Según los informes, las fuerzas de paz de la ONU en Haití dejaron a cientos de niños





El personal de mantenimiento de la paz de la ONU en Haití ha criado a cientos de niños y los ha dejado atrás, hallaron los investigadores en un estudio académico recientemente publicado. Las madres solteras tuvieron que luchar contra el estigma y la pobreza después de que los soldados abandonaron el país.





Si bien la ONU ha admitido numerosos casos de explotación y abuso sexual por parte del personal de mantenimiento de la paz en Haití y en otros lugares, el estudio sobre las víctimas haitianas ha ido más allá, documentando el alcance del problema en el país, el más pobre del hemisferio occidental, más allá previamente conocido

"Las niñas de 11 años fueron abusadas sexualmente y embarazadas" por las fuerzas de paz que estuvieron en Haití entre 2004 y 2017. Algunas de las mujeres fueron "dejadas en la miseria" para criar a sus hijos solas, según un estudio realizado por dos investigadores académicos.

"Pusieron algunas monedas en sus manos para dejarte un bebé", dijo un haitiano citado por académicos, cuyo trabajo fue publicado el martes en el sitio web académico The Conversation, mantenido por un consorcio universitario.

El estudio, basado en entrevistas en el verano de 2017 con 2,500 haitianos que viven cerca de las bases de mantenimiento de la paz, describe un rastro de abuso y explotación dejado por algunos de los soldados y civiles que sirvieron en la misión de la ONU en Haití, conocida como Minustah. , acrónimo de tu nombre en francés.

Los niños resultantes se conocen como "petits minustahs".

El nuevo estudio realizado por Sabine Lee, profesora de historia de la Universidad de Birmingham, y Susan Bartels, científica clínica de la Universidad de Queen en Ontario, es la última en documentar la mala conducta de las fuerzas de mantenimiento de la paz internacionales, incluidas las estacionadas en Mozambique. , Bosnia, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana.





De las personas entrevistadas por los perpetradores, 265 informaron tener hijos de fuerzas de paz que vinieron de al menos 13 países, pero principalmente de Uruguay y Brasil, según un gráfico de estudio.

"El hecho de que el 10% de los encuestados mencionó a estos niños resalta cuán comunes son realmente estas historias", escribieron. Los investigadores señalaron que a lo largo de los años, las organizaciones de noticias informaron casos escasos en Haití donde "a los menores se les ofreció comida y pequeñas cantidades de dinero para tener relaciones sexuales con personal de la ONU".

Si bien algunas madres contaron a los investigadores sobre la violencia sexual del personal de la ONU, la mayoría de las historias incluyeron formas más sutiles de coerción, con personal de mantenimiento de la paz que intercambiaba pequeñas cantidades de dinero o alimentos por sexo con mujeres y niñas extremadamente pobres. En otros casos, las mujeres y sus familiares describieron relaciones consensuadas que terminaron cuando las fuerzas de paz abandonaron Haití.

Los autores dijeron que a los haitianos que residen en comunidades alrededor de diez bases de la ONU se les preguntó "cómo es ser una mujer o una niña viviendo en una comunidad que alberga una misión de mantenimiento de la paz". Según el estudio, no se les preguntó específicamente a los haitianos sobre posibles abusos o relaciones sexuales con el personal de mantenimiento de la paz, pero los participantes mismos plantearon este problema.

"Empecé a hablar con él, así que me dijo que me amaba y acepté salir con él", habría dicho una mujer citada sobre su relación varios años antes con un pacificador. "Tres meses después estaba embarazada y en septiembre fue enviado a su país". Agregó que no podía permitirse enviar a su hijo a la escuela.

Lee, el autor principal del estudio, dijo que los Estados miembros que contribuyen con tropas a los esfuerzos de mantenimiento de la paz de la ONU también tienen la responsabilidad directa de ayudar a las madres y los niños.

"No es un problema de la ONU, es un problema militar brasileño o un problema militar uruguayo", dijo Lee. "Sin embargo, la ONU no ha encontrado una manera de responsabilizar a las tropas de los Estados miembros".

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *