Rusia anuncia fin de ejercicios militares en Crimea; ver video





El Ministerio de Defensa ruso anunci√≥ el mi√©rcoles que puso fin a los ejercicios militares que se estaban realizando en la pen√≠nsula de Crimea, anexionada por Mosc√ļ tras la ca√≠da del gobierno pro-Kremlin en Kiev hace ocho a√Īos.





Para probar lo que decía, la carpeta publicó un video con imágenes de camiones y trenes militares que transportaban tanques y vehículos blindados pasando por el puente inaugurado en 2018 por Vladimir Putin que conecta la península con el continente: Crimea está físicamente aislada de Rusia.

No est√° claro, sin embargo, si tal desmovilizaci√≥n es parte de lo anunciado por el gobierno de Putin el d√≠a anterior. Seg√ļn el ministerio, algunas fuerzas de los distritos militares Sur y Sureste regresar√≠an a sus bases luego del t√©rmino de las maniobras.

Fue un repliegue calculado por Putin para dar credibilidad a sus discursos que mezclan desafío geopolítico a Occidente y voluntad de negociar, que se resumieron en la reunión que tuvo el martes (15) con el primer ministro alemán, Olaf Scholz.

El anuncio fue bien recibido por el alem√°n, por lo dem√°s un l√≠der interesado en mantener un buen contacto econ√≥mico con Rusia debido a su dependencia del gas natural del pa√≠s, pero visto con escepticismo en otros lugares. El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, dijo, por ejemplo, que acog√≠a con satisfacci√≥n la medida, pero que a√ļn ¬ędebe verificarse¬Ľ.

No será con un vídeo colgado en YouTube que esto se solucione, por supuesto, pero la iniciativa rusa es dar más transparencia a sus anuncios, simbólicamente. Si esto se comprará en Occidente es otra historia. Biden, en el mismo discurso del martes por la tarde en Estados Unidos, dijo que Putin ya tiene 150.000 soldados en Ucrania.

El mi√©rcoles, la ministra de Defensa canadiense, Anita Anand, dijo en una visita a la sede de la OTAN en Bruselas que la evidencia es que todav√≠a hay un aumento en el n√ļmero de fuerzas rusas. En el Mar Negro, que bordea la zona de conflicto, los barcos rusos realizan maniobras con fuego real durante toda la semana.





Por otra parte, el Gobierno de Bielorrusia asegur√≥, en una entrevista con su ministro de Exteriores, Vladimir Makei, que ¬ęno quedar√° ni un soldado ruso¬Ľ en su territorio despu√©s del d√≠a 20, cuando finalicen las temidas maniobras conjuntas entre ambos pa√≠ses. Hay 30.000 hombres de Putin en el pa√≠s, lo que llev√≥ a Occidente a anunciar que una invasi√≥n era inminente, dado que la posici√≥n de las fuerzas al norte de Ucrania se sum√≥ a las del sur y el este.

La presión del ruso, que siempre podrá decir que siempre ha negado querer invadir Ucrania, comenzó en noviembre. Parecía referirse a un viejo problema, de 2014, que es el estatus de las zonas de mayoría rusa en el este del país, el Donbass, que se volvió autónomo en manos de los separatistas tras el estallido de una guerra civil con la ayuda de los Kremlin tras la anexión de Crimea.

Pronto quedó claro que Putin quería más: una solución que impidiera la expansión de la OTAN (alianza militar occidental) a sus fronteras, concretamente con la adhesión propuesta de 2008 a Ucrania y Georgia.

El ruso tiene una carta diplom√°tica, que son los Acuerdos de Minsk, cuya segunda versi√≥n se firm√≥ en 2015 y garantizaba un alto el fuego algo mambemb√© en la regi√≥n. Pero Kiev no quer√≠a implementarlo por completo porque, seg√ļn Mosc√ļ, federaliza a Ucrania y da voz a los separatistas, por lo tanto, no es miembro de la OTAN.

Además del tema militar, que involucra el histórico temor ruso de invasiones a través de Europa, hay un tema político subyacente de que Ucrania también quiere ingresar a la UE (Unión Europea). Fue la presión ejercida por el Kremlin contra un acuerdo entre Kiev y el bloque en 2014, por cierto, lo que precipitó el derrocamiento del gobierno aliado de Putin en el país.

Desde que se separaron con el fin de la Uni√≥n Sovi√©tica en 1991, Ucrania y Rusia han vivido un ballet. A veces, Kiev est√° m√°s cerca de Mosc√ļ, con la que comparte sus antecedentes culturales y ling√ľ√≠sticos, y a veces de Occidente, centrado en las √©lites occidentales del pa√≠s, a diferencia de las √°reas √©tnicas rusas del este y el sur.

En 2004, Ucrania experiment√≥ una ¬ęrevoluci√≥n de color¬Ľ, un t√©rmino occidental para las protestas a favor de la democracia que se ven en Mosc√ļ como golpes estimulados por Occidente a su influencia. No funcion√≥, y el pa√≠s volvi√≥ a orbitar alrededor de su vecino m√°s grande, hasta que lleg√≥ la crisis de 2014.

Putin no quiere una Ucrania en la esfera occidental, particularmente en la OTAN pero tambi√©n en la UE, sobre todo porque podr√≠a animar a la oposici√≥n rusa que ha aplastado sistem√°ticamente en los √ļltimos dos a√Īos. As√≠, los temas geopol√≠ticos convergen con los dom√©sticos en la crisis, aunque los temas de seguridad en Europa del Este obviamente se superponen.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac√≠ en Cuba pero resido en Espa√Īa desde muy peque√Īito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes√© por el periodismo y la informaci√≥n digital, campos a los que me he dedicado √≠ntegramente durante los √ļltimos 7 a√Īos. Encargado de informaci√≥n pol√≠tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *