¿Se puede transmitir el nuevo coronavirus a través de las heces?





No es nuevo que los científicos sepan que el nuevo coronavirus está presente en las heces de las personas que desarrollaron Covid-19. Esta confirmación llegó en una investigación publicada en febrero en la reconocida revista científica Jama.





“También se determinó que es posible encontrar el genoma del virus en las aguas residuales”, agrega Fernando Rosado Spilki, presidente de la Sociedad Brasileña de Virología (SBV) y profesor de la Universidad Feevale, en Rio Grande do Sul. Este hecho fue registrado en varios países, incluso en Brasil.

Pero, ¿la presencia de Sars-CoV-2 en las heces, de alguna manera, favorecer su transmisión individuos sanos? Después de todo, el acto de enjuagar es capaz de esparcir partículas por el aire, el llamado aerosol fecal.

Para los investigadores de la Universidad de Hong Kong, en China, probaron esta sospecha, que ya había sido sugerida por otros análisis. Investigaron nueve casos en un edificio de viviendas en la ciudad de Guangzhou a principios de 2020. Las infecciones ocurrieron entre el 26 de enero y el 13 de febrero de 2020, un período de intenso aislamiento social.

Inicialmente, había una familia infectada: los tres parientes acababan de regresar de Wuhan, la ciudad donde comenzó la pandemia. Días después de dar positivo por el coronavirus, se identificaron seis casos más en otras dos familias en el edificio. Esta vez, sin embargo, los individuos no tenían antecedentes de viajes. Detalle: los tres departamentos estaban en el mismo piso y compartían sistemas de drenaje y ventilación.

Para comprender la causa raíz del brote, los científicos evaluaron a 202 residentes del edificio y 24 funcionarios de la administración. También verificaron 237 muestras de superficie y aire de 11 de los 83 apartamentos, áreas públicas y sistemas de drenaje. Para completar, utilizaron la técnica del gas trazador, método que identifica roturas en este tipo de estructuras.

Después de todos estos análisis, los resultados sugieren que aerosoles generados al descargar el inodoro de la familia que vino de Wuhan fueron los responsables de las infecciones identificadas posteriormente. La teoría es que las partículas llegaron a los otros apartamentos a través de las chimeneas y las aberturas de drenaje.





Sin embargo, la conclusión es puramente circunstancial, ya que no se trata de un estudio controlado. Los propios autores señalan que esto es solo una posibilidad.

Continúa después de la publicidad

Evidencia previa

En el momento del brote de SARS, causado por otro coronavirus en 2003, la Organización Mundial de la Salud (OMS) documentó la transmisión de la enfermedad en un edificio de 50 pisos en Hong Kong. Se confirmaron 342 casos y 42 defunciones. El informe de la organización citó defectos en el sistema de plomería, lo que facilitaría el transporte de gotas cargadas de virus, pero tampoco llegó a ninguna conclusión.

Después de todo, ¿hay que preocuparse?

Según Spilki, todo indica que, si hay transmisión fecal, es una evento raro y hecho posible por situaciones muy concretas.

“Sería necesario tener un edificio con muchos pacientes y un drenaje muy deficiente que permitiera una cantidad de partículas altas dentro del sistema, además de baños mal ventilados”, enumera el presidente de SBV.

Aun así, los investigadores que investigan esta vía de contagio destacan la necesidad de más trabajo para establecer una conclusión definitiva.

Sobre todo porque no podemos ignorar el hecho de que una parte significativa de la población vive en áreas sin saneamiento básico y alcantarillado abierto. Por no hablar de los empleados de las plantas de tratamiento. “Estos profesionales están en contacto directo con los tanques de aireación, que arrojan aguas residuales y forman aerosoles”, informa Spilki.

El profesor participó en un estudio firmado por las universidades de Texas, en Estados Unidos, y Feevale y Federal do Paraná (UFPR), en Brasil, que identificó un alto riesgo para estos trabajadores si se confirma esta forma de transmisión del coronavirus.

“Pero, por ahora, no es posible garantizar que esta sea una forma de difusión relevante. La transmisión respiratoria es mucho más significativa”, Concluye el virólogo. Por tanto, lo fundamental sigue siendo centrarse en las medidas preventivas clásicas: el uso de máscara, la distancia social y la higiene de las manos.

Finalmente, independientemente de si el aerosol fecal contribuye al Covid-19 o no, recuerde cerrar la tapa del inodoro antes de descargar. “Esta vía de contaminación está confirmada para otras enfermedades”, concluye el profesor.

Continúa después de la publicidad

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *