Respuesta: Un golpe controlado: la contribuci贸n de Erdogan al manual de aut贸cratas





El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se une a los l铆deres de pa铆ses como Hungr铆a, Bielorrusia, Rusia y Filipinas como un aut贸crata emergente que gana cada vez m谩s poder despu茅s de ser 芦elegido禄 para gobernar. Estos l铆deres comparten t谩cticas comunes que constituyen un 芦manual de aut贸cratas禄.





El manual incluye esquemas de c贸mo expandir el poder ejecutivo a expensas de las instituciones gubernamentales y los parlamentos; reprimir la disidencia democr谩tica; apelar al populismo y al nacionalismo; controlar la prensa y el flujo de informaci贸n; manipular las elecciones; abusar del estado de emergencia y socavar la independencia judicial.

Erdogan us贸 todas estas t谩cticas y agreg贸 una nueva herramienta para justificar cambios constitucionales radicales: un golpe 鈥渃ontrolado鈥 o 鈥渙rganizado鈥.

Hace cinco a帽os, el 15 de julio de 2016, tuvo lugar un terrible hecho en Turqu铆a, cuando un grupo de militares se moviliz贸 en lo que parec铆a ser un intento de golpe de Estado para derrocar al gobierno. M谩s de 250 personas murieron y m谩s de 2.100 resultaron heridas.

Hasta el d铆a de hoy, muchos detalles permanecen envueltos en secreto y censura. Nunca se permiti贸 una investigaci贸n independiente y la propia investigaci贸n del Parlamento turco nunca se hizo p煤blica. Posteriormente fueron detenidos muchos periodistas de investigaci贸n que pudieron esclarecer el hecho.

Erdogan llen贸 ese vac铆o con propaganda, culpando falsamente a los partidarios del predicador turco Fethullah G眉len, que ha vivido en un exilio autoimpuesto en los Estados Unidos desde 1999. G眉len conden贸 el golpe y sus perpetradores mientras a煤n estaba en marcha, neg贸 repetidamente cualquier participaci贸n. convoc贸 un tribunal internacional independiente y se comprometi贸 a ejecutar su decisi贸n. Erdogan nunca respondi贸 a esta llamada.

En cambio, Erdogan, que calific贸 el intento de golpe de Estado como 芦un regalo de Dios禄, utiliz贸 este episodio como excusa para perseguir a cientos de miles de civiles turcos inocentes, despidiendo, encarcelando, encarcelando, secuestrando y torturando a personas simplemente por asociaci贸n con el pac铆fico movimiento Hizmet , que promueve la igualdad de acceso a una educaci贸n de calidad, el di谩logo interreligioso, el respeto mutuo y la ayuda humanitaria.

Durante los a帽os previos al 15 de julio de 2016, Erdogan adquiri贸 el control de las organizaciones de medios, enriqueci贸 a los empresarios leales y arrincon贸, despidi贸 e incluso arrest贸 a fiscales y jueces. Al aprobar leyes antiterroristas abusivas y exageradas, socav贸 la independencia del poder judicial y lo convirti贸 en un instrumento de castigo pol铆tico.





Los eventos del 15 de julio le permitieron a Erdogan hacer cambios constitucionales radicales para convertirse en un presidente con enormes poderes y sin responsabilidad. Tambi茅n pudo someter a las Fuerzas Armadas turcas, que se hab铆an resistido a sus esfuerzos de politizaci贸n hasta ese momento.

Apareciendo en la televisi贸n esa noche, Erdogan afirm贸 no tener conocimiento previo del incidente e inmediatamente culp贸 a los partidarios de G眉len en las fuerzas armadas. Sin embargo, los gobiernos y observadores occidentales no estaban convencidos. Los expertos se帽alaron la inverosimilitud de que un civil que vive en otro continente organice un golpe militar y no sea detectado por Estados Unidos, Turqu铆a u otras agencias de inteligencia.

De hecho, el gobierno de Estados Unidos, a pesar de solicitarlo, no ha recibido ninguna prueba de Turqu铆a que implique a G眉len y se ha negado a extraditarlo. Los pocos militares que presuntamente ten铆an v铆nculos con G眉len mostraban signos de tortura y, ante el tribunal, declararon que fueron obligados a hacer confesiones falsas durante su detenci贸n.

Un comit茅 de investigaci贸n del Parlamento brit谩nico se帽al贸 que no hab铆a pruebas disponibles p煤blicamente que implicaran a G眉len. Los jefes de inteligencia de Estados Unidos y Alemania declararon que las acusaciones de Erdogan contra G眉len no estaban respaldadas por pruebas.

La propaganda del gobierno de Erdogan, como el art铆culo de opini贸n del ministro de Relaciones Exteriores Mevl眉t 脟avusoglu en estas p谩ginas, a menudo cita, e ilustra a trav茅s de fotos y videos, ciertos eventos secundarios del 15 de julio como indicadores de un ataque violento a la democracia. Esto incluye el bombardeo del Parlamento y la sede de la polic铆a, objetivos civiles y un presunto ataque a la vida de Erdogan. Lo que no dir谩n es que, si bien estos son eventos horribles que atraen la atenci贸n mundial, no sirven para nada en un golpe militar real e incluso son contraproducentes.

En golpes militares anteriores en Turqu铆a, la acci贸n militar comenz贸 en medio de la noche para evitar bajas civiles, y los militares se consideraron los campeones del pueblo contra los pol铆ticos corruptos. Para el ej茅rcito turco de 700.000 efectivos, el segundo m谩s grande de la OTAN despu茅s de Estados Unidos, la resistencia civil nunca fue una preocupaci贸n, a diferencia de las fotos rom谩nticas de ciudadanos subi茅ndose a tanques.

Asimismo, la polic铆a nunca resisti贸 un golpe militar y no hubo necesidad de agitar a la fuerza policial bombardeando su cuartel general. Bombardear el Parlamento tampoco ten铆a sentido porque los partidos de la oposici贸n estaban representados all铆. Finalmente, los conspiradores militares del golpe estar铆an interesados 鈥嬧媏n arrestar a Erdogan y llevarlo a los tribunales para exponer su participaci贸n en la corrupci贸n, en lugar de matarlo y convertirlo en un m谩rtir.

Todos los oficiales que fueron movilizados el 15 de julio citan fuentes militares para su movilizaci贸n. La explicaci贸n m谩s probable de los hechos de la noche es que algunos comandantes militares de alto rango, en connivencia con Erdogan, ordenaron a sus subordinados que se movilizaran, solo para abandonarlos y ser acusados 鈥嬧媎e ser parte de un intento de golpe. Estos comandantes nunca fueron investigados. Ahora que los tribunales turcos han perdido su independencia y tanto los acusados 鈥嬧媍omo los testigos temen por su seguridad y la de sus familiares, es posible que nunca sepamos la verdad.

De 2014 a 2020, Turqu铆a pas贸 de 芦parcialmente libre禄 a 芦no libre禄 y se convirti贸 en el peor perpetrador de represi贸n transnacional, seg煤n Freedom House.

Los grupos de trabajo de las Naciones Unidas han emitido una serie de decisiones contra los secuestros transnacionales de Turqu铆a, declarando que violan el derecho internacional y los derechos humanos fundamentales. El Grupo de Trabajo sobre la Detenci贸n Arbitraria se帽al贸 que esos secuestros sistem谩ticos pueden constituir cr铆menes de lesa humanidad.

La clasificaci贸n de Turqu铆a en los 铆ndices internacionales de independencia judicial ha disminuido desde 2014, la primera vez que Erdogan inici贸 purgas pol铆ticas en el poder judicial. En Turqu铆a bajo Erdogan, la 鈥渓ucha contra el terrorismo鈥 se ha convertido simplemente en un frente de t谩cticas que aterrorizan a los ciudadanos pac铆ficos.

El 15 de julio no fue una victoria de la democracia para Turqu铆a; m谩s bien, marc贸 la aceleraci贸n de la toma masiva del presidente Erdogan y su contribuci贸n al manual del aut贸crata.

Para una verdadera victoria de la democracia, las decenas de miles de civiles que est谩n presos por culpa de asociaci贸n deben ser liberados, junto con varios periodistas. Se debe identificar e investigar a los autores de torturas cometidas despu茅s del 15 de julio. M谩s de 150.000 funcionarios p煤blicos que fueron despedidos sin justa causa deben ser reintegrados. Debe restablecerse la libertad de salir del pa铆s para los ciudadanos temerosos.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nac铆 en Cuba pero resido en Espa帽a desde muy peque帽ito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interes茅 por el periodismo y la informaci贸n digital, campos a los que me he dedicado 铆ntegramente durante los 煤ltimos 7 a帽os. Encargado de informaci贸n pol铆tica y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook:聽https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *