Salgado niega la entrega del caso BESA a la jueza Mariana Machado





El ex presidente de BES, Ricardo Salgado, impugnó la afectación del proceso en el que apela las multas impuestas por el supervisor en el alcance del caso de BES Angola al juez Mariana Machado, alegando que se violó el principio del juez natural.





En una solicitud presentada el 8 de agosto al Tribunal de Competencia, Regulación y Supervisión (TCRS), en Santarém, a la que Lusa tuvo acceso el lunes, la defensa de Ricardo Salgado solicita que los certificados del Consejo Superior de Magistratura (CSM) «con respecto a los procedimientos de transferencia» por Sérgio Sousa, ex juez a cargo del caso.

La solicitud para unir los documentos sigue a una solicitud presentada el 26 de marzo y una apelación presentada el 7 de abril «en relación con la violación del principio del juez natural».

Está en juego la transferencia temporal de Sérgio Sousa, quien es el titular de otros dos procedimientos por apelar delitos administrativos aplicados por el Banco de Portugal (BdP) a Ricardo Salgado y otros ex administradores de BES y que están en la etapa final de juicio en TCRS , a la espera de la designación de audiencias por denuncias.

La defensa de Salgado afirma que Sérgio Sousa fue el juez natural del proceso BESA (por distribución aleatoria) y que fue reemplazado por Mariana Machado, quien asumió el cargo en TCRS el 17 de febrero, después de una carta oficial del Presidente del Distrito de Santarém. al CSM refiriéndose a la «falta urgente de jueces» en un tribunal que enfrenta la «inminencia de un gran aumento en casos altamente complejos».

Sin embargo, Sérgio Sousa se vio afectado, justo después de esta solicitud, por el Tribunal de Investigación de Santarém, por un período de un mes, «sin perjuicio de los juicios en curso» que tendrían que terminar en el TCRS, indica la solicitud.

Según la defensa de Salgado, el juez fue transferido el 17 de febrero, el día de la toma de posesión de Mariana Machado, tras ser puesto nuevamente, el 19 de marzo, en el Tribunal Penal Central de Santarém, por un período de tres meses, para suministrar el despido de un juez de ese tribunal.





En particular, Salgado cuestiona la decisión del CSM de que los jueces de TCRS acuerden «afectar el procesamiento de los procedimientos de ese tribunal», lo que él considera «ilegal y en violación absoluta del Juez natural».

«Una de las reglas más básicas y elementales que subyacen al principio del juez natural es que los jueces mismos no pueden elegir, por» acuerdo «, los procesos que serán o no procesados ​​o juzgados», enfatiza el documento.

La solicitud para unirse a los documentos de CSM apunta, entre otras cosas, a la posibilidad de ser utilizada en «eventual impugnación de la sentencia final que puede ser dictada por un juez meritorio distinto al juez natural, al que inicialmente se le asignó este caso», agrega .

Las apelaciones a multas, superiores a 3,5 millones de euros, aplicadas por el supervisor a ex directores de BES en el proceso de BESA, iniciaron el juicio programado para el 6 de mayo, pero esto se ha pospuesto sucesivamente.

A la espera de la programación de audiencias para la presentación de denuncias están las apelaciones a multas de BdP en el caso de operaciones de financiamiento a Grupo Alves Ribeiro cuando el aumento de capital de Espírito Santo Finantial Group (ESFG), en 2012, y las solicitudes de impugnación presentadas por Ricardo Salgado y Amílcar Morais Pires a las multas impuestas por el supervisor por incumplimiento de la ley de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo.

La sentencia de este proceso comenzó en octubre de 2019 por orden del Tribunal de Apelación de Lisboa, que revocó la sentencia dictada por Sérgio Sousa en diciembre de 2017, que consideró que la acusación del BdP era nula porque no se cumplía con el El «derecho efectivo de defensa» de los acusados ​​al no presentar pruebas «de manera sistemática, coherente y organizada, todo para que la consulta de los expedientes de los acusados ​​proceda con una comprensión suficiente y exhaustiva de las pruebas existentes».

Sin embargo, el Relação de Lisboa entendió que el juez hizo una «interpretación y aplicación incorrectas» del artículo 50 del Régimen General de Infracciones Administrativas, que «solo requiere que el acusado sea informado de los hechos que se le atribuyen, la calificación legal respectiva y las sanciones en las que incurren «, subrayando que los acusados ​​tuvieron acceso al proceso y ejercieron» su derecho a ser oídos y a defenderse «, por lo que concluyeron que se respetaba su derecho de defensa.

El juez Sérgio Sousa no estuvo de acuerdo con el entendimiento de la Relação en la sentencia dictada en septiembre pasado, en el contexto de la apelación presentada por Montepio y ocho ex administradores para pagar multas por un monto total de 4.9 millones de euros, cuya decisión también fue declaración de nulidad de la acusación y de las notificaciones emitidas, que también fue objeto de una apelación a la Relación por parte del Ministerio Público y el BdP.

Ana Gomez

Ana Gómez. Nació en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios años. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. También me considero una Geek, amante de la tecnología los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *