Remedios Covid-19: que funciona y que es mejor dejarlo ir





M√°s de un a√Īo despu√©s de la aparici√≥n de coronavirus, pocos remedios han mostrado alg√ļn efecto para combatirlo. Mientras tanto, las promesas han fracasado, otras contin√ļan en prueba, y algunos medicamentos incluso parecen √ļtiles en los casos m√°s graves de Covid-19, cuando el problema no es tanto el virus, sino el da√Īo inflamatorio que provoca.





¬ęLa principal evoluci√≥n en este per√≠odo fue precisamente entender que quiz√°s el tratamiento no deber√≠a centrarse en el ataque directo al coronavirus, sino en el ajuste de la respuesta inmune de la persona, ya que es el desequilibrio en este punto el que suele conducir a los casos m√°s graves¬Ľ, apunta el neum√≥logo. Rodolfo Augusto Bacelar de Athayde, del Complejo Hospitalario Dr. Clementino Fraga, de Jo√£o Pessoa / PB.

Recientemente, se han dado a conocer buenas noticias siguiendo esta l√≠nea de razonamiento. Sin embargo, antes de profundizar en ellos, conviene hacer una advertencia. A√ļn no existe un remedio que contenga casos leves o que prevenga la infecci√≥n, contrariamente a lo que afirma el Ministerio de Salud. ‚ÄúNing√ļn medicamento ha demostrado ser beneficioso en este sentido‚ÄĚ, lamenta Athayde.

El llamado kit Covid-19, un c√≥ctel que incluye varios de los compuestos que se mencionar√°n en este asunto, a√ļn presenta riesgos. ¬ęEsta polifarmacia no previene el agravamiento de la condici√≥n y puede causar efectos secundarios¬Ľ, advierte la intensivista Viviane Cordeiro Veiga, coordinadora de la UCI de BP – Hospital Benefic√™ncia Portuguesa de S√£o Paulo.

La cloroquina no funciona y puede hacer da√Īo

La cloroquina, originalmente utilizada para tratar la malaria y las enfermedades autoinmunes, fue una de las primeras promesas para poner fin a la pandemia. Incluso durante el largo tiempo de convivencia, la evidencia que testifica en su contra es la más sólida.

Existen estudios controlados aleatorizados (considerados los más fiables) que demuestran que no previene la infección, no cura los casos leves o asintomáticos y no ayuda a los individuos hospitalizados.

Aparte de eso, la droga puede ser peligrosa si se toma indiscriminadamente, especialmente para el coraz√≥n. La FDA, la agencia que regula los medicamentos en Estados Unidos, revoc√≥ la autorizaci√≥n de emergencia que hab√≠a emitido para la cloroquina y la contraindicaci√≥n desde el a√Īo pasado, advirtiendo sobre arritmias ¬ęgraves¬Ľ, trastornos sangu√≠neos, da√Īo renal y otros problemas.





La Organizaci√≥n Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Brasile√Īa de Enfermedades Infecciosas tampoco recomiendan medicamentos antipal√ļdicos en este contexto. ¬ęAdem√°s del riesgo card√≠aco, notamos que los pacientes hospitalizados que tomaban cloroquina cambiaban las enzimas hep√°ticas¬Ľ, dice Viviane, quien participa en la Coalici√≥n Covid-19 Brasil, una iniciativa que prob√≥ el f√°rmaco.

Antiparasitario: ivermectina y nitazoxanida

No hay pruebas suficientes a favor de ninguno de los dos. Se ha demostrado que la ivermectina previene la replicaci√≥n del coronavirus en c√©lulas aisladas. ¬ęPero solo en una dosis mucho mayor de la que se considera segura para los humanos¬Ľ, dice Athayde.

Se está realizando una investigación clínica sobre el mismo, que debería traer respuestas definitivas sobre el tema, pero hasta el momento no hay nada que sustente su prescripción.

Otro antiparasitario considerado de ayuda en la pandemia fue la nitazoxanida, famosa por el nombre comercial de Annita. En un estudio realizado por la Universidad Federal de Río de Janeiro con el apoyo del Ministerio de Ciencia, Innovación y Tecnología (MCIT), el fármaco pareció reducir la carga viral. Pero en la práctica, no ayudó a recuperar a los infectados. Además, el estudio fue criticado por su metodología.

¬ęEstos medicamentos no funcionan contra Covid-19 y tienen efectos adversos, como n√°useas, v√≥mitos y diarrea¬Ľ, resume Viviane.

La dexametasona es eficaz en casos graves.

Seg√ļn uno de los brazos de Coaliz√£o Covid-19 Brasil, la dexametasona, un antiinflamatorio que pertenece a la clase de los corticosteroides, ayuda a combatir los casos graves de la enfermedad. Otras investigaciones serias han llegado a la misma conclusi√≥n.

‚ÄúEs el √ļnico f√°rmaco que realmente ha cambiado la imagen del paciente hasta ahora. Sobre todos los dem√°s, o no hay pruebas o los resultados son controvertidos ‚ÄĚ, se√Īala Viviane, quien participa en el emprendimiento.

Pero cuidado: el beneficio es para quienes tienen síntomas graves y necesitan oxígeno. Si se administra temprano, la dexametasona puede incluso alterar la respuesta inmunitaria del individuo y prolongar la duración de la enfermedad.

Anticuerpos monoclonicos

A estos se les llama terapia dirigida. Son moléculas programadas para actuar en uno u otro proceso muy específico del organismo. Recientemente, dos fueron novedades: tocilizumab y sarilumab, que bloquean la acción de la interleucina 6, una molécula proinflamatoria producida en exceso en los casos más graves de Covid-19.

El Imperial College de Londres observ√≥ una posible reducci√≥n de la mortalidad con ellos, que fueron creados originalmente para tratar la artritis reumatoide. Sin embargo, los hallazgos deben ser revisados ‚Äč‚Äčpor investigadores independientes. A√ļn as√≠, seg√ļn otros estudios, el sistema de atenci√≥n m√©dica del Reino Unido ha autorizado medicamentos para personas en la UCI que necesitan un alto flujo de ox√≠geno.

Ya se han probado docenas de anticuerpos monoclonales para Covid-19 con resultados que a veces son alentadores, a veces menos. ¬ęEs un punto que todav√≠a necesita ser discutido e investigado mucho¬Ľ, dice Viviane. ¬ęPero puede ser un camino prometedor para el futuro¬Ľ, agrega Athayde.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Plasma convaleciente

La estrategia es simple: ofrecer al paciente anticuerpos que neutralicen el coronavirus prefabricado, extraído de la sangre de un afectado. La terapia tiene limitaciones, como la baja capacidad de producción, ya que es necesario utilizar sangre de individuos afectados. Por eso no se ve como una gran solución para el escenario actual.

Recientemente, un estudio argentino dio fuerza a la estrategia, pero en un contexto muy específico, en los ancianos que recibieron plasma en las primeras 72 horas de hospitalización. Entre ellos, el riesgo de insuficiencia respiratoria se ha reducido a la mitad.

‚ÄúPero, lamentablemente, los trabajos m√°s robustos no se√Īalan los beneficios de la t√°ctica‚ÄĚ, concluye Viviane, citando dos estudios con conclusiones negativas. Uno fue publicado en La revista m√©dica brit√°nica y el otro, en El diario Nueva Inglaterra de medicina – Ambas se encuentran entre las revistas cient√≠ficas m√°s respetadas del mundo.

Sueros animales

Siguiendo una l√≥gica similar a la del plasma, pero extrayendo anticuerpos de los animales, a√ļn queda el suero extra√≠do de los caballos. Hay al menos dos versiones producidas en Brasil, en el Instituto Vital Brasil y Butantan. Ninguno ha sido probado en humanos. Argentina tambi√©n tiene su f√≥rmula, incluso ya aprobada en forma de emergencia.

En el estudio de preaprobaci√≥n realizado en el pa√≠s vecino, 242 personas fueron divididas en dos grupos: uno recibi√≥ el suero, mientras que el otro recibi√≥ el tratamiento est√°ndar. La mortalidad fue un 45% menor en la primera clase, seg√ļn los autores. La obra fue realizada por la Universidad San Mart√≠n y, aunque no fue divulgada al p√ļblico, motiv√≥ la liberaci√≥n condicional de uso entre los porte√Īos.

Una curiosidad: se plantea la posibilidad de utilizar anticuerpos obtenidos de una especie de camello. Esta t√°ctica a√ļn se encuentra en las primeras etapas de investigaci√≥n.

Atención al uso de antibióticos para Covid-19.

Simplemente hable con alguien que contrajo Covid para ver c√≥mo los antibi√≥ticos recetados como la azitromicina y la doxicilina se volvieron habituales para combatir el virus. ‚ÄúEste uso es extremadamente incorrecto. La azitromicina solo debe usarse si existe la sospecha de una infecci√≥n bacteriana coexistente ‚ÄĚ, dice Athayde.

La principal preocupaci√≥n de los m√©dicos es que la exageraci√≥n da√Īar√° la acci√≥n ya establecida de los medicamentos en el futuro. ‚ÄúPueden dejar de actuar contra la neumon√≠a y otras enfermedades por la resistencia bacteriana‚ÄĚ, advierte el neum√≥logo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hace lo mismo.

Para el futuro: células madre mesenquimales

Otra forma que se est√° explorando para tratar los casos graves de la enfermedad es el uso de c√©lulas madre extra√≠das del cord√≥n umbilical. Se transforman en nuevas c√©lulas y tejidos, y podr√≠an mejorar la respuesta inmunitaria y la reparaci√≥n de los tejidos da√Īados por Covid-19.

En una peque√Īa encuesta de 24 personas en la etapa m√°s cr√≠tica de la enfermedad, la terapia aument√≥ la supervivencia y disminuy√≥ el tiempo de recuperaci√≥n. Los hallazgos fueron publicados en la revista Revistas de c√©lulas madre, pero deber√° confirmarse con estudios m√°s amplios y rigurosos.

Qué se necesita para probar la acción de una droga

Uno solo puede estar seguro de que un medicamento es bueno contra alguna enfermedad después de pasar por el llamado ensayo doble ciego, aleatorizado y controlado. Se trata de una investigación que compara la acción de esa sustancia con otra (un placebo o un tratamiento convencional). Nadie sabe quién está tomando qué, y cuantas más personas se incluyan, más confiable será el resultado.

La metodolog√≠a r√≠gida es la √ļnica forma de reducir el peligro de sesgo de confirmaci√≥n, que es cuando la conclusi√≥n llega antes de la investigaci√≥n.

‚ÄúSupongamos que un investigador quiere demostrar a cualquier precio que un determinado medicamento funciona. √Čl realiza el experimento y, cuando el resultado de un voluntario es contrario a su conclusi√≥n, lo descarta ‚ÄĚ, contin√ļa Marcelo Takeshi Yamashita, director del Instituto Quest√£o de Ci√™ncia y del Instituto de F√≠sica Te√≥rica de la Universidade Estadual Paulista (Unesp ).

Este es el caso, por ejemplo, de un artículo publicado en el Journal of American Medicine que se ha utilizado como prueba de que el tratamiento temprano funciona. Escrito a partir de una revisión de la literatura y publicado en enero, los autores dejaron de lado la evidencia existente (los estudios controlados realizados en humanos) de que varios de los medicamentos citados allí no funcionan.

‚ÄúEl art√≠culo no puede ser considerado evidencia cient√≠fica, sino art√≠culo de opini√≥n, ya que no es una revisi√≥n realizada con metodolog√≠a de calidad, adem√°s de desconocer varios otros estudios ya discutidos por la comunidad cient√≠fica‚ÄĚ, se√Īala Athayde.

La revista en sí es cuestionable. A pesar de ser revisado por pares, su factor de impacto, una medida de la calidad de la publicación, es 4.760. Para que te hagas una idea, los considerados más fiables tienen un factor de impacto superior a 40.000.

Hallazgos del ensayo in vitro, que utilizan células aisladas, no se puede extrapolar a humanos. Nuestro cuerpo, después de todo, tiene un funcionamiento mucho más complejo que el de una sola célula, y en estas pruebas la seguridad no es una preocupación. El caso de la ivermectina lo ilustra bien: si se usara en personas a la dosis que funcionara en las células, sería tóxica.

Contin√ļa despu√©s de la publicidad

Ana Gomez

Ana G√≥mez. Naci√≥ en Asturias pero vive en Madrid desde hace ya varios a√Īos. Me gusta de todo lo relacionado con los negocios, la empresa y los especialmente los deportes, estando especializada en deporte femenino y polideportivo. Tambi√©n me considero una Geek, amante de la tecnolog√≠a los gadgets. Ana es la reportera encargada de cubrir competiciones deportivas de distinta naturaleza puesto que se trata de una editora con gran experiencia tanto en medios deportivos como en diarios generalistas online. Mi Perfil en Facebook:¬†https://www.facebook.com/ana.gomez.029   Email de contacto: ana.gomez@noticiasrtv.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *