Ricardo Robles y la ley de hierro de la oligarquía





En los últimos días, nos divertimos todos con una de las rábulas más conocidas de la política occidental: el moralista atrapado por su propia moralidad. Ricardo Robles y sus correligionarios del Bloque de Izquierda recorrieron todas las estaciones conocidas de esta vía dolorosa -el silencio inicial, el desmentido solemne, los sofismas irresistiblemente cómicos, la teoría de la "cabala", y finalmente la dimisión – no como reconocimiento de culpa, pero sólo por amor a la "causa".





En España, hace unos meses, tuvimos el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que después de haber enseñado al pueblo que debía desconfiar siempre de cualquier político que comprar una casa de 600.000 euros, compró él una casa de 600.000 euros y exigió que nadie desconfiar de él. ¿Qué se habrá pasado en las cabezas del líder del Podemos y del concejal del BE? ¿Se sintieron impostores? O fueron conciencia siquiera está claro, convencido, al igual que Robles repite en los últimos días que su caso, se compró una casa en Lisboa a pensar en "ingreso" y "ganancias de capital, era diferente de todas las otras personas que compraron casas en Lisboa a pensar de "ingresos" y "ganancias de capital"? Y si es así, ¿por qué? Es aquí donde entra a la izquierda: porque Robles, a diferencia de los otros "especuladores", e Iglesias, a diferencia de los demás propietarios de chalets, son "progresistas", del lado justo de la historia, y por lo tanto ningún pecado se les puede recoger. Es, además, esta indulgencia moral que explica en parte el interés de la clase media por el BE o por el Podemos: en la conjugación de la "izquierda" con el "caviar", no es la izquierda que está corrompida, sino el caviar que es bendecido. Por eso, la "contradicción" y la "hipocresía" que tanto conmovieron a la prensa no impidieron a Iglesias de tener su liderazgo confirmado por la mayoría de los activistas de Podemos.

De hecho, el tema de la contradicción e hipocresía sólo sirve para ocultar el punto fundamental de esta historia, que es la siguiente: en sociedades como la portuguesa y la española, la política es hoy en día, para los que quieren una de las últimas vías de movilidad social y de enriquecimiento. En España, Pablo Iglesias vivía en 2014 en un modesto apartamento de 60 metros cuadrados, valorado en 80 mil euros. En 2018, es propietario de un chalet de lujo de 600.000 euros. ¿Qué hizo el antiguo asistente universitario de ciencia política para cambiar de vida? Fundó un partido y comenzó a denunciar a los que compraban y vivían en chalets de 600 mil euros. Ricardo Robles anda hoy declarando un ingreso anual de unos 20.000 euros. Lo que no le impidió convertirse en uno de los dos propietarios de un edificio puesto a la venta por 5,7 millones de euros, un edificio que era del Estado, que fue recuperado con dinero del banco del Estado, y cuyas obras habrían sido rápidamente autorizadas por los servicios del Estado. Almas caritasas quisieron ver aquí un ejemplo de espíritu emprendedor. Pero es legítimo preguntar en qué medida estas oportunidades existen para los ciudadanos que no tienen el papel de Robles en la política municipal. "Quien es rico y tiene dinero, se queda con los buenos edificios en buenas áreas", decía una compañera de Robles en 2014. No era verdad: quien es político, también se queda.

La política democrática ha generado siempre ocasiones para todo tipo de demagogias moralistas. No por eso, el radicalismo o el populismo dejaron alguna vez de tener el efecto de las actividades políticas que radicales y populistas denuncian: la formación de una élite que se va apropiando de recursos a los que, sin la política, nunca habría tenido acceso. En 1911, Robert Michels le llamó la "ley de hierro de la oligarquía". No por casualidad, sobre la base de un estudio de la izquierda socialista alemana.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebookhttps://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *