Satélite Starlink sale de órbita y se desintegra en la atmósfera terrestre









Anoche, varias personas en Espa√Īa y Portugal notaron fragmentos incandescentes brillando en el cielo. Seg√ļn lo informado, estos restos del incendio eran, de hecho, un sat√©lite Starlink que se desintegr√≥ al reingresar a la atm√≥sfera. Esto provoc√≥ que se convirtiera en una impresionante bola de fuego que atraves√≥ toda Espa√Īa y al parecer acab√≥ en el mar Cant√°brico.

Estos peque√Īos sat√©lites de la red propietaria de SpaceX pesan alrededor de 260 kg y se encuentran en √≥rbita terrestre baja (LEO), a una altitud de 440 km. Pero, ¬Ņqu√© pas√≥ con esta unidad?

Imagen de satélite Starlink cayendo a la tierra

El satélite Starlink "murió" y se estrelló contra la Tierra

Los informes dieron cuenta de que a las 22:00 horas en Portugal continental, un sat√©lite de la compa√Ī√≠a de Elon Musk volvi√≥ a entrar en la atm√≥sfera terrestre a unos 27.000 km/h. Se convirti√≥ en una bola de fuego que se cre√≥ a unos 100 km de altura en el norte de Marruecos y sigui√≥ su viaje hacia el noroeste atravesando la pen√≠nsula ib√©rica para acabar aparentemente estrell√°ndose contra el mar Cant√°brico.

Tal y como explica José María Madiedo, catedrático de astrofísica y química del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), a medida que el satélite se fragmentaba, la gente podía ver los escombros entrando en la atmósfera como varias bolas de fuego. Parecía que se movían en paralelo a medida que estos fragmentos se volvían incandescentes.





El sat√©lite hab√≠a sido lanzado en enero de 2021 en la misi√≥n Transporter-1, y no fue el √ļnico que entr√≥ ayer en la atm√≥sfera: otros tres sat√©lites de esa misi√≥n cayeron en distintos puntos del planeta.

En Aeroespacial mantienen una base de datos con las reentradas de todo tipo de sat√©lites, y en esta lista podemos ver como el sat√©lite que se vio en los cielos de Espa√Īa es probablemente Starlink-2200 (ID 47414).

¬ŅPodr√≠an ser un riesgo para los humanos?

Los planes de SpaceX son establecer una constelaci√≥n de 12.000 sat√©lites (con el potencial de expandirse a 42.000) capaces de proporcionar banda ancha en cualquier parte del mundo. Los sat√©lites de Musk no son geoestacionarios. El plan es que ocupen √≥rbitas mucho m√°s bajas, entre 340 km y 1.150 km de altitud. Esto acorta la distancia que la se√Īal necesita para viajar y mejora la latencia.

Sin embargo, estos sat√©lites tienen una vida √ļtil relativamente corta. La informaci√≥n proporcionada por la empresa dice que cada unidad de esta constelaci√≥n deber√≠a permanecer activa durante unos 5 a√Īos. Por lo tanto, es algo sorprendente que un sat√©lite lanzado hace apenas un a√Īo termine reingresando a la atm√≥sfera de la Tierra tan r√°pido, pero en el caso de los sat√©lites de la red Starlink, la frecuencia de tales reingresos parece algo razonable.

Esto se debe a que, seg√ļn un estudio de Jonathan McDowell, astr√≥nomo del Centro Smithsonian de Astrof√≠sica de Harvard, la tasa de fallos durante su ciclo de vida es del 2,5%. El experto indic√≥ que no es una tasa excepcional, pero dada la cantidad de sat√©lites en la red Starlink ‚ÄĒya hay m√°s de 2.000 en √≥rbita‚ÄĒ, esto hace que aumente la frecuencia de fallas.

Ahora, cuando uno de estos satélites falla... su destino es la Tierra. Así, ya muerta, acaba perdiendo altitud muy lentamente hasta salir a la atmósfera. Al hacerlo, estos se desintegran.

El roce con la atmósfera se vuelve tan repentino que el material se vuelve incandescente y comienza a evaporarse, fragmentarse y descomponerse.

Dijo Madiedo.

Entonces, para responder a la pregunta pertinente, incluso pesando alrededor de 260 kg, el peligro de caer sobre nuestras cabezas es m√≠nimo. Gran parte del material ser√° destruido en la atm√≥sfera. Todo lo que no se quema, al tocar el suelo, ya est√° en forma de peque√Īos fragmentos.

En definitiva, veremos más a menudo este tipo de fenómenos. Cuanta más cantidad en el espacio, más probable es que haya satélites que fallen y caigan a la Tierra. Entonces, después de la contaminación que hacen en astronomía, contaminarán la atmósfera.

Lea también:

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *