Santander Totta asegura que no tiene ningún “proceso de rescisión de mutuo acuerdo” en curso





Banco Santander Totta reaccionó a dos comunicaciones de los sindicatos bancarios, uno del Mais Sindicato y del Sindicato de Empleados del Banco Central y otro del Sindicato Nacional de Personal y Técnicos Bancarios (SNQTB), el Sindicato de Trabajadores del Sector Financiero de Portugal (SBN) y de la Unión Bancaria Independiente (SIB), que solicitan al banco que suspenda el proceso de reducción de personal en curso.





Sin embargo, el banco que dirige Pedro Castro e Almeida dejó claro que “el banco no tiene, de momento, como se ha mencionado en varias ocasiones, ningún proceso de rescisión por mutuo acuerdo, habiendo propuesto a varios empleados en los últimos meses, como viene haciendo desde hace varios años, la posibilidad de una prejubilación o la revocación de su contrato de trabajo ”.

Según la institución, estos contactos se hicieron y se hacen “sin presión alguna” y dando todo el espacio para que los empleados respondan como mejor entienden y cuando mejor entienden.

“Santander asegura que, a pesar de la necesidad -que todos conocemos- de que el sector bancario europeo se ajuste a la realidad actual de la actividad bancaria, esta institución nunca dejará de tener la preocupación y la solidaridad con sus empleados como primera consideración. ”, Garantiza el banco.

“Banco Santander Totta comparte las consideraciones de estos sindicatos sobre la valentía y el espíritu de sacrificio que han mostrado los trabajadores bancarios desde el inicio de la pandemia”, agrega el banco.

Los sindicatos SNQTB, SBN y SIB, por un lado, y Mais Sindicato y el Sindicato de Banqueros Centrales (SBC), por otro, escribieron al comité ejecutivo de Santander Totta para pedir la suspensión del proceso de reducción de plantilla en curso. .

Los sindicatos defienden que debido a la situación actual de estado de emergencia y encierro, “el proceso de reestructuración en curso en Banco Santander debe suspenderse hasta que se estabilice la situación del país, basada en la responsabilidad laboral, social, ética y humanística”.





Santander Totta viene reduciendo su plantilla desde 2017. En ese año hubo 436 salidas y 26 entradas, lo que da un saldo neto de 410 empleados. Al año siguiente en 2018, hubo 424 salidas y 25 entradas (el saldo neto fue 399).

En 2019 salieron 323 trabajadores y entraron 74 (el saldo neto fue 249). El año pasado, en 2020, Santander Totta registró 300 salidas y 89 entradas, lo que representa una reducción neta de 211 empleados.

El último año fue uno en el que hubo menos salidas y más entradas, encontró el Jornal Económico.

El plan de reducción de personal para este año no fue revelado.

La reducción de la plantilla es una de las medidas que toman los bancos ante la actual crisis pandémica y el bajo tipo de interés que afecta a la rentabilidad. El tema de la eficiencia es fundamental para el futuro de los bancos.

En Portugal, Banco Montepio ya ha anunciado que quiere reducir un total de 600 a 900 puestos de trabajo para septiembre de 2023. De estos 400, pueden tener 18 meses de prestación por desempleo, ya que fueron autorizados por la Seguridad Social para proceder con el despido de hasta 400 personas, hasta septiembre de 2023, como parte de un importante proceso de reestructuración.

Millennium BCP también planea reducir los costos de personal. Alrededor de 110 trabajadores de BCP se fueron en junio del año pasado en comparación con junio del año anterior, pero la disminución se acelerará en 2021. Recortar costos de personal es fundamental en un entorno de ingresos paralizados, asumió Miguel Maya en ese momento.

En noviembre, Caixa Geral de Depósitos (CGD) informó que redujo 337 trabajadores entre enero y septiembre de 2020 en Portugal.

Según noticias de Lusa, Caixa Geral de Depósitos (CGD) Portugal redujo en 2.152 el número de trabajadores entre finales de 2014 (cuando tenía 8.858) y finales de 2019 (6.706 trabajadores) y BCP redujo sus empleados en Portugal en 591 (de 7.795 en 2014 a 7.204 en 2019). 2.184 empleados dejaron Novo Banco entre finales de 2014 (6.832) y finales de 2019 (4.648).

En Montepio, según Lusa, había 4.032 trabajadores en la actividad doméstica del grupo bancario Montepio a fines de 2014 y a fines de 2019 eran 3.724, una reducción de 308. Crédito Agrícola (SICAM) redujo 50 trabajadores, tuvo 3.776 trabajadores en 2014 y pasó 3.726 en 2019.

Como ya se ha informado, los mayores bancos europeos tienen en marcha planes de reestructuración que supondrán la salida de más de 80 mil trabajadores en los próximos tres años. Estas cifras no incluyen Portugal,

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *