Rusia y Turquía toman el alto el fuego de Libia sin Occidente





Sin la presencia de potencias occidentales, Rusia y Turquía han logrado una tregua para la guerra civil en Libia, uno de los mayores proveedores de petróleo de Europa y siempre ha estado dentro de la esfera de influencia económica del continente.





El acuerdo, que a√ļn no ha sido ratificado por el l√≠der rebelde Khalifa Haftar y no est√° cerca de garantizar el fin de las hostilidades, es una gran victoria diplom√°tica para el presidente Vladimir Putin y, en menor medida, su hom√≥logo turco, Recep Tayyip Erdogan.

Más allá de Europa, Estados Unidos no tiene conversaciones, ya que la política de retirada de Barack Obama de la región, subrayada por Donald Trump, se ha estancado por la grave crisis con Irán.

El borrador acordado por las delegaciones rivales en Mosc√ļ el lunes confirma el alto el fuego que comenz√≥ el domingo, las conversaciones de paz, la congelaci√≥n de las tropas turcas en el pa√≠s y el papel de inspecci√≥n del proceso en Mosc√ļ y las organizaciones internacionales.

La agitaci√≥n en Libia comenz√≥ con el derrocamiento luego de una campa√Īa a√©rea occidental en apoyo de los rebeldes del r√©gimen del dictador Muammar Gaddafi en 2011.

El mariscal Haftar, que hab√≠a sido aliado de Gaddafi cuando el dictador tom√≥ el poder en 1969, regres√≥ a Libia despu√©s de 21 a√Īos viviendo como refugiado en los Estados Unidos, desde donde intent√≥ derrocar al ex jefe varias veces.

Conocido como efectivo y despiadado, no participó en el intento inicial de reformar el gobierno libio, que estalló en una renovada guerra civil en 2014.





En 2015, fue nombrado jefe del ejército, pero poco después las Fuerzas Armadas se dividieron entre sus leales tropas, el Ejército Nacional de Libia y el contingente vinculado al gobierno de Trípoli, que es reconocido por las Naciones Unidas y hoy liderado por Fayez. al-Sarraj

Haftar ha obtenido un apoyo significativo de los vecinos Egipto, Francia y Rusia. Poco a poco, su gobierno con sede en la ciudad de Tobruk, en el este de Libia, dominó quizás el 70% del territorio del país, incluso controlando partes de su producción de petróleo.

Hay otros grupos activos en el país, incluido el Estado Islámico, pero las fuerzas predominantes son las del gobierno y las de Haftar, que, por cierto, se alían con otras facciones.

Aunque sin el √©nfasis en la carnicer√≠a siria, excepto cuando el embajador de Estados Unidos fue asesinado all√≠ en 2012, el conflicto ha matado a 9,000 personas desde 2014, seg√ļn estimaciones de organizaciones de derechos humanos, o el 1.8% de la poblaci√≥n del pa√≠s.

En Siria, tal vez 585,000 personas han sido asesinadas, aproximadamente el 2.8% de la población desde 2011.

En los √ļltimos nueve meses, la guerra se ha recuperado y Haftar ha comenzado a asediar a las fuerzas de Tr√≠poli y Al-Sarraj.
Putin no intervino como lo hizo en Siria del aliado Bashar al-Assad en 2015, entre otras razones, porque Haftar no lidera un gobierno constitucional: el barniz ha sido utilizado por los rusos para diferenciarse de las acciones de los EE. UU., Usualmente ignorantes de los foros internacionales.

Por supuesto, es solo barniz: alrededor de 500 mercenarios rusos del famoso Grupo Wagner realizan operaciones especiales en nombre de Haftar, a pesar de que Putin dice que están allí solos.

Sin embargo, la situación cambió cuando Putin y Erdogan tenían razón sobre el estado del norte de Siria luego de la retirada de las fuerzas estadounidenses del país árabe. Los rivales en la guerra civil lograron una alianza de conveniencia.

Pol√≠ticamente reforzado, Ankara decidi√≥ ampliar su alcance al anunciar a principios de este a√Īo que enviar√≠a tropas para ayudar a mantener la seguridad del gobierno de Al-Sarraj. √Čl desafi√≥ a Putin, quien obtuvo un apoyo discreto para los rebeldes.

Lo que Erdogan quiere es mantener una posición en el Mediterráneo, ya que sus salidas de las aguas territoriales han sido cuestionadas debido al hecho de que los turcos controlan la mitad de la isla de Chipre: la parte sur es pro-Grecia, el adversario histórico de Turquía.

Además, Gadafi tenía muchos negocios con los turcos. Se estima que alrededor de $ 20 mil millones en proyectos de energía e infraestructura se abandonaron sin pago después del caos de la caída del dictador, lo que también motiva al presidente turco.

El movimiento hizo que Putin se moviera. El viernes (10), recibió la canciller alemana, Angela Merkel. Entre otras cosas, acordó que se celebrará una cumbre de paz en Berlín el domingo (19) sobre Libia, con su presencia, Erdogan, los líderes libios y el primer ministro italiano Giuseppe Conte.

Con el gesto, Putin pretende atraer a Alemania tal como lo había hecho con la Francia de Emmanuel Macron. El Kremlin quiere que los europeos, especialmente los alemanes en recesión, inviertan más en su país, y en el proceso, forzando el fin de las sanciones occidentales sobre la anexión de Crimea en 2014.

Fue un premio de consolaci√≥n para los europeos, ignorado en gran medida durante la crisis libia. Putin luego pidi√≥ a los libios y turcos que establecieran un acuerdo en Mosc√ļ para entregar un plato hecho en Alemania.

A diferencia de Siria, una tragedia humana sin repercusiones significativas en el mercado energético, la guerra civil en Libia ha afectado directamente a Europa.

Seg√ļn Eurostats, la oficina de estad√≠sticas de la Uni√≥n Europea, en 2010 el pa√≠s √°rabe fue el tercer mayor proveedor de petr√≥leo crudo a los pa√≠ses del continente, con un 9,5% del volumen importado.

En la primera mitad de 2019, los √ļltimos datos disponibles cayeron al octavo lugar, todav√≠a un respetable 5.8% del mercado, pero mucho menos que antes. En el caso italiano, que hist√≥ricamente fue la potencia extranjera dominante en Libia, antes de la guerra, el 28% del petr√≥leo proven√≠a de all√≠.

Hay un detalle: Libia tiene la mayor reserva de petr√≥leo de √Āfrica y la d√©cima del mundo, y est√° a las puertas de Europa: muchos de los inmigrantes africanos que vienen del sur del continente se van.

Un acuerdo de paz que permita reestructurar su industria y normalizar la producción traerá grandes oportunidades comerciales.

Rusia ya es el mayor proveedor de petr√≥leo y gas a los europeos. Los ejecutivos estatales de Rosneft sue√Īan con que Libia emule a Venezuela, donde la compa√Ī√≠a ya tiene una fuerte presencia. Es un buen negocio y pol√≠ticamente cierra la brecha con los intereses occidentales.

Otros pa√≠ses √°rabes presentes, como Egipto y los Emiratos √Ārabes Unidos, no tienen la proyecci√≥n militar que tienen los rusos y los turcos, y en el caso de El Cairo, los arreglos de Mosc√ļ han estado en curso durante algunos a√Īos.

Sin embargo, seguir√° siendo igual al personal de campo. Haftar es un comandante duro acusado de cr√≠menes de guerra por sus oponentes, y Al-Sarraj se neg√≥ a reunirse con √©l en Mosc√ļ.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *