Rescate en Málaga. Eran precisos 12 días para retirar a Julen del pozo?









Ser rápido en las operaciones en Málaga no era sólo difícil. Era arriesgado. Los expertos explican por qué fueron necesarios 12 días para rescatar a Julen, y si la supervivencia era posible sin contratiempos.

Cambios repentinos de planes, errores en los cálculos, mal tiempo, obstáculos inesperados por el camino. A medida que las autoridades avanzaban hacia las profundidades de la sierra de Málaga en busca del pequeño Julen Jiménez, los rescatadores cogieron innumerables batallas que iban retrasando las esperanzas de encontrar con vida al bebé de dos años que cayó el domingo 13 en la estrecha perforación de 25 centímetros de ancho y 110 metros de largo en el sur de España. Se necesitaron doce días para que Julen fuera encontrado, ya sin vida, a 73 metros de profundidad.

¿Por qué tardó tanto tiempo? ¿Podía la operación de rescate haber sido más rápida? ¿No había un método inmediato para retirar al bebé? ¿Y alguno de ellos podía haber salvado a Julen?

El plan original para salvar a Julen Jimenez comenzó con dos hipótesis. La primera era abrir un túnel en la diagonal y luego en la horizontal que, a cierta altura, se cruzara con el pozo donde el niño estaba. La otra pasaba por ensanchar el agujero donde el bebé cayó. Pero las dos ideas fueron abandonadas al cabo de algunos días por temor de que las vibraciones provocadas por las máquinas en el suelo causara deslizamientos de tierra, que podían soterrar al niño que muchos creían poder estar vivo. Julen se quedó atrapado bajo un banco de tierra, donde podría haber suficiente aire para respirar por varios días.





Fue entonces que el plan C fue puesto en práctica: construir un túnel vertical, paralelo a la perforación donde Julen cayó, y luego excavar cuatro metros manualmente para conectar los dos corredores. Matilde Costa e Silva, profesora de licenciatura en Ingeniería Geológica y Minas del Instituto Superior Técnico, explica al Observador que no había (aún) otro plan plausible para conducir este rescate. "Dada la profundidad [sabe-se agora que a criança estava a 73 dos 107 metros que o furo terá], esta era la única hipótesis a su debido tiempo. Comenzaron por hacer una zanja con más de 20 metros, pero, a partir de ahí, ya no era posible llegar a la profundidad necesaria. La idea de hacer el túnel horizontal iba siempre a ser más morosa y más difícil porque, para empezar a cavar en la horizontal, era necesario retirar mucho más material ", explica la experta.

Dada la profundidad, ésta era la única hipótesis a su debido tiempo. Comenzaron por hacer una zanja con más de 20 metros, pero a partir de ahí ya no era posible llegar a la profundidad a la que era preciso. La idea de hacer el túnel horizontal iba siempre a ser más largo y más difícil porque, para empezar a excavar en la horizontal, era necesario sacar mucho más material.

Matilde Costa e Silva, profesora de licenciatura en Ingeniería Geológica y Minas del Instituto Superior Técnico

Para abrir ese túnel vertical había dos técnicas posibles, cuenta Paula Falcão Neves, coordinadora de la licenciatura en Ingeniería Geológica y Minas del Técnico: oa través de excavación mecánica, que usa máquinas pesadas, oa través de técnicas con explosivos para hacer el avance, fuese él horizontal, vertical o diagonal. "Para ser más rápido y evolucionar de forma más segura, normalmente se usan excavaciones mecánicas. Son como si fueran brocas para llegar a un determinado punto. Y eso hasta es relativamente rápido, desde que existan los equipos ", refiere la profesora.

Fue precisamente esa la técnica que fue adoptada en Málaga. La teoría, sin embargo, muchas veces no basta: "Las características del suelo es que definen exactamente el tiempo que lleva a hacer la excavación y el éxito de ella. Si tenemos materiales muy sueltos, la probabilidad de que, a medida que se va perforando, el agujero quedar colmado de nuevo es muy grande. Si es en roca, la probabilidad de que esos desmoronamientos locales disminuye ", resume Matilde Costa e Silva.

En Málaga, el suelo parecía estar cooperando. Alfonso R. Gómez Celis, delegado del gobierno de Andalucía, reveló a través de Twitter que la roca encontrada en las excavaciones -y después, cuando los mineros descendieron por el túnel- era cuarta, una roca metamórfica extremadamente resistente, evaluada en 7 en la escala de Escala de Mohs, que cuantifica hasta 10 la dureza de los minerales, o sea, la resistencia que tienen al riesgo. Más duro que el quartzito, sólo el topacio – rocas como el zafiro o el rubí y el diamante, la roca más dura del planeta.

Esto era un punto positivo porque la firmeza del suelo retiraba de la ecuación la inminencia de desmoronamientos de tierra. Pero planteaba un problema: con rocas tan duras, aumentaba la dificultad de hacer la excavación. Y el tiempo que tardaba en hacerlo. Pasó, por tanto, a convertirse en una carrera contra el tiempo.

La roca encontrada en las excavaciones era cuarta, una roca metamórfica extremadamente resistente evaluada en 7 en la escala de Escala de Mohs. Esto era un punto positivo porque la firmeza del suelo retiraba de la ecuación la inminencia de desmoronamientos de tierra. Pero levantaba un problema: con rocas tan duras aumenta la dificultad de hacer la excavación.

Fue la dureza de las rocas que fue el origen de los errores de cálculo que obligaron a las autoridades a recomenzar las excavaciones del túnel vertical. De acuerdo con Matilde Costa e Silva, estos errores de cálculo fueron, en realidad, una desviación del agujero. Y esa desviación sucedió porque, a medida que las máquinas avanzaban, encontraron materiales con durezas diferentes. "La desviación resulta en que el agujero no quede en posición vertical. Tuvo una determinada inclinación, que resultó de la cabeza de la perforadora haber encontrado heterogeneidades ", resume la profesora.

Desviaciones como este, que en este caso fue de cerca de un metro, son frecuentes cuando el objetivo es crear una perforación muy profunda y estrecha, pero resultan en retrasos en los trabajos. En Málaga, las operaciones se ralentizaron porque fue necesario llenar el agujero con arena y excavar nuevamente, ya con una nueva máquina adaptada a la roca más dura encontrada en profundidad. Sin embargo, no era posible simplemente recomenzar la excavación con la nueva máquina desde el punto en que se produjo la desviación: "Querían aprovechar los metros que ya estaban perforados. El objetivo era continuar con la verticalidad del agujero y eso sólo era posible haciendo un relleno, estabilizando las paredes del agujero y recomenzando a perforar. Sólo después se va a entubando el agujero, para que quede seguro ", describe Matilde Costa e Silva.

La colocación de estos tubos fue fuente de nuevos retrasos, pero es un paso que no podía ser ignorado ni evitado, subraya la coordinadora Paula Falcão Neves. "Si son terrenos muy blandos y poco consolidados, a medida que se va haciendo la apertura de ese pozo, él tiene que ser entubado. Probablemente, como aquello es una entrada relativamente cercana a la superficie, seguro que atraviesa los suelos, pero luego encuentra roca. En esa parte en que los terrenos son malos en términos de estabilidad, tienen que ser entubados. Y eso demora mucho más tiempo ", justifica.

Desviaciones como éstas son frecuentes cuando el objetivo es crear una perforación muy profunda y estrecha, pero resultan en retrasos. En Málaga, las operaciones se ralentizaron porque fue necesario llenar el agujero con arena y excavar nuevamente con una nueva máquina. Sin embargo, no era posible simplemente recomenzar la excavación con la nueva máquina desde el punto en que ocurrió la desviación.

Los ocho mineros involucrados en las operaciones de rescate no sabían exactamente dónde estaba Julen Jiménez, pero descendieron a través de un ascensor forjado por un herrero en la ciudad de Alhaurín el Grande. La jaula era cónica, tenía 1,05 metros de diámetro y 2,5 metros de altura, estaba equipada con conductos para el aire y tenía capacidad para aguantar con el peso de tres personas en el interior.

Pero ¿cómo sabían los mineros cuando detiene el túnel vertical ya partir de cuando cavar manualmente el pasillo horizontal, si nadie sabía el paradero exacto de Julen?

De acuerdo con Paula Falcão Neves, lo más probable es que el pozo haya sido excavado hasta una profundidad mayor que aquella donde se juzga que Julen pueda estar. Aunque el niño no estaba en la posición estimada, ya que los túneles ya estaban entubados, sólo habría que ensanchar la abertura del túnel de abajo hacia arriba hasta encontrarse con el bebé. "En el fondo, es ensanchar el agujero de agua. Incluso si continúa hacia abajo, desde que lo interceden, como el túnel construido tiene un diámetro mayor, ahora es sólo excavar el agujero de abajo hacia arriba hasta que se encuentre el bebé. Si se equivocan y él está más abajo, se ensancha el agujero hacia abajo porque ya saben que están en roca firme ", explica la profesora.

Matilde Costa e Silva concuerda: "Ellos hicieron un túnel un poco por debajo de la profundidad estimada para la posición del niño, también para garantizar el flujo de los materiales de la galería. Los materiales que resultan de la excavación van hacia el fondo de ese túnel ", añade.

De acuerdo con Paula Falcão Neves, lo más probable es que lo puedo haber sido excavado hasta una profundidad mayor que aquella donde se juzga que Julen pueda estar. Aunque el niño no estaba en la posición estimada, ya que los túneles ya estaban entubados, sólo se había de ensanchar la abertura del túnel desde abajo hacia arriba hasta encontrarse con el bebé.

En cuanto a los terrenos menos estables entubados, la roca más firme siguió siendo un problema, principalmente en la fase en que los mineros tuvieron que excavar manualmente los cuatro metros que separaban el túnel donde Julen estaba y aquel por donde los rescatadores entraron: cuatro guardias civiles especialistas en espeleología y rescate en montaña.

La solución fue utilizar explosivos con pequeña carga para reventar la roca que las picaretas no podían partir: "Normalmente se hacen unos disparos, haciendo el contorno de lo que pretendemos cavar. Y luego, el medio ya puede ser retirado o reventado de otra forma cualquiera ", describe Paula Falcão Neves.

La utilización de microexplosivos es más segura, pero las cargas tienen que ser tan pequeñas, para no comprometer la estabilidad de los túneles, que el avance se hace más lentamente. Todo tiene que ser hecho con mucha precisión, subraya la coordinadora. "Cuatro metros para nosotros es muy rápido. Aquí, la cantidad de explosivos y el lugar donde los colocan tienen que ser calculados de forma muy cuidadosa, para que las vibraciones no provoquen daños al lugar donde ellos quieren llegar ", afirma la experta del Técnico.

Además, cada vez que se utilizan los microexplosivos, es necesario esperar dos horas para volver a avanzar. Es ese el tiempo necesario para perforar los espacios donde se colocan los explosivos, instalar esos explosivos, hacer la detonación, salir y esperar hasta extraer el aire contaminado por los gases resultantes de la explosión. Y luego volver con las picaretas y el resto de material de excavación, que pesa alrededor de 22 kg.

La utilización de microexplosivos es más segura, pero las cargas tienen que ser tan pequeñas para no comprometer la estabilidad de los túneles que el avance se hace más lentamente. Todo tiene que ser hecho con mucha precisión, subraya la coordinadora. Cada vez que se utilizan los microexplosivos, se necesitan dos horas para extraer el aire contaminado por los gases.

Una de las grandes fuentes de todos los obstáculos que los mineros fueron encontrando por el camino fue el hecho de que nadie conoce cómo es aquel terreno. "Normalmente, en minas avanzamos, pero ya tenemos conocimiento previo de lo que se está excavando. No conociendo y queriendo hacerlo con cierta rapidez, y teniendo en cuenta que tienen un agujero vertical que no puede ser afectado con desmoronamientos, todo tiene que ser hecho con muchos cuidados ", afirma la profesora del Técnico.

Por lo tanto, había una gran laguna en la operación de rescate: nadie sabía si aquel terreno tenía o no puntos de debilidad. "Cuando están haciendo excavación a la superficie en materiales muy fracturados se comienza a hacer un agujero y las paredes pueden deslizarse y colapsar, de ahí las mayores preocupaciones con las vibraciones sobre el terreno", explica Paula Falcão Neves. Es lo mismo que cavar un canal en la arena mojada o en roca, compara ella. En la arena mojada, el canal puede estar estable durante una hora o durante cinco minutos. Nadie sabe.

Y esta fue la incertidumbre con que los mineros tuvieron que operar: "Estos mineros no saben las condiciones en que están y todo puede cambiar de un momento a otro. Imagínese que hay fracturas, zonas de debilidad. Incluso en roca muy dura, si atravesan un sitio con dos fracturas paralelas cercanas, lo que está entre esas fracturas puede caer. Y no se sabe dónde están esas fracturas ", cuenta Paula Falcão Neves.

Es verdad que "los mineros están acostumbrados a estos ambientes, que son incluso muy rudos", adjetiva Matilde Costa e Silva. "Una persona vulgar no podría trabajar. Se enfrentan al peligro de quedar atrapados, aunque esto es improbable porque los agujeros están entubados. Además, estos son ambientes más cálidos, porque está más calor en el fondo, y son espacios muy exiguos ", recuerda la profesora.

Y esta fue la incertidumbre con que los mineros tuvieron que operar: "Estos mineros no saben las condiciones en que están y todo puede cambiar de un momento a otro. Imagínese que hay fracturas, zonas de debilidad, incluso en roca muy dura, si que atravesan un sitio con dos fracturas paralelas cercanas, lo que está entre esas fracturas puede caer, y no se sabe dónde están esas fracturas ", cuenta Paula Falcão Neves.

Sólo tres días después de la desaparición de Julen Jimenez, los expertos ya decían al Observador que era poco probable encontrar al bebé con vida. Francisco Rasteiro, fundador del Núcleo de Espeleología de la Costa Azul, creía "complicado que se logre llegar al niño y que ella sea encontrada con vida": "El niño tiene que estar muerto. Es un niño de dos años, entallado en un lugar donde ningún adulto logra llegar, en un lugar que no puede ser abierto sino el niño quedaba enterrado ", describía en aquel momento el espeleólogo.

La dificultad de supervivencia comenzaba luego con el hecho de que Julen se quedara debajo de una masa de tierra compacta y mojada que obstruía el agujero a 73 metros de profundidad. Era ese tapón que estaba "a impedir que el aire circule dentro del pozo, por eso él sofoca", dijo Francisco: "La hipótesis de supervivencia aún se colocaba si hubiera espacios abiertos y circulación de aire allá abajo, pero eso no sucede en un agujero de penetración de agua", añadía.

Pedro Pinto, especialista en espeleosocorro, decía que aunque el niño no hubiera muerto por falta de aire, la inmovilidad extrema habría matado al muchacho. "Nuestra propia función de irrigación sanguínea del cuerpo humano no es 100% asegurada por la fuerza del corazón. Los músculos de los brazos y de las piernas, cuando contraen, también ayudan a la función del sistema circulatorio porque comprimen las venas y arterias ", describía Pedro Pinto.

Pedro Pinto, especialista en espeleosocorro, dice que "aunque él no haya muerto por falta de aire, la inmovilidad extrema habría matado al muchacho." Nuestra propia función de irrigación sanguínea del cuerpo humano no es 100% asegurada por la fuerza del corazón. Los músculos de los brazos y de las piernas, cuando contraen, también ayudan a la función del sistema circulatorio porque comprimen las venas y arterias ", describe.

Esto también fue confirmado al Observador por el coordinador de un vehículo médico de emergencia rápida (VMER): "Nuestros músculos funcionan como una bomba para hacer circular la sangre. El músculo sirve para producir energía, por eso es que temblamos cuando tenemos frío. Es para generar calor. Al estar parado, la disminución de la temperatura corporal contribuye aún más a la hipotermia", Subrayó el médico del INEM.

Otro problema relacionado con la inmovilización extrema es aparición de úlceras, explicaba. Imagínese sentado en un banco de cine para ver una película de dos horas. A lo largo del tiempo va a cambiar de posición porque es incómodo. Ahora imagina quién tiene que estar en esa misma silla, pero sin poder moverse. "Va a tener una incomodidad, después aparecen las zonas de maceración, que son regiones donde los tejidos están más sujetos a presiones y por eso son menos irrigadas. Esto crea úlceras de presión que dan lugar a heridas, que pueden convertirse en focos de infeción ", describía el coordinador.

En realidad, el médico del INEM decía que son innumerables los problemas que podrían haber provocado la muerte de Julen. Según él, si por un lado la altura de la superficie hasta el fondo del pozo es grande, la caída del muchacho no fue hecha en caída libre. "Tratándose de un recorrido estrecho, la persona va golpeando las paredes, por lo que va a haber algún amortiguamiento de la caída. Probablemente no tendrá grandes traumas ", subrayaba.

El problema más grave es la disfunción metabólica: "Además, a pesar de tener más capacidad de permanecer largas horas sin comer desde que bebemos agua, las reservas de glucosa y la capacidad de producir glucosa de un niño son muy inferiores a las de un adulto. Probablemente va a entrar en hipoglucemia ", subraya el coordinador de una VMER.

El problema más grave sería la disfunción metabólica: "A pesar de tener más capacidad de permanecer largas horas sin comer desde que bebemos agua, las reservas de glucosa y la capacidad de producir glucosa de un niño son muy inferiores a las de un adulto. Probablemente va a entrar en hipoglucemia ", subrayaba, tres días después del accidente, el coordinador de una VMER. Además, las heridas provocadas por la caída causaría dolor e infeten. "Al cabo de dos días, las heridas van a infiltrarse garantizado. Todo esto lleva a disfunciones que van a culminar con la muerte ", afirmaba el médico.

El cuerpo de Julen acabaría por ser encontrado y rescatado en la madrugada de este sábado, casi dos semanas después del accidente.

Nacho Vega

Nacho Vega. Nací en Cuba pero resido en España desde muy pequeñito. Tras cursar estudios de Historia en la Universidad Complutense de Madrid, muy pronto me interesé por el periodismo y la información digital, campos a los que me he dedicado íntegramente durante los últimos 7 años. Encargado de información política y de sociedad. Colaborador habitual en cobertura de noticias internacionales y de sucesos de actualidad. Soy un apasionado incansable de la naturaleza y la cultura. Perfil en Facebook: https://www.facebook.com/nacho.vega.nacho Email de contacto: nacho.vega@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *