Se acerca el cannabis medicinal





Mara Gabrilli ten铆a 26 a帽os cuando sufri贸 el accidente que la dej贸 tetrapl茅jica. El 20 de agosto de 1994 regresaba de Paraty (RJ) cuando, subiendo la sierra de Taubat茅 (SP), su novio perdi贸 el control del autom贸vil, que cay贸 desde una altura de 15 metros. Mara rompi贸 la columna en uno de los vuelcos. Dos meses despu茅s, estaba haciendo fisioterapia en los Estados Unidos cuando escuch贸 por primera vez sobre medicamentos hechos con Cannabis sativa – el nombre cient铆fico del marijuana. En ese momento, los pacientes con lesiones de la m茅dula espinal ya lo usaban para reducir las contracciones musculares involuntarias. 鈥淣o puedo imaginar mi vida sin este medicamento. Me ayuda a tener menos espasmos, a dormir mejor y, sobre todo, me alivia el dolor 鈥, eval煤a la senadora de 53 a帽os.





Mara usa Mevatyl, la primera droga derivada de la marihuana en tener un registro aprobado por la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), en 2017. Indicado para adultos con rigidez muscular relacionada con la esclerosis m煤ltiple, se importa de Inglaterra y se vende por 3 mil real. 芦La mayor铆a de los brasile帽os no pueden comprarlo y luego tienen que ir a los tribunales禄, lamenta el senador. El alivio de la rigidez y los espasmos es una de las muchas indicaciones comprobadas del cannabis medicinal. El neurocient铆fico Renato Malcher-Lopes se帽ala otros: dolor cr贸nico, insomnio, autismo, epilepsia, depresi贸n y n谩useas y v贸mitos provocados por la quimioterapia. 鈥淓l uso de cannabis como medicina herbal se considera seguro para la mayor铆a de los adultos. No tenemos reportes de una sola muerte o efectos asociados severos 鈥, dice el profesor de la Universidad de Brasilia (UnB).

Un experimento coordinado por el cient铆fico con 18 pacientes autistas de entre 6 y 17 a帽os mostr贸 mejoras significativas en la calidad del sue帽o y la interacci贸n social en 14 de ellos. Los participantes utilizaron un extracto rico en cannabidiol (CBD), uno de los ingredientes activos de la marihuana. Los resultados de este y otros estudios no sorprenden al historiador Jean Marcel Carvalho Fran莽a. Autor de la Historia de la marihuana en Brasil, de la Editora Tr锚s Estrelas (haga clic aqu铆 para comprar), explica que los primeros registros sobre el uso medicinal del c谩帽amo, uno de los nombres de la hierba, se remontan a China en el siglo I aC 鈥淓n el siglo I de Era cristiano, Hua Tuo, el pionero de la cirug铆a china, usaba un compuesto vegetal, mezclado con vino, para anestesiar a los pacientes 鈥, dice. Al mismo tiempo, los ind铆genas ya lo usaban para combatir diversas enfermedades. Y desde India, los ingresos se han trasladado al resto del mundo.

鈥淓l potencial terap茅utico que contiene el c谩帽amo no es ni ha sido nunca motivo de controversia. Los conflictos comenzaron, al menos en Occidente, cuando las discusiones sobre los posibles problemas del consumo recreativo cuestionaron sus beneficios para la sociedad 鈥, explica Fran莽a, profesora de la Universidade Estadual Paulista (Unesp). Durante d茅cadas, la pol铆tica mundial de recriminaci贸n de medicamentos tambi茅n ha inhibido el estudio y el uso medicinal de derivados de plantas.

Renacimiento y avance de la investigaci贸n

La primera vez que Cassiano Teixeira se enter贸 del potencial terap茅utico del cannabis fue en 2001, cuando viv铆a en Estados Unidos. En 2014, ya era due帽o de una tienda y trabajaba en la ciudad de Jo茫o Pessoa cuando su madre enferm贸. V铆ctima de bronquiectasias (agrandamiento de los bronquios), no dorm铆a ni com铆a adecuadamente. Fue entonces cuando su hijo decidi贸 hacer algo inesperado: compr贸 50 gramos de la hierba y, en la cocina de su casa, prepar贸 un aceite y se lo dio a su madre.

Una hora despu茅s, se levant贸, lo que no hab铆a hecho en un mes, y comenz贸 a lavar los platos. 鈥淓n poco tiempo se quit贸 la tos y adem谩s engord贸 5 kilos. A los 84 a帽os, hoy rebosa salud y conduce su propio autom贸vil 鈥, relata. A pesar del miedo a ser detenido, Cassiano empez贸 a ayudar a otras familias y lleg贸 a fabricar m谩s de 30 botellas al d铆a. Actualmente es el director de la Asociaci贸n Brasile帽a de Apoyo al Cannabis Hope (Abrace), la 煤nica que, desde 2017, tiene autorizaci贸n judicial para el cultivo de marihuana con fines medicinales. Abrace produce aceite, spray y ung眉ento y atiende a 12 mil familias, que pagan una tarifa anual de 350 reales y alrededor de 250 por cada 100 mililitros de aceite. Adem谩s, brinda aceite gratis a 3 mil familias de bajos ingresos.

Al igual que la Asociaci贸n Brasile帽a de Pacientes con Cannabis Medicinal (Ama + me), socia de la UnB en el estudio sobre el autismo, Abrace firm贸 un convenio con la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC). Juntos, estudian los efectos del cannabis en la salud mental de 300 m茅dicos y enfermeras en la vanguardia de Covid-19. El objetivo es evaluar el impacto del uso controlado sobre el estr茅s, la ansiedad y la depresi贸n. 鈥淐omo con cualquier tratamiento, existen ventajas y desventajas. Las ventajas son la seguridad y la eficacia ante condiciones que no tienen sus necesidades cubiertas por los medicamentos disponibles en las farmacias. La principal desventaja es la falta de conocimiento de los m茅dicos. Muchos a煤n desconocen sus aplicaciones cl铆nicas y, por ello, no lo prescriben 鈥, analiza la m茅dica Carolina Nocetti, una de las integrantes de la investigaci贸n de la UFSC y cofundadora de la International Cannabis Academy.





Ninguna otra instituci贸n del planeta publica tantos art铆culos sobre cannabidiol (CBD) como la Facultad de Medicina de Ribeir茫o Preto de la USP. Con 1.100 estudios en su plan de estudios, tiene m谩s del doble que el King’s College London, en Inglaterra, el segundo lugar. En mayo del a帽o pasado, la USP lanz贸, en asociaci贸n con el laboratorio Prati-Donaduzzi, el primer extracto de la planta desarrollado en Brasil. A diferencia de Mevatyl, indicado para pacientes con esclerosis m煤ltiple, el fitof谩rmaco brasile帽o tiene innumerables aplicaciones. 鈥淟os productos a base de cannabis no curan enfermedades, pero minimizan sus s铆ntomas. Adem谩s, potencian los efectos de los medicamentos de referencia y no ponen en riesgo la vida del paciente 鈥, dice el neurocient铆fico Renato Filev, investigador del Centro Brasile帽o de Informaci贸n sobre Drogas Psicotr贸picas (Cebrid).

No son solo las universidades las que prueban la seguridad y eficacia de los derivados del cannabis. Una de las startups m谩s activas en el mercado de cannabinoides es Entourage Phytolab, de Valinhos (SP). Su fundador es el abogado Caio Santos Abreu. El proyecto comenz贸 en 2008, cuando a su madre le diagnosticaron c谩ncer y, debido a la quimioterapia, comenz贸 a quejarse de dolor y p茅rdida de apetito; para aliviar su sufrimiento, Abreu tuvo que recurrir al mercado ilegal. Actualmente, la startup desarrolla medicamentos para cinco afecciones, como dolor neurop谩tico, trastornos del sue帽o y enfermedades inflamatorias cr贸nicas. Los resultados de la fase 1 de los estudios sobre la epilepsia fueron, seg煤n el director general de la empresa, 芦bastante alentadores禄. 鈥淓n comparaci贸n con la generaci贸n actual, hemos aumentado la concentraci贸n de CBD que llega a la sangre hasta dos veces. En la pr谩ctica, esta ganancia de eficiencia puede reducir los tratamientos hasta en un 60%. Adem谩s, la variaci贸n de efectos es tres veces menor que la de los productos en el mercado 鈥, detalla.

En el panorama de experiencias aqu铆 y en el exterior, solo se ampl铆a la lista de enfermedades que se pueden paliar con el cannabis: Alzheimer, fibromialgia, par谩lisis cerebral … Lo que no quiere decir que los compuestos est茅n libres de efectos secundarios y contraindicaciones, ning煤n remedio lo est谩. 鈥淟as mujeres embarazadas o lactantes deben evitar los derivados de la marihuana. Los reflejos de la planta sobre el beb茅 a煤n se desconocen. Las personas con antecedentes personales o familiares de psicosis, esquizofrenia y trastorno bipolar tambi茅n pueden tener restricciones 鈥, se帽ala Roberto Ara煤jo, autor de Medicinal Cannabis in Combating Chronic Pain, Editora Europa (haga clic aqu铆 para comprar).

De la misma forma que hay que superar los prejuicios contra el cannabis medicinal, debemos tener en cuenta que la planta no es un milagro. Esto es lo que se帽ala la bioqu铆mica Adriana Farias da Silva, de la Unifesp. Como cualquier f谩rmaco, puede tener reacciones adversas, como n谩useas, mareos y alucinaciones. De ah铆 la importancia de consultar al m茅dico y, junto con 茅l, llegar a la dosis ideal para cada caso 鈥, argumenta. Pero 驴qu茅 pasa con el Consejo Federal de Medicina (CFM), qu茅 opinas del asunto?

El psiquiatra de la organizaci贸n, Salom茫o Rodrigues, sostiene que dos de los ingredientes activos de Cannabis sativa, el CBD y el THC (tetrahidrocannabinol), pueden aislarse y sintetizarse mediante m茅todos de laboratorio seguros y confiables, pero, hasta ahora, sus efectos no han est谩n bien establecidos. 鈥淣ada justifica volver a la 茅poca de los extractos vegetales, cuando no se sabe qu茅 sustancias y cu谩nto se ingieren. CFM est谩 en contra de este tipo de uso 鈥, dice. La excepci贸n ser铆a el uso compasivo de cannabidiol para el tratamiento de la epilepsia en ni帽os y adolescentes refractarios a las terapias convencionales. Y, sin embargo, el CBD debe recetarse en combinaci贸n con otros medicamentos anticonvulsivos.

Cambios de ley

Con tan solo 40 d铆as de vida, Anny Fischer tuvo su primera convulsi贸n. Sus padres, Norberto y Katiele, de Brasilia, la llevaron a muchos m茅dicos y le dieron todos los medicamentos. No sirvio. El diagn贸stico solo lleg贸 en 2012, cuando ten铆a 4 a帽os: un trastorno neurol贸gico poco com煤n que provoca hasta 80 convulsiones a la semana, algunas de las cuales duran hasta diez minutos. Como ninguno de los medicamentos recetados tuvo ning煤n efecto, decidieron correr el riesgo. El 3 de abril de 2014, Anny Fischer se convirti贸 en la primera persona en Brasil en obtener autorizaci贸n de los tribunales para importar un derivado de la marihuana con fines medicinales. Despu茅s de nueve semanas de uso, el dolor disminuy贸 y las convulsiones cesaron.

鈥淎ntes de usar cannabidiol, Anny ten铆a convulsiones cada dos horas. Cuando cumpli贸 4 a帽os, las crisis se volvieron tan intensas y frecuentes que, en solo cuatro meses, ya no se movi贸. Entonces apareci贸 el CBD y nuestra vida cambi贸 por completo 鈥, describe Norberto Fischer, el padre de la ni帽a, ahora de 12 a帽os. No lejos de all铆, la pareja de Marcos y Margarete, de R铆o de Janeiro, vivieron un drama similar. Su hija Sof铆a fue diagnosticada con el mismo s铆ndrome. Los padres tambi茅n fueron a varios m茅dicos y probaron casi todo. Nada hecho. El siguiente paso, despu茅s de escuchar la historia de una familia estadounidense que us贸 un compuesto de marihuana para tratar a su hijo, fue importar el CBD.

El alto costo -dependiendo de la marca y la cantidad, puede llegar a los 8 mil reales mensuales- y el proceso burocr谩tico, sin embargo, los anim贸 a plantar la hierba en casa. Para no ser detenidos ingresaron con h谩beas corpus preventivo. El 17 de noviembre de 2016, ganaron el derecho a cultivar marihuana en casa con fines medicinales. 鈥淭odav铆a no he realizado mi sue帽o de, alg煤n d铆a, controlar las convulsiones de mi hija. Sofia todav铆a tiene una crisis casi todos los d铆as. A煤n as铆, no puedo imaginar tu vida sin CBD. Ser铆a mucho peor 鈥, eval煤a Margarete Brito, fundadora de la Asociaci贸n de Apoyo a la Investigaci贸n y Pacientes del Cannabis Medicinal (Apepi).

Por el momento, Mara, Cassiano, Norberto y Margarete est谩n enfocados en el Proyecto de Ley 399/2015, que propone legalizar el cultivo de marihuana para uso m茅dico en el pa铆s. Adem谩s de la siembra, el texto prev茅 una reducci贸n del precio de los medicamentos y su distribuci贸n por parte del SUS. Seg煤n la propuesta, solo las empresas y asociaciones podr谩n plantar, lo que se dar谩 a conocer con la autorizaci贸n del gobierno. Para controlar la producci贸n, cada empresa o asociaci贸n tendr谩 una cuota de cultivo, adem谩s de la producci贸n rastreada y con la aprobaci贸n de un t茅cnico.

La propuesta tambi茅n permite a las instituciones de investigaci贸n plantar, cultivar, transportar y almacenar cannabis, siempre que est茅n autorizadas. La ley por s铆 sola no regular铆a el cultivo individual. 鈥淯na gran cantidad de parlamentarios a煤n desconocen el tema. Saben que existe el cannabis medicinal, pero desconocen los efectos positivos que cada sustancia puede tener en cada paciente 鈥, dice la senadora Mara Gabrilli. 鈥淟o que necesitamos es tener una discusi贸n basada en la ciencia, no en la ideolog铆a. Si eso sucede, estoy seguro de que podremos avanzar y traer m谩s salud a todas las personas que necesitan estos medicamentos 鈥, dice.

Accede hoy

La legislaci贸n facilit贸 el uso medicinal, pero a煤n existen barreras para la producci贸n y adquisici贸n en el pa铆s:

Modo de usar

El principal medio de utilizar derivados de plantas es el aceite. La v铆a de administraci贸n m谩s habitual es la sublingual (con acci贸n inmediata), pero tambi茅n existe la v铆a oral (cuyo efecto tarda m谩s), nasal, t贸pica y vaporizador. El aceite importado est谩 autorizado en Brasil desde 2015. Requiere informe, prescripci贸n m茅dica y plazo de responsabilidad, entre otros documentos.

Contin煤a despu茅s de la publicidad

Importado y hecho a mano

El proceso de adquisici贸n de petr贸leo del extranjero (la mayor parte del cual proviene de los EE. UU.) A menudo requiere mucho tiempo y es costoso. La versi贸n artesanal la realizan asociaciones o pacientes mediante habeas corpus preventivo. Por el momento, solo uno, Abrace, en Jo茫o Pessoa, tiene autorizaci贸n judicial para cultivar y producir aceite para los miembros. La instituci贸n atiende a 12 mil familias, que pagan una cuota anual y por las botellas del producto.

En farmacias

Solo dos productos certificados est谩n a la venta en las farmacias brasile帽as: uno nacional, Cannabidiol, producido por la Universidad de S茫o Paulo (USP) de Ribeir茫o Preto en asociaci贸n con el laboratorio Prati-Donaduzzi, de Paran谩, y otro importado, Mevatyl (o Sativex , como se le conoce en el resto del mundo), desarrollado por la brit谩nica GW Pharma. Los precios oscilan entre 2,5 mil y 3 mil reales.

Cannabis en todo el mundo

Ilustraciones: Ot谩vio Silveira / SA脷DE 茅 Vital

1- Estados Unidos

Hoy, 35 de los 50 estados, m谩s la capital, han regulado el cannabis. Con fines recreativos, su uso se libera en tan solo 15.

2- Canad谩

Autoriza el uso terap茅utico para 39 situaciones. Cualquiera que quiera cultivar para el consumo debe solicitar la aprobaci贸n del gobierno. Tambi茅n se permite el uso recreativo.

3- Chile

Los pacientes recetados compran productos a base de cannabis en asociaciones y farmacias. Alberga la finca m谩s grande de Am茅rica Latina.

4- Holanda

Con autorizaci贸n del gobierno, el sector privado produce medicamentos y los vende en farmacias. El uso recreativo ocurre en cafeter铆as.

5- Israel

Los m茅dicos acreditados eval煤an los pedidos y asesoran a los pacientes sobre el tipo y la dosis que deben consumir. Se utiliza para el c谩ncer y las enfermedades nerviosas.

6- Uruguay

Primer pa铆s del mundo en permitir el uso recreativo, permite la compra de productos en farmacias autorizadas y la siembra de la hierba a ciudadanos adultos.

El CBD …

El cannabidiol es uno de los 113 productos qu铆micos que componen el cannabis y uno de los m谩s estudiados. El m茅dico Ricardo Ferreira, de la Sociedad Brasile帽a para el Estudio del Dolor, explica que el 茅xito de la terapia, a pesar de la sustancia, es encontrar la proporci贸n capaz de producir alivio de los s铆ntomas con el m铆nimo de efectos secundarios.

鈥 Y THC

El tetrahidrocannabinol es la mol茅cula asociada con el uso recreativo 鈥渂arato鈥, pero tambi茅n tiene potencial terap茅utico. El neurocient铆fico Renato Filev dice que la dosis marca la diferencia: 鈥淓n dosis bajas, el THC tiene un efecto ansiol铆tico y anticonvulsivo. En dosis elevadas, por parad贸jicas que sean, puede desencadenar ansiedad y convulsiones 鈥.

Para que sirve y se estudia

Mapeamos la producci贸n cient铆fica sobre cannabis medicinal y resumimos el grado de evidencia sobre algunos usos.

Evidencia avanzada

Existe un buen n煤mero de estudios cl铆nicos, con s贸lidos hallazgos.

* Epilepsia refractaria
* Dolor cr贸nico de origen neurop谩tico
* Parkinson
* Esclerosis m煤ltiple
* Autismo
* N谩useas y v贸mitos provocados por la quimioterapia.

Evidencia prometedora

El volumen de trabajo cient铆fico est谩 creciendo, pero a煤n faltan pruebas.

* Fibromialgia
* Depresi贸n
* Trastorno de ansiedad
* S铆ndromes gen茅ticos
* Alzheimer

Evidencia inicial

Hay pruebas convincentes que deben evaluarse a mayor escala.

* Anorexia
* Esquizofrenia
* C谩ncer
* Par谩lisis cerebral
* Trastornos del sue帽o

驴Y el uso recreativo?

Mucha controversia todav铆a gira en torno a sus efectos sobre la salud. El psic贸logo Lauro Rodr铆guez de Pontes, autor del libro Maconha Terap锚utica, de Gramma Editora (haga clic aqu铆 para comprar), dice que, en cantidades no abusivas, es seguro. Pero ojo: el cigarrillo de marihuana, el popular porro, da帽a el organismo porque quemar la hierba genera di贸xido de carbono. 鈥淟a forma m谩s segura ser铆a vaporizar, que consiste en calentar la hierba y aspirar los gases liberados鈥, explica. Para el neurocient铆fico Renato Filev, existe el riesgo de eventos adversos. Nueve de cada 100 usuarios tienen tablas de dependencia. Y a largo plazo, pueden experimentar ataques de ansiedad y brotes psic贸ticos. En este sentido, la mayor atenci贸n debe dirigirse a los adolescentes.

Contin煤a despu茅s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G贸mez. Naci贸 en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a帽os. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi茅n me considero una Geek, amante de la tecnolog铆a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *