Casa. La segunda fuerza m√°s grande ser√° la For√ßa Popular de Keiko, con 24 esca√Īos, seguida de A√ß√£o Popular (16) y Alian√ßa para o Progresso (15), ambas a la derecha. Los izquierdistas Somos Per√ļ y Podemos Per√ļ tendr√°n cada uno cinco congresistas.

En la campa√Īa, Keiko intent√≥ catalogar a Castillo como el ¬ęchavismo en Per√ļ¬Ľ, pero a pesar del apoyo de Nicol√°s Maduro ‚ÄĒdictador venezolano y heredero de Ch√°vez‚ÄĒ y Evo Morales ‚ÄĒexpresidente de Bolivia‚ÄĒ, los electos buscaron evitar tanto comparaciones como as√≠ como los asentimientos de ambos izquierdistas.

Castillo y su partido mantienen vínculos con Movadef, el brazo político de la guerrilla Sendero Luminoso, y muchos de sus miembros militan o militan por la organización. Tanto Sendero como Movadef tienen una fuerte presencia en el departamento de Cajamarca, donde nació el nuevo presidente.

Si una de las debilidades de Keiko son las acusaciones de corrupción, las de Castillo están relacionadas con el líder de su leyenda, Vladimir Cerrón, quien fue condenado por malversación y criticado por su vínculo con el Sendero.

Castillo siempre ha negado v√≠nculos con los Senderos y afirma haber sido parte de las ¬ęrondas campesinas¬Ľ, grupos paramilitares que ayudaron al Ej√©rcito peruano a derrotar al Sendero, en un conflicto que dej√≥ m√°s de 70.000 muertos entre 1980 y 1993. Incluso fuera de la ley , los ¬ęronderos¬Ľ han sido tolerados por todos los gobiernos hasta el d√≠a de hoy porque atienden las necesidades de comunidades alejadas del centro del Per√ļ.

En muchas partes del pa√≠s solo hay presencia de las ¬ęrondas campesinas¬Ľ, sin polic√≠as ni trabajadores sociales trabajando en las zonas, en una manifestaci√≥n de la quiebra del Estado peruano. En algunas regiones, est√°n fuertemente armados y se enfrentan a las fuerzas de seguridad del ej√©rcito.

En un discurso con gran atractivo para las regiones rurales, Castillo dice que los pol√≠ticos de la capital, Lima, no saben c√≥mo se desarrolla la vida en el interior y con frecuencia se remonta a la √©poca en que, dice, recolectaba le√Īa, cocinaba y nunca paraba. trabajando, excepto en la escuela o antes de acostarse.

A esta ret√≥rica, sin embargo, se oponen los fujimoristas del interior, que a√ļn son muy numerosos.

Fue solo con el tiempo que el fujimorismo se convirti√≥ en un movimiento relacionado con las grandes ciudades. En el interior y en las zonas donde operaba el Sendero, Alberto Fujimori era muy admirado, precisamente porque, en su gesti√≥n, los senderistas fueron derrotados. En las elecciones de 1990, fue el √ļnico candidato que visit√≥ los rincones del pa√≠s donde los pol√≠ticos lime√Īos no iban, y durante su gobierno hubo subsidios a la poblaci√≥n rural, algo que, hoy, Castillo ‚ÄĒy no la hija del aut√≥crata‚ÄĒ promete. que hacer.

La victoria cambiar√° la vida de Castillo, que nunca ha vivido en una gran ciudad y a√ļn vive en un pueblo, en Chugur, en una finca con una casa sencilla con varias habitaciones, donde la comida se sigue cocinando en la estufa de le√Īa.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *